Deba: playas, geo-parque ...y el mejor románico

Playas de Deba
Deba en castellano, Deva en euskera, es un municipio costero que nos encontramos sin tenerlo previsto. Esta pequeña población de unos cinco mil habitantes está ubicada en la desembocadura de un río, que le da su nombre, el Deva, y pertenece a la comarca que hoy se denomina del Bajo Deva. 
Veníamos de San Sebastián por la costa, paramos en Guetaria y nuestro destino final era Gernica. Y Deba nos sorprendió con sus numerosos atractivos. Es parte del recorrido del Camino de Santiago (hay un albergue para uso exclusivo de peregrinos), tiene unas playas extraordinarias que se pusieron de moda cuando los reyes utilizaron Guipúzcoa como referente del turismo de verano de alto nivel. En Deba hay una iglesia románica impresionante, de quedarte con la boca abierta, es la iglesia de Santa María (Monumento Nacional), considerada como una de las mejores obras de la arquitectura religiosa vasca. Y está el Geo-Parque una ruta por la costa, que incluye no solo Deba sino otras poblaciones como Motrico o Zumaya.
Deba está poblada desde el Paleolítico superior, como lugar de recolección de moluscos. Se han encontrado aquí arpones de hueso en las cuevas cercanas, especialmente en Ekain (aunque nosotros no las visitamos). Siempre ha estado Deba relacionada con su río, y es citada por los romanos. Aunque sus orígenes se remontan al año 1343 como Monreal de Deba, una población relacionada con Monte Real. 
Los debarras se dedicaron finalmente a a la pesca de la ballena en Terranova, hasta la desaparición de estas pesquerías, ello produjo un primer enriquecimiento del pueblo. En el siglo XV, Deba se convierte en el puerto de exportación de lanas de Castilla y Aragón a diferentes países europeos. Los impuestos procedentes del tráfico de lana de Castilla, exportada a Flandes, Inglaterra y otros países europeos a través de este puerto, contribuyeron al enriquecimiento de la villa. Su poco calado y la necesidad de barcos más grandes originó un declive de la villa, que vuelve a mediados del XIX con el veraneo de los ricos que se desplazan hasta aquí, siendo sus playas tan famosas como la Concha de San Sebastián.
  • El románico de Santa María

Pero quizás lo más impresionante, por desconocido quizás, fue visitar en Deba la Iglesia de Santa María, la joya del románico vasco. Como veis en las dos fotos de abajo es un edificio muy austero, se parece más a un torreón, y si nadie te dice nada puedes pasar pod delante sin percatarte del interior. Se construyó en la época digamos gloriosa del pueblo, cuando el puerto de Deba era tan importantes como los de Santander y Bilbao.
Pero basta adentrarse un poco en el edificio por cualquiera de sus dos arcos para contemplar la imponente puerta de entrada ¡impresionante! 
 
La portada fue construida en el siglo XV y aún le queda algo de sus colores probablemente realizada por Juan de Acha, representa un friso con figuras de los doce apóstoles además hay hasta treinta y ocho figuras de ángeles, vírgenes y mártires. La puerta está dividida por un parteluz que tiene adosado la imagen del Cristo Victorioso. El interior está constituido por tres naves renacentista. conformando las bóvedas de crucería estrellada.

El retablo mayor fue ejecutado entre los años 1663 y 1671 por Pedro de Aloitiz, siendo Miguel de Brevilla el encargado de los dorados y pintura del mismo. Es una obra renacentista, aunque los elementos decorativos son totalmente barrocos. Hay también unos maravillosos retablos laterales de Pedro de Aloitiz y Matheo de Azpiazu. Se completa con las capillas construidas por los nobles de la época, familias adineradas de mercaderes que se codeaban con la nobleza de Castilla.
 
Arriba tenéis en la última foto, el claustro del año 1500, el más antiguo de Guipúzcoa y simbolizar en él la idealización del Paraíso Celestial, con cuatro corredores ojivales. En fin, creo que con las fotos ya se pueden hacer una idea de la grandeza de esta iglesia y apuntarla en su agenda si van al País Vasco.
  • Geo-parque

Los flyschs se muestran en toda su claridad y se ve cómo los "emparedados" de diferentes rocas.
El "Geoparque de la Costa Vasca" es un pequeño territorio encajado entre el mar Cantábrico y las montañas vascas, conformado por los municipios de Mutriku, Deba y Zumaia, que se integra en la Red Europea y Mundial de Geoparques, auspiciadas por la UNESCO. Quizás a los geólogos o "aficionados" les puede interesar más, de hecho a lo largo de la carretera que la recorre hay unos miradores donde observar un paisaje escrito en sucesivos estratos rocosos, a causa de la acción continua del mar.
Por la carretera hay indicadores del Geoparque
El nombre técnico es flysch, una secuencia de capas que conforman una serie prácticamente continua de cerca de 60 millones de años donde los expertos señalan los grandes eventos y los cataclismos de la historia de la Tierra. Contiguo al flysch costero, esta en la parte interior, el karst, otro paisaje también muy característico, originado por el desgaste de la piedra caliza. Ya digo que para los entendidos debe ser una gozada.
Mapa de los miradores del Geoparque
Bueno, espero les haya convencido esta entrada para una visita a esta costa vasca, para contemplar su paisaje y las maravilla de esta Iglesia románica tan impresionante. ¡Hasta la próxima!

3 comentarios:

Kris dijo...

¿Una playa a la que ya iban los reyes? Pues si así era, con la de playas fantásticas que hay en España es que esta debe merecer la pena :)

Sergio Otegui dijo...

Mira que he viajado por esa zona y desconocía la existencia de Deba. ASí que... mil gracias por descubrirmelo :) El pórtico de la iglesia parece maravilloso... Prometo visitarlo a la próxima. Un abrazo!

alvientooo dijo...

Un post super completo y muy chulas las fotos. el Geoparque y como no toda esta arquitectura tan interesante. Me apunto la ruta para cuando decida estar unos dias de descanso por el norte.

Buzón de sugerencias