Kalmar, corazón de Escandinavia

Los cisnes no tienen frio en las heladas aguas de Kalmar
Llegué a Kalmar, Suecia, en Enero, hace años; nunca había pasado yo tanto frío, pero aún me resultó más impresionante que los compañeros de la Universidad, como nuestro anfitrión, el profesor Christer Bergquist, nos comentaran que afortunadamente habíamos cogido "...unos buenos días". La Universidad de Kalmar tiene entre sus estudios los de Ciencias Náuticas y de ahí el interés que me hizo recalar hace unos años por esta ciudad, encantadora ciudad, que rebosa de paz y de armonía por sus calles. Las calles son estrechas, con poco tráfico y las casas suelen estar pintadas con vivos colores. Existen restos prehistóricos de círculos de piedras, no tan llamativos como los de Stonehenge, pero que constituyen los vestigios de aquellos tiempos a las afueras de donde ahora se asienta la zona urbana de la actual ciudad de Kalmar.


Colorido en las casas de Kalmar y silencio por las calles....
Su población no alcanza los cuarenta mil habitantes y se conocen referencias a la ciudad desde el siglo XI y a su castillo desde el siglo XIII cuando el Rey Magnus Ladulås ordenó su construcción en torno a una torre anterior, aunque fue reconstruido en el año 1540 y mejorado por el Rey Gustav Vasa y sus hijos Eric XIV y John III, pasando de fortaleza medieval a castillo típicamente renacentista. En este castillo se firmó también la conocida “Unión de Kalmar” que implicaba la unidad de Dinamarca, Suecia y Noruega bajo el reinado de Margarita I en 1397. De esta forma, se originó un gran Reino Nórdico que englobaba no sólo los actuales reinos, sino además sus territorios dependientes, como Groenlandia, Islandia y las Islas Feroe (dependientes de Noruega), y Finlandia (perteneciente a Suecia). Sin embargo, la Unión de Kalmar no llegó a consolidarse, debido al recelo de la aristocracia sueca hacia Dinamarca, que ejercía de potencia dominante dentro de la Unión. Tras varias revueltas de los suecos la Unión de Kalmar se disolvió en 1523, con la elección de Gustavo Vasa como rey de Suecia. Dinamarca y Noruega, por su parte, permanecieron unidas hasta 1814. Su importancia para Suecia como base militar naval fue muy importante hasta que se decidió cambiar a la cercana ciudad del Karlskrona. La ciudad se visita en un solo día y lo más importante es sobre todo visitar su castillo y si acaso tomar una cerveza en alguna taberna de la ciudad. Bueno, no es un destino habitual, pero pienso que es muy recomendable, especialmente si se puede "perder" un día, y si se pretende, por ejemplo, visitar Estocolmo camino de Copenhague. Además tiene un aeropuerto local bien conectado con la capital, y buenos y cómodos hoteles.

Y termino este breve post con algunas fotos del Castillo y del Escudo de armas de Kalmar.
Hasta la próxima viajeros !!!

Castillo de Kalmar
Vista del foso helado
La heráldica de Kalmar


+ Info: http://www.kalmar.se


2 comentarios:

Joss EVI dijo...

Kalmar, ciudad proteica y monumental
Saludos y Feliz Año.

xipo dijo...

Es una ciudad que siempre me ha atraído por su nombre. No se que tiene, pero desde que lo ví en un mapa siempre he querido visitarla. Por lo que veo, tiene su punto.XD

No dudes que si vuelvo por Suecia haré lo posible por acercarme a ella! Saludos y feliz año!

Xipo "En el mundo perdido"

Buzón de sugerencias