Frías, la raíz de Castilla

Hay una zona en la provincia de Burgos limítrofe con el País Vasco y con Cantabria. Las Merindades es el nombre de esa comarca burgalesa, antiguo condado castellano.​ Al sur limita con las otras comarcas burgalesas del Ebro, La Bureba y Páramos. Frías es la cabecera del municipio. Se levanta sobre el cerro de La Muela, próxima al río Ebro. Desde el tiempo de los romanos por su orografía se constituyó en un enclave estratégico. Con los visigodos formó parte de Ducado de Cantabria. También se unió al reino de Pamplona Nájera (Navarra) para finalmente formar parte de la raíz de Castilla.

Frías (Las Merindades, Burgos)
Frías mantiene una estructura urbana medieval con el castillo de los Velasco (que son los Duques de Frías, distinción que aún se conserva) y con el perfil a la derecha de la iglesia de San Vicente. Las construcciones se van adosando unas a otras con casas colgantes. Las casas son de toba y entramado de madera, como se ve en las fotos de abajo...
  
Algunas de las casas de Frías albergan una bodega, ya que la zona es de producción vinícola y hay algunas viviendas colgadas desde la propia roca, como puede verse en la foto de arriba a la derecha. Las calles van ascendiendo por el risco hasta llevarte al castillo, la fortaleza de los Velasco y la iglesia de San Vicente. Una muralla rodea de forma parcial la ciudad, que es lo que queda de la muralla total que guardaba la villa, con tres puertas iniciales de las que hoy solo permanecen en pie dos: la puerta del Postigo y la puerta de Medina.
Frías junto a los municipios de Oña y Poza de la Sal conforma la mancomunidad "Raíces de Castilla".
Un paseo por las calles de Frías y trasladarse a otra época 
Realmente fue una sorpresa, es aquello de que pasas por la carretera y dices voy a acercarme a ver este pueblo, luego vas descubriendo poco a poco toda la zona, las Merindades, que merecen mucho la pena para venir en plan casita rural y llevarse aquí una semanita. Yo me conformé con Frías y de paso la ermita y las cascadas de Tobera. Luego pasé la noche en un pueblo pequeñito, en casa de unos amigos en Cadiñanos, también provincia de Burgos. Desde aquí, el peñasco de La Muela, se controla toso el valle de Tobalina y el paso del río Ebro.
Cartel en el pueblo anunciando los lugares más interesantes que visitar
  • Castillo de los Velasco
  
 
Vista de la Torre del Homenaje
 
El castillo de Frías, o de los duques de Frías, también castillo de los Velasco, está considerado como uno de los castillos más espectaculares de Castilla y León. Tiene sus orígenes en una fortaleza del año 867 para la defensa contra los invasores musulmanes. Poco a poco se va incrementando el amurallado en la segunda mitad del siglo XV se adapta al uso de la artillería, con la apertura de cañoneras y troneras. También fue usado como defensa militar en la Guerra de Independencia.
Esta foto, que es de ©Mario Modesto Mata (Wikipedia),
da una idea de la vista desde el castillo

  
Abajo de la peña hay nuevas urbanizaciones del pueblo

  • Iglesia de San Vicente
Iglesia parroquial de San Vicente Mártir y San Sebastián, si nos ponemos cursi, se podría decir que es parte fundamental de Skyline de Frías,. Esta en el extremo contrario al castillo, aunque fue una iglesia románica, hoy día poco tiene que ver, con tantas restauraciones no siempre con el cuidado con que hoy se restauran los edificios históricos. Según me dice ©Wikipedia, la portada principal está hoy allende los mares, en el Museo de los Claustros de Nueva York ("The Cloisters"). A pesar de ello se conservan en el interior unos retablos, altares, sepulcros, pinturas, e imaginería religiosa. 
  • Tobera
Se puede apreciar la iglesia de Santa María de la Hoz
de estilo románico tardío que fue usada como hospedería
de los peregrinos del Camino de Santiago.
Tobera data del siglo XI cuando Gómez Díaz vende al Conde Don Sancho la villa de Oña a cambio de esta pequeña villa, que con el tiempo pasaría a ser una pedanía de Frías a partir de finales del siglo XV. Antes de llegar a Frías en una curva nos encontramos con una ermita en lo alto de una peña, dejamos el coche aparcado cerca, y encontramos Tobera, con dos ermitas bajo las rocas, como puede verse en la foto, junto a un puente medieval que cruza el río Molinar. La ermita pequeña se denomina "Humilladero del Cristo de los Remedios", del siglo XVII, y la grande "Santa María de la Hoz", del siglo XIII.
El puente medieval pertenece a la calzada romana que unía Briviesca con Orduña.

 
Ya de vueltas del pueblo nos encontramos con el puente sobre el río Ebro y una orografía espectacular de peñascos como este de la fotografía de la izquierda (San Pantaleón).
  • Fin de trayecto: Cadiñanos
Y ya continuando camino llegamos a Cadiñanos, donde íbamos a pasar la noche y nuestra Aitziber tenía preparada unas albondigas maravillosas para Marta, jajaja... ya más cerca de Bilbao (destino final de nuestro viaje) pero aún en la provincia de Burgos, y en la misma comarca de Las Merindades. 
Cadiñanos es un pequeño pueblo que en verano se llena de residentes provenientes de otras ciudades del País Vasco y Castilla y León. De manera permanente todo el año solo viven algo menos de un centenar de personas. Está situado a la orilla del Rio Jerea, con una pequeña presa que se puede ver en la foto de abajo. El pueblo pertenece al municipio de Trespaderne y sus orígenes datan del siglo X.
Presa del rio Jerea
Al fondo se puede ver el Castillo medieval (Casa Solariega Las Torres) perteneciente a
la familia Medina Rosales, ahora en fase de reconstrucción
Iglesia San Pelayo
Espero les haya gustado este repaso por una comarca interesante y a veces desconocida. Y eso que nos quedamos sin ver la villa de Oña, pero esa quedará para otra visita, seguro. Cuídense y no pierdan la esperanza en viajar, no solo virtualmente.
Os recomiendo la web -> senderosdelasmerindades.es

1 comentario:

Anónimo dijo...

Hola,
tenía en mi lista de lugares para visitar a Frías, pero Cadiñanos también me parece un lugar bonito para conocer y de paso ver Tobera y esas pequeñas ermitas de piedra.
¡Buena recomendación!
Saludos
CarmeLa