Los mejores churros con chocolate de Madrid

En estos días que ya empieza a apetecer un chocolatito con churros, me he acordado de un sitio histórico de Madrid, se trata de la "Chocolatería de San Ginés" situada a medio camino entre la Puerta del Sol y el Teatro Real, en pleno centro de Madrid, una de las chocolaterías más antiguas de la capital. Fue fundada en 1894. Durante un tiempo se conoció como "La Escondida" por estar en un lugar ciertamente angosto como es el Pasadizo de San Ginés. Hoy día es célebre por sus relaciones literarias y además de formar parte del repertorio de los turistas de Madrid, esto le ha ocasionado perder la tranquilidad, por el bullicio, no solo de los madrileños, sino de los visitantes que vienen de todas las partes del mundo y que devoran una media de cuatro mil churros al día. Abre las 24 horas del día y los 365 días del año.
Puedes visitar la página web de la chocolatería que contiene mucha información, por ejemplo que en esta chocolatería, Ramón María del Valle-Inclán situó la Buñolería Modernista, que aparece citada en Luces de Bohemia (1920) y Benito Pérez Galdós, aludió al Arco de San Ginés en la segunda serie de los Episodios nacionales (1875-1879).
Entrada a la Chocolatería
También tuvo el sobrenombre de "El Maxim´s golfo", porque se convirtió en algún tiempo en una especie de after hour ya que era el único sitio abierto de noche cuando cerraban todos los cafés y restaurantes de la Plaza Mayor de Madrid. Inicialmente abrió sus puertas como un mesón y hospedería pero al dueño le hizo más ilusión cambiar el negocio, cuatro años más tarde, como una típica chocolatería.
 
Estas dos fotos de arriba son de la web de San Ginés
El pasadizo de San Ginés va desde la calle del Arenal hasta la plaza del mismo nombre. En la fachada derecha se encuentra la iglesia de San Ginés de Arlés (del siglo XVII). Como se puede ver en la foto que tomé abajo, el pasadizo forma una bóveda o arco que se encuentra adosada al muro del templo. En este pasadizo estuvieron unos telares en el siglo XVIII. Más abajo de la chocolatería, en el número 2 está la Librería de San Ginés, una de las librería que hoy se conservan más antiguas de Madrid. Como hemos dicho anteriormente, el histórico arco que la une con la iglesia aparece en los episodios nacionales de Benito Pérez Galdós.
Como se puede ver en las fotos, San Ginés mantiene la estética de los cafés de final de siglo XIX. Tiene dos plantas, las mesas de mármol blanco. En el interior de uno de sus salones están las paredes repletas de fotografías de personajes conocidos de la política, las artes, el deporte, o el "famoseo" más reciente y castizo.

Arriba se recuerda que el escritor Valle Inclán se fijó en este establecimiento y lo nombró como «buñolería modernista» en su obra «Luces de Bohemia».
Finalizo con una curiosidad, hace unos años (2010) se inauguró una chocolatería San Ginés en Tokio, en barrio de Shibuya, adaptando sus productos a los gustos nipones y con el tiempo se ha ido extendiendo a otras capitales: Bogotá, Shanghai y México.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Si algún día podemos viajar de aquí para allí, me encantaría tomar unos churros con chocolate en San Ginés. Una recomendación muy golosa. Gracias.
Saludos
CarmeLa