Puerto Madero

Buenos Aires es como Ciudad de México una gran Ciudad Autónoma que incluye cuarenta y ocho barrios, entre ellos hay uno que representa uno de los mejores ejemplos en el mundo de integración puerto-ciudad. Se trata de Puerto Madero, que lleva el nombre de un comerciante que peleó por el proyecto a finales del siglo XIX. La reconversión del espacio es parecida a la que se desarrolló en Barcelona o en Hamburgo, por poner dos ejemplos característicos en Europa. Buenos Aires realmente nunca tuvo un puerto en el interior de la ciudad, los barcos que llegaban al Río de la Plata hacían el desembarco de forma fluvial a través de barcazas y embarcaciones auxiliares de poco calado. Esto era una ventaja "militar", de defensa de la ciudad, pero un problema "comercial". Hasta 1856 no se construyeron los dos primeros muelles en el río: el de pasajeros a la altura de la actual calle Sarmiento y el de cargas detrás de la Casa Rosada. Ya en 1872, por fin se construyó un muelle que combinaba el puerto, la zona de carga para depósitos y el ferrocarril de conexión al interior, estaba cerca del actual acceso a Puerto Madero por la Avenida Córdoba. 
Puerto Madero
En 1882 un sobrino del vicepresidente, "ganó" un proyecto para la creación del actual Puerto Madero, aunque realmente los que lo realizaron fueron unos ingenieros ingleses Hawkshaw, Son & Hayter y con un inversor, también británico,  Baring Brothers. Dos años después, en 1884, el proyecto es aprobado por el Congreso nacional. Tres años más para que en 1887 una empresa inglesa, otra, la Thomas Walker & Co comenzara las obras. Las dársenas y los diques fueron construyéndose hasta finalizar por completo en 1898.
Postales antiguas de Puerto Madero
Apenas una década el proyecto había fracasado por quedarse "pequeño", el tamaño de los buques y la necesidad de más calado hizo Puerto Madero un puerto obsoleto. Hubo que construir un nuevo puerto, el "Puerto Nuevo" inaugurado en 1919. Puerto Madero empezó a ser un espacio inútil, decadente, los depósitos y las grúas de carga se fueron abandonando.
Setenta años después llegó el gran milagro, convertir la zona industrial en un espacio urbano agradable, un nuevo barrio de la ciudad de Buenos Aires. Se constituyó una sociedad anónima denominada "Corporación Antiguo Puerto Madero", la zona pasó de abandonada a exclusiva, se construyeron grandes edificios y se reconvirtieron almacenes portuarios en zonas comerciales y de ocio, con atraque para veleros de época o grandes yates.
Un nuevo paso se dio en 1991 cuando se convoca un concurso de ideas para un plan maestro que siguió el esquema que se había hecho en Hamburgo con el "reciclaje" de los depósitos, el ladrillo rojo volvió a resultar atractivo y se puso de moda para los negocios de hostelería, junto a la apertura hacia afuera de nuevas calles y bulevares. El barrio es hoy un centro en expansión con oficinas y viviendas de lujo (seis mil dólares el metro cuadrado), y la construcción de centros culturales, además del valor turístico. Abajo en la foto, el puerto de Calatrava incorporado en 2001 aunque se hizo en España y luego trasladado a Buenos Aires.
Puente de la mujer de Santiago Calatrava
Foto de ©Wikipedia
Abajo os dejo, para finalizar algunas fotos que tomé allí, hasta la próxima viajeros.

3 comentarios:

JeP (por poner algo) dijo...

Cuanto tiempo sin viajes Paco .
Confiemos que la ciencia y la "conciencia" colectiva nos permitan hacerlo de nuevo en poco tiempo .
Un abrazo

Anónimo dijo...

Interesante proyecto. Parece un lugar muy agradable para pasear. Recuperar un terreno inutilizado, para que el ciudadano lo pueda aprovechar, siempre es algo positivo.
Saludos
CarmeLa

Leo dijo...

Hola recién entro a tu blog y en instantes ya tienes un nuevo seguidor, muy bueno y atrapante, muy buena información.
Recién hice una entrada de las Minas de Wanda y me pareció lindo gesto compartirla con usted para que me de su opinión dado que recién empiezo. https://viajamosjuntos.com.ar/minas-de-wanda-un-lugar-para-aprender-y-disfrutar/