La aristocracia maltesa: Casa Rocca Piccola

Se imaginan una casa, un palacio familiar del siglo XVI con más de 50 habitaciones, dentro de la coqueta Valeta. Así es la Casa Rocca Piccola, donde Nicolás de Piro con su esposa Frances han sido los primeros miembros de la aristocracia maltesa en abrir su casa al público. Hoy, Nicholas y su esposa, incluso en algunas ocasiones, suelen ser los anfitriones de los tours privados. Nicholas está ocupado con proyectos de investigación relacionados con los Archivos de Piro y escribiendo libros sobre la historia de Malta. Casa Rocca Piccola sigue siendo de propiedad privada. La familia de Piro tiene su origen en Cosimo de Piro, (de Pyrrho o d'Epiro) que salió de Rodas en el éxodo general de los Caballeros de San Juan y se estableció en Malta cuando las islas fueron concedidas al valiente Gran Maestre en 1530. Se casó con Gerolama La Mattina. Su lealtad fue recompensada cuando los Caballeros de Malta le dieron una responsabilidad confiable y lo nombraron Comandante del Arsenal del Príncipe Soberano.

La Casa Rocca Piccola es un lugar que también combina la parte didáctica, ya que en la visita conocerás muchas de las costumbres y tradiciones de la nobleza maltesa, y por tanto de la Orden de los Caballeros de San Juan.

El reloj que marcaba el fin del Mundo

Una de las etiquetas de este blog es la de #relojes y hacía tiempo no traíamos uno de esos famosos relojes astronómicos que hicieron furor en los siglos XV y XVI. En este caso nuestro hallazgo fue cuando, hace unos años, vimos uno en la ciudad alemana de Roctock, Mecklenburg, antigua RDA. El reloj astronómico de Rostock es del siglo XV, y se encuentra en la Iglesia de Santa María. Fue construido en 1472 por Hans Düringer, un relojero de Nuremberg. Está compuesto de tres partes, una primera que representa a los apóstoles en torno a Jesús con un movimiento a las doce del mediodía que comentaremos posteriormente; una parte media como reloj con tiempo diario, zodiaco, fases de la luna, y el mes; y abajo el calendario, que recientemente fue reconstruido a partir del año 2018, ya que el disco anterior terminaba en el 2017. El reloj astronómico es una obra maestra técnica de reconocimiento internacional.

Trondheim, un reducto vikingo

Trondheim es la capital de la provincia de Trøndelag, a ella llegamos en un crucero por los fiordos. Es la tercera ciudad en población de Noruega, aunque no llega a ser más que una ciudad mediana y coqueta, que escasamente llega a los doscientos mil habitantes. La ciudad se amplia con algunos municipios rurales: Byneset, Leinstrand, Strinda y Tiller. Llegó a ser esporádicamente la capital de Noruega, tiene pocos edificios históricos debido a los numerosos incendios ocurridos a lo largo de su historia, una historia que se remonta al siglo X como un asentamiento fundamentalmente comercial. El puerto intermunicipal del Fiordo de Trondheim, que incluye también los puertos de los municipios de Stjørdal y Orkdal ha evolucionado hacia un importante complejo portuario que mueve cerca de dos millones de pasajeros.
Trondheim y su catedral de Nidaros
Destaca en la ciudad la catedral de Nidaros, referente de la arquitectura gótica en los países nórdicos. Antiguamente Trondheim se llamaba Nidaros, que en noruego significa la boca del río Nid (Niðarós en nórdico antiguo). El nombre de Nidaros ya no aparece a partir del siglo XVI solo la catedral sigue conociéndose como la catedral de Nidaros. El río (foto de abajo), de todas maneras, sigue siendo un referente en la ciudad.

Zugarramurdi y su aquelarre

El Aquelarre (1823) de Goya. También tiene otros títulos según los estudios realizados,
como "El gran Cabrón", "Reunión de brujas" o "Escena sabática".
Zugarramurdi, palabra contundente y que indica claramente su origen euskaldún, etimológicamente parece que significa 'lugar abundante en olmos ruines', de zugar (olmo) + andur ('ruin') + el sufijo -di (sufijo que indica abundancia). Es un municipio de la comarca navarra del Baztán, se puede acceder desde Pamplona en menos de una hora, aunque nosotros accedimos por los Pirineos desde Bilbao, que era donde estábamos. Los paisajes son maravillosos y solo por eso merece la pena. Está prácticamente en la frontera de Francia y de hecho entras y sales de la "frontera" para ir al pueblo. Es un pueblo pequeño, no más de doscientos cincuenta habitantes que en verano se llena de coches a la llamada de sus brujas. Zugarramurdi fue siempre un poblado de caseríos bordeando el monasterio de San Salvador hasta que fue declarado como Villa en el año 1667. Zugarramurdi no es el único pueblo de Navarra al que afectó esta fiebre brujeril. Existen documentos que prueban las vivencias de episodios similares en al menos 64 localidades más.

Zugarramurdi, Baztán, Navarra.

Palacio de Versalles

La majestuosidad de Versalles
Hace unos años en un viaje de la actuación de mi hija en un teatro de Versalles, aprovechamos para visitar el Palacio, que como sabéis sigue el estilo de los castillos franceses. Fue la residencia de los reyes de Francia Luis XIV, Luis XV y Luis XVI. Aquí terminó todo el esplendor de los borbones (franceses) con la Revolución de 1789. Aquí el rey de turno y su corte residieron permanentemente durante algo más de un siglo, desde 1682. El Palacio de Versalles está a 16 kilómetros al suroeste de París con buenas combinaciones en tren (nosotros así lo hicimos - el trayecto dura 30 minutos y la estación es Versailles Rive Gauche). Si prefieres un autobús también hay opciones (tienes que coger el 171 desde la estación de Metro Pont de Sèvres (línea 9) hasta Place d’Armes muy cerca del Palacio). El conjunto "Palacio de Versalles" incluye no solo el edificio palaciego, sino además toda el área compuesta por: los Trianones, el Gran Canal y el parque del Palacio de Versalles. El Gran Trianón fue posteriormente residencia de Napoleón  y de otros reyes que lo sucedieron. Hubo incluso un zoológico.