Capella degli Scrovegni, la joya del Giotto en Padua



Localización de la Capilla de los Scrovegni en Padua
Quizás una de las capillas más famosas del mundo sea la dedicada a la Virgen de la Caridad, y no lo es por su arquitectura, sencilla, sino por los frescos datados entre 1303 y 1305 por Giotto y encargado por Enrico Scrovegni. Sin duda es una de las mayores obras maestras del arte occidental. En esos frescos (lo veremos más abajo con las fotos) se narran por una parte las historias de la Virgen y de Cristo, y por otra parte, el juicio final, y la salvación.
Lo primero que debes saber es que tienes que reservar con tiempo las entradas porque la afluencia es grande en todas las épocas del año, especialmente cuando tu y yo estamos de viaje. Es fácil que esté todo "vendido" esa semana, por eso mejor si llevas la entrada ya comprada desde tu país. Abajo tienes la web donde reservar para luego canjear a la entrada de la capilla. Las reservas deben realizarse al menos 24 horas de antelación. No es posible reservar para el mismo día. 
Web de la capilla donde hacer las reservas
Si no quieres entrar en la web puedes hacerlo por teléfono al centro de llamadas: +39 049 2010020, que está operativo de lunes a viernes, 9:00 a 19:00 y los sábados, 9:00 a 18:00. Si quiere visitar la capilla, por ejemplo, el viernes, se debe reservar el Lunes anterior.
Ya con la entrada en la mano vamos a adentrarnos en la capilla, hay una sala de espera y esperamos el turno de la franja horaria del grupo que te toca. Luego dentro tienes un tiempo suficiente, al menos que caigas extasiado, de contemplar la joya de Giotto.
 
 
También la famosa capilla es llamada capilla de la Arena por el trazado elíptico de los restos del cercano anfiteatro romano. La capilla fue adquirida por el municipio de Padua en 1880 y ha pasado por diferentes restauraciones, entre ellas la de 2001. 
Antes había un palacio anexo a la capilla que pertenecía a la familia Scrovegni, e incluso una puerta que la comunicaba. Hoy, como se ve en las fotos de arriba hay solo un jardín que está delante del edificio.
La capilla tenía finalidad funeraria, y el propio Enrico (muerto en 1336) está enterrado allí. Su sarcófago se encuentra detrás del altar.
Desde los años setenta hasta la actualidad, y gracias a los técnicos de la Restauración, se han hecho estudios precisos y se monitoriza  permanentemente el estado del edificio, la calidad del aire, los contaminantes, y el estado de conservación de las pinturas. Hay una instalación de tratamiento del aire, y el sistema de entradas reducidas permite gestionar el fuerte flujo de visitantes de una manera tal que no afecta a la conservación de los frescos.

Giotto di Bondone nació en la pequeña Colle di Vignapiano, de la entonces República de Florencia en el año 1267 y falleció en la misma Florencia, en 1337. Fundamentalmente fue un pintor muralista, aunque también fue escultor y arquitecto. 
La capilla representa una de las obras maestras del llamado "Trecento" el iniciador del movimiento renacentista en Italia, e influyó de forma determinante en los movimientos pictóricos posteriores.
Giotto terminó la capilla en el año 1305. Los frescos como veis en la foto de arriba están dispuestos en tres bandas horizontales superpuestas. Cada una de las bandas está compuesta por seis recuadros sucesivos, lo que hace un total de 36 cuadros. El orden narrativo es de izquierda a derecha y de arriba abajo.
Arriba, en el muro izquierdo, se relata la vida de San Joaquín y Santa Ana. Su continuación, en el muro frontero, es la historia de la Virgen, con episodios como La presentación de María en el Templo. Hay posteriormente episodios del nacimiento e infancia de Jesús, como la huida a Egipto. El lado opuesto se inicia con la disputa con los doctores. 

Las bandas inferiores de ambos muros están dedicadas a narrar la Pasión, la lamentación sobre Cristo muerto y la Resurrección de Cristo.
En la pared opuesta, a los pies de la iglesia, se representa ¡el Juicio Final! Giotto pintó catorce alegorías de Vicios y Virtudes. Los Vicios están en el muro izquierdo, mientras que las Virtudes se encuentran en el derecho. Por si no te habías enterado, jajajajaja.... los Vicios conducen al infierno, y las Virtudes llevan a la salvación. Y para asustarlos ¡qué mejor que unos demonios y esa visión horrible del infierno! Vean las fotos de abajo...
¡A que da miedo eso de ir al infierno!
Espero les haya gustado y sobre todo que se animen a acercarse a esta maravilla única de la pintura de Giotto. Apúntenlo en su próximo viaje a Italia.

No hay comentarios:

Buzón de sugerencias