Ferrara, a orillas del Po

Ferrara es una ciudad no muy turística debido a la competencia con las típicas ciudades como Venecia, Florencia, Verona, Bolonia, que distraen al viajero de una villa espectacular por sus monumentos y por su catedral (de la cual ya hablamos aquí en el blog y en este caso no haremos mención a ella). Tiene solo algo más de cien mil habitantes aunque da una imagen de aún menos poblada para ser capital de provincia. Está situada en una zona entre el Po, en el mar Adriático, el Rin y el Panaro (ver mapa más abajo). La ciudad tiene una estructura del siglo XIV, cuando fue gobernada por la familia de los Este, llegando a ser todo un Ducado casi independiente. Su buena conservación del centro histórico le han dado la categoría de Patrimonio Mundial de la Humanidad.

Delante del Castillo Estense se nos presenta exultante la figura de Girolamo Savonarola, que nos amenaza con sus manos predicadoras. Sin duda uno de los personajes más famosos de Ferrara. Este religioso dominico, confesor del gobernador de Florencia, Lorenzo de Médici, fue el organizador de la célebre "hoguera de las vanidades", donde los florentinos estaban invitados a arrojar sus objetos de lujo y los libros peligrosos. Su cruzada al final se le volvió en contra y fue él el que terminó excomulgado primero, en prisión después y finalmente quemado en la hoguera al igual que los libros que él mandó quemar años antes.

Bermeo, antigua capital de Bizkaia

En mi época de marino, navegué con muchos marineros de Bermeo, bermeotarra como a ellos les gusta, y de siempre estaba por ir a Bermeo y nunca iba. Además el euskera que se habla en Bermeo (un subdialecto del euskera biskaino) es muy particular, muy "cantarín". Así que en mi último incursión en Euskadi, allí fuimos, ¡a Bermeo!
Bermeo fue fundada en el año 1236 por Don Lopez Díaz de Haro, que lo recordaréis por el monumento que tiene en Bilbao. No es solo una de las villas más importantes de Bizkaia, sino que fue hasta 1602 su capital. A la entrada en Bermeo veréis que huele a mar por todas partes, porque Bermeo es sobre todo un puerto de mar, hoy convertido por una parte en lugar de refugio de embarcaciones deportivas o de placer, y un puerto pesquero con su propio varadero que sirve de atraque a los  barcos de los arrantzales que nos traen las maravillosas anchoas del Cantábrico. La actividad pesquera y conservera del municipio da vida a esta villa marinera. Bermeo cuenta con infinidad de atractivos turísticos, especialmente San Juan de Gaztelugatxe, convertido en un polo de atracción de turistas desde que se hizo protagonista de la famosa serie Juego de Tronos, pero de esto hablaremos en otro post, hoy nos centraremos en Bermeo. 
Su escudo, fijaros arriba, tiene lobos, una cabeza, y una ballenera con la ballena. La ballena representa la actividad que antiguamente desarrollaban los bermeanos desde el siglo XI hasta el siglo XV aproximadamente. Los lobos son símbolo de las armas de Vizcaya, de la casa de Haro. La cabeza barbada de anciano representa la primacía que tuvo Bermeo sobre los demás pueblos de Vizcaya: en las Juntas Generales de Vizcaya a Bermeo le correspondía el primer asiento entre todos los representantes de las demás villas.

Los tesoros minoicos

El Museo Arqueológico de Heraklion es uno de los museos más grandes de Grecia y el mejor del mundo para el arte minoico, ya que contiene la colección más notable y completa de artefactos de la civilización minoica de Creta. El horario de visita cambia según la época del año, abre a las 8h o a las 9h, y depende también del día de la semana, lo mejor es consultar la web para tener el dato actualizado. Hay descuentos para estudiantes. El precio de entrada es de 12€, (tarifa reducida 6€). También se puede comprar el ticket combinado del Museo Arqueológico y el Palacio de Knossos, por 20€. Puedes hacer fotos excepto a algunos objetos. El museo comenzó en el año 1883 aunque hasta principios del siglo XX no se construyó un edificio específico, que fue variando a medida se sucedían los terremotos de los años veinte y treinta.
Todas las piezas originales del Palacio del Rey Minos se encuentran aquí en el Museo Arqueológico de Heraklion,
ya que en el recinto original solo quedan las reproducciones.

El corazón de Bolonia: Via dell'Indipendenza

Aquí en el blog, a veces,  con la etiqueta "Calles y Plazas" abordamos esas calles o esos lugares peculiares de cada ciudad. Bolonia es una de las ciudades medievales mejor conservadas del mundo, pero hay una avenida donde la ciudad se hace grande, la Via dell'Indipendenza, la calle principal de Bolonia, una de las calles con más vida de la ciudad roja como así la llaman los italianos. La avenida parte de Piazza Maggiore y termina en la estación de ferrocarril. Su urbanización se completó en el año 1890, cuando la ciudad se convirtió en un importante nudo ferroviario. Hoy día la Vía de la Independencia es el corazón de la zona comercial, con una estructura de pórticos, que protege a los peatones a ambos lados y permite pasear resguardados de la lluvia o del calor sofocante del verano boloñés. Fundamentalmente son tiendas de moda, ropa tanto de diseño como pequeñas tiendas, restaurantes y cafeterías así como bares de comida rápida.
Ilustración antigua cuando compartían la avenida los primeros coches, el tranvía y los peatones

Puebla de Sanabria

Puebla de Sanabria
Hay en España mucho pueblos que comienzan así, "Puebla de..." porque este es un topónimo que indica fundación o refundación de una villa a través de una carta puebla otorgada por el rey, en este caso Puebla de Sanabria se debe a Alfonso IX de León que le otorgó ese derecho en el año 1220. Aunque aparece documentada en una de las actas del concilio de Lugo del 509.