Ven a Cádiz

Aquí pocas veces nos ha soplado el viento a favor, pero siempre tenemos desplegadas las velas de la alegría, de la esperanza en el futuro, de la lucha por un mundo mejor. Somos un gran velero que va a recibir con enorme alegría, a muchos otros que nos van a ofrecer una estampa inolvidable durante la Regata de Grandes Veleros 2016.
Del 28 al 31 de julio Cádiz va a disfrutar de una visita muy especial, porque a nuestro puerto van a llegar muchos veleros de distintas naciones. Esa imagen nos va a recordar que Cádiz fue un día una gran capital del comercio marítimo, y sin dudas ervirá para refrescar la esperanza de volver a construir un futuro de prosperidad para la ciudad ligada al mar.
En esa línea, esta va a ser una regata con marcado carácter de divulgación científica, gracias a distintas actividades para las que contaremos con la ayuda del motor del conocimiento sobre el mar de esta ciudad: la Universidad de Cádiz. Además, vamos a organizar talleres para personas de todas las edades porque queremos que esta Regata sea de todos, para todos y por todos.
La ciudad debe aprovechar la riqueza cultural que supone, siempre, que varias concepciones del mundo residentes en distintas nacionalidades convivan durante un tiempo en un mismo espacio intercambiándose, mezclándose, alimentándose. Esa oportunidad la brindará esta regata, y estoy convencido de que Cádiz demostrará su carácter hospitalario, cercano y amable a todas las tripulaciones y a todos los visitantes.
A Cádiz siempre le ha ido bien cuando ha mirado al mar. Las épocas doradas de la ciudad han coincidido con aquellas en las que más estrecha era la relación con el mar. Cádiz nunca ha dejado de mirar al mar, porque el mar une, nunca separa. La Regata de Grandes Veleros 2016 es una nueva ocasión para demostrarlo y disfrutar de una fiesta en torno a nuestro puerto, entre culturas y con nuestro mar no sólo como testigo, sino también como partícipe.
Bienvenidos a Cádiz. 
José María González,
Alcalde de Cádiz

Wangfujing 王府井, la oferta gastronómica pequinesa

Wángfǔjǐng significa literalmente «Pozo de la mansión de la príncesa»: "Wang Fu" (residencia principesca) + "Jing" (pozo). Es que cuando aquí se construyó una princesa un palacete se encontró un magnífico pozo de agua dulce y por eso su nombre. Es una de las primeras zonas que accedes cuando llegas al centro de Beijing o Pekín como quieras llamarlo. Esta zona o este barrio, está situado en el Distrito de Dongcheng. Aquí se mezclan las generaciones, las tradiciones con lo más occidental de la actual China. Es una de las calles comerciales más conocidas de la ciudad, con tiendas de lujo como Prada, junto a un callejón de tenderetes de comidas de lo más exótica. Hay chinos y chinas por tooooooodas partes.
La arteria principal de Wangfujing es una ancha calle peatonal, con arterias de hutong (callejones) a lado y lado, pero esto no es nuevo, parece que  desde mediados de la Dinastía Ming ha habido actividades comerciales en este lugar. Aquí se construyeron diez mansiones aristocráticas y la residencia de la princesa de la que hemos hablado al principio y que da nombre al lugar. En definitiva es una de las zonas más importantes del centro de Pekín, junto con Liulichang.

En Wangfujing se une la tradición de su peculiar gastronomía con los rascacielos
y grandes centros comerciales occidentales

Jemaa el-Fna جامع الفناء ,... la gran plaza de Marrakech

¡Caracoles!
Con los atentados de París, Marrakech no tenía la presencia de extranjeros que suele ser habitual. Por eso cuando llegamos nosotros estuvimos muy bien, aunque siempre tienes la intranquilidad, claro; aunque la plaza Jemaa el-Fna no es un espectáculo para guiris, es sobre todo la gran plaza de los vecinos de Marrakech. Aunque sí, es un espectáculo para todos los sentidos (vista, oído y mucho olfato), aquí hay vendedores de todo lo que puedas imaginar, comedores populares donde cenar escasamente por 5 euros o menos, cuentacuentos (en árabe claro), animales exóticos para que te hagas una foto, danzarines,... ¡vamos de todo! Incluso Alfred Hitchcock rodó en la plaza escenas de la película "El hombre que sabía demasiado".
La Plaza de Jemaa el-Fna, o como quieras escribirla con Jota o con Y griega (arriba la tienes en árabe), se encuentra muy cerca de la mezquita Kutubía.
Mezquita Kutubía al final de la plaza

Kensington, un barrio "pijo" londinense

Marloes Road
Kensington es un "Borough", que es una palabra inglesa para designar un municipio o división administrativa. Por lo general, un borough es una población incorporada a una ciudad, aunque algunos grandes centros conurbanos y también algunas municipalidades se subdividen en boroughs, lo que permite que varias funciones administrativas se trasladen al borough para así proveerlo de un cierto nivel de autonomía. Es una zona rica y muy poblada. No es el único barrio pijo, ni si quiera el más pijo, para ello deberíamos pensar en otras localizaciones de Londres como Belsize, Hampstead o Bloomsbury. Este barrio londinense incluye Kensington propiamente dicho y la zona llamada Chelsea, famosa por su equipo de fútbol (aunque en esta entrada solo hablaremos de Kensington). El centro del barrio se encuentra ¡obviamente! ... en Kensington High Street. Es una zona pija, de buen nivel, de gran nivel en algunos casos, donde te encuentras coches de alta gama aparcados en sus calles (ferraris, porsches,... ). En ella se encuentra además uno de los parques más bellos de Londres: Kensington Garden del que hablaremos posteriormente.

Kensington Garden

Bocas del Toro, el caribe Panameño

Bocas del Toro es quizás uno de los enclaves más caribeños de Panamá, país al que hemos dedicado algunas entradas. Alejado de la metrópolis pero no tan "salvaje" como el archipiélago de San Blas (->Guna Yala), su ubicación en el Mar Caribe, con entornos naturales paradisíacos como puede verse en las fotos de esta entrada. Aguas al estilo de la zona, claras, transparentes, arena blanca,... y mucha calor y mucha lluvia tropical. Su nombre se relaciona con un cacique antes de la llegada de Colón que se llamaba "Boka Toro". El lugar tiene muchas reminiscencias del navegante genovés, de hecho una de las islas se llama Colón y otra San Cristóbal. Pero pasen y vean que les vamos a contar un poco del lugar.

Buzón de sugerencias