La laguna marina de Balos

El Ferry atraca por proa a Balos
y el pasaje sale por una rampa de proa
Hace unos meses hicimos una entrada dedicada a la isla Gramvousa, allí comentábamos de la existencia de un lugar idílico como es la Laguna marina de Balos. Se puede llegar desde tierra o bien desde el mismo Ferry que sale del puerto de Kissamos. Nosotros estábamos en La Canea y desde allí, como decíamos antes, cogimos un autobús hasta el puerto de Kissamos, y desde allí a Balos, a menos de diez millas, donde se encuentran estas bellas playas, entre el Cabo de Gramvousa y el pequeño Cabo de Tigali.

Adivina, adivinanza (83)

Como todos los primeros de mes se trata de saber dónde fue tomada esta foto, en qué ciudad. Tienes que probar con tu respuesta en los comentarios. Gracias por participar.
En la edición anterior ganó nuevamente CarmeLa, efectivamente se trataba de la estación de tren de King Cross en Londres.

Museo Nacional de Antropología de Ciudad de México

Pasaban los días y no me iba a dar tiempo a visitar uno de los museos más importantes, no solo de México, sino del mundo, el Museo Nacional de Antropología (MNA) donde se encuentra uno de los legados arqueológico más importantes de los pueblos de Mesoamérica. Así que esa mañana me cogí el metro y me puse en marcha, curiosamente era la primera vez que utilizaba ese medio colectivo de transporte, la verdad que no se cuál experiencia fue más intensa si el museo o el viaje en metro.... jajajaja.

A la entrada al museo está el Monolito de Tláloc es una escultura de origen nahua, aunque no se sabe si es Tláloc o Chalchiuhtlicue, la deidad femenina del agua. Curiosamente cuando la pieza llegó a Ciudad de México, se desato una tormenta que inundó gran parte de las calles del centro, creando el mito de que se había despertado a Tláloc.

Oseira: "el Escorial gallego"

En la provincia de Orense (a unos treinta kilómetros de la capital) hay un monasterio que algunos llaman "el Escorial gallego". Se encuentra en la parroquia de Osera, municipio de San Cristóbal de Cea. Es un monasterio trapense con mucha historia. En esta entrada trataremos de visitarlo.  Se conoce su existencia desde 1137, pero floreció más tarde como un monasterio dependiente de la Orden del Císter de unos monjes franceses enviados por San Bernardo. La iglesia abacial fue construida a principios del siglo XIII y es una de las joyas del cisterciense español. A los que nos gusta el estilo románico, el monasterio de Oseira es un sitio que no nos podemos perder. Su estilo viene marcado por las iglesias de peregrinación a Santiago. Su nombre proviene de Osera (osos - ursus en latín, como aparece en el escudo), que al pasar al idioma gallego se convirtió en Oseira, ya que el lugar donde se halla enclavado el monasterio, en una concavidad de la sierra Martiñá, en la margen derecha del río del mismo nombre.

El Palacio del Rey Minos (Cnosos, Creta)

El famoso fresco del salto del toro.
Habíamos leído mucho de Cnosos en las guías que teníamos, en la de Lonely Planet y en la de Anaya, además de internet. Cnosos o Cnoso (Κνωσσός) fue la ciudad más importante de Creta durante la civilización minoica, algunos historiadores lo consideran como el palacio más antiguo de Europa, aunque su descubrimiento no se produjo hasta el año 1878.
  
El palacio está situado a unos 5 km de la actual ciudad de Heraclión y al oeste del río Kairatos. Para ello fuimos a la estación local de autobuses y ya sabíamos que teníamos que coger el Bus-2. Esperamos unos cinco minutos y allí estuvo, muy cómodo y barato, nos llevó a través de las calles de Heraclión, con varias paradas, para salir hasta unos cinco kilómetros a las afuera, donde está Cnosos.