Tlatelolco,... tres culturas, tres tragedias

Tlatelolco o las tres culturas
México-Tlatelolco fue una ciudad fundada por los tlatelolcas, la tribu de los Mexicas, los mismos que fundaron México-Tenochtitlan. Tlatelolco estaba situada en un islote al norte de la capital, dentro del lago de Texcoco. Allí se encontraba el tianguis o mercado tradicional más importante de la región, donde llegaba todo tipo de mercancías tanto de las poblaciones cercanas como de lugares de toda Mesoamérica. 

De esa antigua ciudad solo quedan los restos de algunos edificios que constituyen lo que actualmente se conoce como zona arqueológica de Tlatelolco. Cuando llegaron los españoles acabaron con ella, la saquearon y destruyeron con la ayuda de otras tribus enemigas de los mexicas. Las mismas piedras de sus templos sirvieron para construir el templo cristiano, llamado en honor del patrono de España Santiago. Junto con las edificaciones de la nueva república mexicana que se levantaron en el entorno de Tlatelolco se habla de "las tres culturas" y por ello la zona también se conoce en el DF como La Plaza de las Tres Culturas: arriba se pueden ver los detalles en Google Map.
Zona arqueológica de Tlatelolco
Hernán Cortés, personaje, obviamente, no muy bien visto por los mexicanos, visitó este tianguis antes incluso de las guerras de conquista. Y finalmente, en Tlatelolco tuvo lugar la última y decisiva batalla contra los mexicas el 13 de agosto de 1521, cuando el derrotado Cuauhtémoc fue obligado a capitular ante Cortés.
"...ese día fue tan sangriento que era imposible caminar por el lugar debido a la cantidad de cadáveres apilados». Se estima que más de 40.000 indígenas fueron asesinados ese día." (Bernal Díaz del Castillo)
Tlatelolco fue fundado en 1338, trece años más tarde que México-Tenochtitlán.
Esquema de los restos arqueologicos
Hay constancia de la presencia de más de 27 edificios completos, presididos por las distintas etapas constructivas del Templo Mayor. El muralista Diego Rivera dedicó una de sus obras a describir cómo era la obra en este mercado de Tlatelolco.
Mural de Diego Rivera: "Mercado de Tlatelolco"
Leo en Wikipedia que el nombre Tlatelolco proviene del náhuatl tlatelli, terraza o de xaltilolli, punto arenoso: tlāl-te-tl o tlāl-tel-li, palabra que designa los montículos de tierra, haciendo alusión a los islotes en que se fundó la población. 
De acuerdo con fuentes etnohistóricas, los xochimilcas, chalcas, tepanecas, culhuas, tlahuicas, tlaxcaltecas y los mexicas fueron los grupos que emigraron de Aztlán, el lugar de la blancura. Estos buscaban la tierra que les había prometido su dios Huitzilopochtli.
Aquí en esta foto se puede ver la iglesia española del mismo tono que los restos arqueológicos ya que fue construida con las piedras de los restos de los templos mexicas.
El mercado de Tlatelolco se convirtió en una gran "ciudad-mercado", la mayor de la cultura mexica. Llegaron a existir veinte calpullis o barrios que correspondía a un grupo familiar o clan, (Acozac, Tepiton, Nonohualco, Xolalpan, Atezcapan, Tecualtitlan). En este mercado las transacciones comerciales se hacían mediante el trueque, producto por producto. Aunque en las grandes transacciones se empleaba como moneda el cacao o el oro en polvo; también el cobre y algunas telas podían servír.
Tlatelolco, sin embargo siempre ha estado asociado a sucesos trágicos. Las excavaciones arqueológicas, por ejemplo, no han sido capaces de explicar por qué existían tantos restos infantiles, quizá una hambruna, una grave enfermedad, o fueron sacrificados al dios Tlaloque. La tragedia de Tlatelolco se une a la teoría de que los niños fueron elegidos como víctimas de los sacrificios, porque su juventud les proporcionaba la pureza para comunicarse apropiadamente con los dioses y obtener su favor. Luego llegaron las tropas de Hernán Cortés que hicieron su correspondiente matanza y saqueo de Tlatelolco. Pero aquí no acaba todo, en 1968 se produjo aquí una terrible represión de un movimiento de protesta que según las fuentes varían, pero estimaciones de medios internacionales calculan el número de muertos en un rango que va de los 200 hasta los 1500. Hubo testigos que afirmaron que hubo grúas recogiendo centenares de cadáveres que había a su paso para luego ser arrojados e incinerados.
- La conclusión podría ser Tres Culturas, Tres Tragedias. -

Monumento que recuerda
los sucesos de Tlatelolco en 1968
Durante la tarde del miércoles 2 de octubre de 1968 miles de personas se concentraron en la Plaza de las Tres Culturas de la capital mexicana con el fin de escuchar a los líderes del movimiento estudiantil, nucleados en el Consejo Nacional de Huelga (CNH), que desde hacía más de dos meses se enfrentaba en las calles, y desde las universidades, al gobierno autoritario del presidente priista Díaz Ordaz. 14 días antes el ejército nacional había violado la autonomía universitaria ocupando las instalaciones de la UNAM, persiguiendo y deteniendo a los estudiantes organizados. Cuando el último orador del día se dispuso a hablarle a las masas desde el tercer piso del edificio Chihuahua, un helicóptero que sobrevolaba la zona lanzó bengalas de colores verdes y rojas sobre la plaza. Era la señal de las FFAA para atacar a los manifestantes disparando a mansalva con ametralladoras desde jeeps y tanques ligeros junto con francotiradores apostados en los edificios cercanos. Así comenzó la Masacre de Tlatelolco, matanza organizada por el ejército mexicano, la Dirección Federal de Seguridad y un grupo parapolicial conocido como el Batallón Olimpia o “Brigada Blanca” que vestidos de civil se infiltraron en la multitud identificándose entre sí con un guante blanco en la mano izquierda. Los cuerpos de las víctimas no pudieron ser fotografiados porque el ejército cerró el área a los medios de comunicación. No es casual que semejante operativo represivo se diera a 10 días de comenzar los JJOO en dicha ciudad, el Comité Olímpico había amenazado con la suspensión de los juegos en caso de que el proceso juvenil continuara.
Me despido de ustedes, hasta la próxima entrada.
¡Saludos viajeros!

3 comentarios:

Viajar y Otras Pasiones dijo...

Sabes? Soy una apasionada de México o la Ciudad de México es uno de los lugares de mis sueños, pero Tlatelolco no lo tenía localizado, ya me vale!!
Muchas gracias, ya está apuntado!

Lilián Viajera dijo...

Paco me encantan estas entradas en donde se cuenta sobre el lugar fisico y también se trae a colacion su historia. Bueno es lo que trato de hacer también en mi blog. Por eso agradezco tu entrada. Es genial. Muy interesante.
Saludos Viajeros para vos.

jordi (milviatges) dijo...

Un lugar apasionante, aunque cuando lo visité estaba un pelín desorganizado. Tampoco recordaba toda esta historia que nos cuentas y es que hace ya casi 15 años que lo visité.
Quizá me gustó más, a nivel monumental, Tenotihuacán, pero desde luego también este lugar tiene una importancia tremenda, desde luego.

Buzón de sugerencias