Huey Teocalli: el Templo Mayor de los mexicas

Maqueta del Templo Mayor
Casi lo primero que visitamos cuando estuvimos en México fue el Templo Mayor, el primer día de nuestra estancia de Ciudad de México vimos los restos de lo que fue para los aztecas el centro del Universo, el Teocalli de Tenochtitlán. Igual que en España las catedrales se levantaron sobre mezquitas aquí lo hicieron sobre los templos mexicas. Estos restos conforman un espacio imprescindible, junto con su Museo (la entrada es única para Templo y Museo), para entender lo que fue una civilización tan compleja como la que existía aquí a la llegada de Hernán Cortés. Sin embargo estos restos estaban sepultados hasta que en 1978 fueron demolidos los edificios superiores para poder sacar las construcciones originales.
Al fondo de las ruinas del Templo Mayor la Catedral y la plaza del Zócalo
Como Templo Mayor se conoce lo que para los mexicas era el Huey Teocalli, el gran templo en la capital azteca de Tenochtitlan, fundada en el año 1325, y que fue conquistada y en parte destruida por los españoles en el año 1521. Sobre esas ruinas se levantó la nueva ciudad capital del Virreinato de la Nueva España, y durante siglos el santuario de los aztecas quedó enterrado. En 1790 fue hallado el edifico Coatlicue, junto al descubrimiento del calendario azteca; a fines del siglo XIX y principios del XX comenzaron las excavaciones para hacer visible Huey Teocalli. No hace tanto, en 1978, durante unas obras por un grupo de trabajadores de la "Compañía de Luz y Fuerza del Centro", se sacó a la luz un gran relieve en piedra con la representación de la diosa Coyolxauhqui, relanzando la idea de excavar los restos del Templo Mayor. Con el precio de derribar edificios coloniales que tuvieron que ser demolidos.
Los aztecas o mexicas, de ahí el nombre de México, hablaban en su mitología de Aztlan, donde comenzó la civilización en el año Uno, el 1116 según nuestra civilización. Después de una importante migración llegaron a este lugar procedente del altiplano. Establecieron su capital finalmente en Tenochtitlan sobre una isla en el lago Texcoco en nuestro año 1325. Hay que pensar que todo esto era un inmenso lago del que hoy solo quedan sus efectos, de hecho la mayor parte de los edificios del Zócalo se están hundiendo e inclinando como la Torre de Pisa.
Para los estudiosos de los mexicas, aquí ellos vieron una señal que les había profetizado su dios Huitzilopochtli: Un águila posado sobre un cactus devorando una serpiente. Huitzilopochtli (en náhuatl Huītzilōpōchtli) fue la principal deidad de los mexicas, asociado con el sol. También fue conocido como Ilhuicatl Xoxouhqui o Tlacauepan Cuexcotzin.
Aquí en el Templo Mayor se llevaban a cabo los actos más importantes de la vida política, religiosa y económica de los mexicas. En el Templo tenían lugar tanto las fiestas como los funerales los hombres de Estado de México.
Lago Texcoco - Fuente ©Wikipedia
El Templo Mayor un cuadrado de 400x400 metros estaba en el centro de la isla de Tenochtitlán dentro del Lago y hacia él iban las tres calzadas: Ixtapalapa (al Sur); Tacuba (al Oeste) y Tepeyac (al Norte).
Había casi ochenta construcciones, entre torres y edificios singulares, que entre todos formaban el gran templo de México. Entre todos, como hemos dicho, destacaba el templo tlacatecco dedicados al Dios Huitzilochtli.
Hubo siete fases de construcción, cada una envolvía a la otra, finalizando con 30 metros de altura de una pirámide doble de cuatro plataformas, en cuyo lado frontal dos enormes escaleras conducían hasta una gigantesca plataforma.
  • Museo del Templo Mayor
El Museo asociado al Templo Mayor, se encuentra localizado junto a la zona arqueológica del Templo Mayor de los mexicas. Fue inaugurado en 1987 y es obra de Pedro Ramírez Vázquez y Jorge Ramírez Campuzano.
Relieve circular de Coyolxauhqui descuartizada, encontrado en el Templo Mayor.
Es el complemento de la visita al Huey Teocalli, y sirve para tener una idea histórica de los mexicas, y en él se encuentra parte de los hallazgos del centro ceremonial. Además alberga el enorme monolito de la diosa de la luna Coyolxauhqui, puede verse en mi foto de arriba.
Muro de clavos cráneo que es una presentación museográfica, que evoca el Tzompantli, 
Este recinto se distribuye en ocho salas, cuatro en su costado sur y otras en el norte. El proyecto museográfico, según su página web, se basa en la distribución misma del Templo Mayor, en el cual se rendía culto a dos divinidades: a Huitzilopochtli, dios solar de la guerra y patrón de los mexicas, cuya capilla se encontraba en el lado sur del edificio, y a Tláloc, dios de la lluvia vinculado de manera directa con la agricultura, cuyo templo ocupaba el lado norte. De esa manera, las cuatro primeras salas están dedicadas a Huitzilopochtli y en un sentido amplio a la guerra, incluyendo los productos obtenidos por los mexicas a través de sus conquistas territoriales, mientras las cuatro últimas tratan sobre Tláloc, la agricultura y la explotación que los mexicas hicieron de los recursos naturales en general.
La colección se ha visto incrementada, gracias al Programa de Arqueología Urbana en el perímetro del antiguo recinto sagrado de Tenochtitlan desde 1991.

 El museo tiene un horario de 9 a 17 horas, cierra los lunes. La entrada al museo, junto con el templo, es de 65 pesos mexicanos. Hay gratuidad para menores de 13 años, estudiantes, maestros mexicanos (los docentes extranjeros pagamos), personas de la tercera edad, pensionados y jubilados.
Los domingos es entrada libre para nacionales y extranjeros que demuestren residencia en el país. Hay visitas guiadas gratuitas a escolares y talleres los sábados y domingos sobre temas arqueológicos. Hay disponibilidad de audioguías a 80 pesos (no puedo opinar porque no la cogimos).
El museo se encuentra dividido en 8 salas temáticas:
  • De Coatlicue al Templo Mayor
Hallazgos y las investigaciones en el Templo Mayor desde 1790 cuando fue encontrada la Piedra del Sol y la Coatlicue.
  • Ritual y sacrificio
Objetos relacionados con los ritos funerarios, las ceremonias religiosas y el sacrificio humano.
  • Tributo y comercio
Comercio con otros pueblos y los tributos que les debían los pueblos sometidos.
  • Huitzilopochtli
Objetos asociados al culto del dios de la guerra o “colibrí del sur”
  • Tláloc
Objetos relacionados y representaciones del dios de la lluvia y fecundador de la tierra.
  • Flora y fauna
Restos de animales y plantas relacionados a su medio ambiente y a su medio religioso.
  • Agricultura
Objetos relacionados con la importancía de la agricultura y los aztecas
  • Arqueología histórica
Objetos encontrados durante la investigación pero que abarcan desde la llegada de los españoles hasta el siglo XX.

Espero os haya gustado, especialmente a los amantes de la arqueología y de las culturas prehispánicas americanas. Hasta la próximas, seguiremos también en este mes, con nuestras entradas dedicadas a México.
Fuente: Instituto Nacional de Arqueología e Historia de México; Wikipedia.

3 comentarios:

Kris dijo...

No he estado en la capital de México, y aunque había oído hablar de su Catedral y la plaza del Zócalo, de este templo no sabía nada. Así que gracias por descubrirme un lugar tan destacado de la arqueología mexicana.

Veronica B dijo...

Me ha encantado el post. No conocía este templo, nunca he estado en Mexico, pero nadie tampoco me había hablado ni he leído sobre este lugar con tanta historia. Muy interesante.
Gracias

IDA Y VUELTA dijo...

Una maravilla dedicada a la cultura azteca. ¡Qué inmensidad de museo y qué riqueza de fondos! La civilización azteca fue realmente increíble en muchos y diversos aspectos y aunque hubiera que destruir edificios coloniales para recuperar el Templo Mayor, creo que merecía la pena.

Gracias por mostrarnos pinceladas de esta maravilla.

Buzón de sugerencias