La Catedral de... Ferrara

Cattedrale di San Giorgio Martire
Pegada a la Catedral la arcada de comerciantes, la llamada loggia dei mercanti
Ferrara es una ciudad que a veces pasa desapercibida para algunos viajeros de la Emilia-Romaña. Quizás eclipsada por Bolonia o Módena, pero Ferrara tiene una catedral imponente, construida a partir del siglo XII. Ya había anteriormente una catedral antigua que aún existe, la iglesia de San Giorgio, (San Jorge se ve claramente en la entrada montado a caballo) que se sitúa en la orilla derecha del Po, fuera de las murallas, en el lugar donde estuvo el primer núcleo de Ferrara.  La zona porticada llamada Loggia dei Merci (Logia de los Mercantes -arriba en la foto-), que corresponde al siglo XV, todavía mantiene su función original hay tiendas generalmente de confección y un poco desaliñadas. En la parte central de este lateral se abría la Puerta de los Meses, pero fue destruida en el siglo XVIII. En esta entrada del blog recordaremos este templo comenzado en el año 1135 por concesión del antipapa Anacleto II.
La catedral fue consagrada y dedicada a San Jorge. Su estilo inicial es románico y como se observa en la foto, domina la fachada. Como tres siglos más tardes tuvo que esperar campanario renacentista, según el proyecto de Leon Battista Alberti; sin embargo nunca fue terminado y todavía en la actualidad le falta su cúspide. Destaca la catedral por sus enormes dimensiones con una longitud que cubre toda la plaza, una altura de cuarenta metros y un espacio de más de cien metros cuadrados, muy grande en comparación con otras catedrales vecinas.
La Catedral de Ferrara, como tantas, fue poco a poco a través de los siglos, cambiando y adoptando otros estilos. Ya en el siglo XVIII se consolidó a partir de las obras encargadas por el obispo cardenal Dal Verme que encargó el final de las obras al arquitecto Francesco Mazzarelli continuado por Tommaso Mattei. Ya en el siglo XX en plena Segunda Guerra Mundial, la catedral sufrió el bombardeo sobre la ciudad de Ferrara, destruyendo los edificios posteriores al ábside y parte del lado meridional cerca del campanario.
La fachada, de mármol blanco, tiene tres cúspides, decorada con muchos arcos, y bajorrelieves que hacen las gozadas de los visitantes del centro de la ciudad de Ferrara, frente al Palazzo Comunale, al lado de la antigua Piazza delle Erbe ahora Piazza Trento, delante del Ayuntamiento de la ciudad. La parte de abajo es románica pero ya la superior es gótica.
En las esculturas de la parte superior de la fachada hay una elegante galería gótica superior que contiene una estatua de la Virgen y el Niño, es de la primera mitad del siglo XV y se atribuye a Michele da Firenze.
Abajo una descripción más técnica de la fachada...
En la parte central de la fachada destaca un pórtico avanzado sostenido por leones y atlantes, y coronado por una logia con dosel con la estatua de la Virgen con el niño y, en alto, un Juicio Universal de influencia gótico-francesa. En el Juicio Universal los condenados van hacia el Infierno y los beatos hacia el Paraíso. A la derecha, una figura monstruosa engulle las almas de los condenados, mientras que a la izquierda Abraham acoge en su seno las almas de los justos. Encima, en el tímpano, está Cristo en la mandorla junto a dos ángeles que sostienen los símbolos de la Pasión, y María y José que, arrodillados, piden perdón por la humanidad. En los lados del tímpano están los ancianos, testigos de todo lo que sucede. El friso sobre los arquitos representa al Arcángel Gabriel con la balanza en la mano para el pesado de las almas (psicostasia).
Por debajo, encima del portal central, hay dos obras del escultor Nicholaus, alumno quizá de Wiligelmo de Módena: la Estatua de san Jorge, protector de Ferrara, y las Escenas del Nuevo Testamento.

En las jambas hay figuras de profetas (Daniel, Jeremías, Isaías, Ezequiel). El propio Nicholaus proyectó quizá toda la fachada, los ábsides, los costados y la estructura interior de la iglesia. En la parte derecha hay una estatua de Alberto d'Este vestido de peregrino, mientras que en el lado izquierdo hay un busto de bronce del Papa Clemente VIII colocado sobre una placa que recuerda la toma de Ferrara por parte de dicho pontífice. Algunos elementos de la fachada, como las logias, son similares a los de las catedrales de Parma y Módena. (Wikipedia)
  
En el interior, las decoraciones y la estructura responden a la diferencia de siglos en sus etapas de construcción, hay pintura de los siglos XVI-XVII.
       
Hay un Museo Catedralicio, situado en la Iglesia de San Romano, en la misma Piazza Trento e Trieste, donde se exponen numerosas obras que guardan relación con la construcción, historia y personajes relacionados con la catedral.
+Info: Wikipedia; Web Ferrara;

No hay comentarios:

Buzón de sugerencias