Gran Bazar de Estambul


Imagen romántica del Gran Bazar de Constantinopla. 
En la ilustración de arriba se puede ver la magnitud de lo que era antiguamente el Gran Bazar de Estambul. Dicen que hay más de cinco mil tiendas, no se sabe. Hoy hay, para facilitar la movilidad por esta gran mercado, hasta indicaciones como si fueran carreteras (ver abajo en las fotos). Los laberintos de tienda te sumergen en un mar de alfombras, lámparas, joyerías, orfebrería, abrigos de piel, delicadas sedas o burdas imitaciones para turistas. Al final es difícil que salgas sin comprar algo. Visitar Estambul es por supuesto visitar este Bazar.

Según una Guía que consulté, el área cubierta donde se encuentra el mercado tiene 45.000 metros cuadrados y en él trabajan unas 20.000 personas. El número de visitantes diarios oscila entre los 300.000 y los 500.000 dependiendo de la época. El Gran Bazar de Estambul se distribuye entre 64 calles. Para acceder al recinto hay 22 puertas (abajo foto de dos de ellas).

Los orígenes del Gran Bazar se remontan a la época de Mehmed II, cuando en 1455 construyó cerca de su palacio el antiguo bazar (Eski Bedesten). Alrededor de este edificio se fueron instalando talleres de artesanos formando calles gremiales. Con el tiempo los edificios crecieron en número y las calles fueron cubiertas. Poco después todo el complejo fue amurallado.

Las tiendas del bazar se suelen agrupar por su tipo de mercancía, el bazar contiene dos bedestanes, o estructuras de mampostería con domo para el almacenamiento y cuidado de las mercaderías; el primero de ellos fue construido, como hemos dicho, por Mehmed II, pero luego en 1864 fue reconstruido en su mayoría luego de un terremoto. El Bedestán interior fue la primera estructura en construirse en todo el Kapalıçarşi, y de hecho es el Bedestán Antiguo que forma la columna del bazar. Sus entradas son: Librerías, Tiendas de Sombreros, Tiendas de Joyería y Tiendas de Disfraces. El Bedestán de la sandalia tiene el mayor número de domos en Kapalıçarşi. Hoy en día se puede acceder a él a través de dos puertas; una es la Entrada Principal, y la otra es a tráves del dsitrito de Nuruosmaniye.


Ya los tiempos han cambiado y el Gran Bazar tiene su propia página web.
Bueno, como siempre, os dejo con unas fotos (que en este caso no son mías por problemas de batería con la máquina, cosas del viajero). Iyi şanslar.

2 comentarios:

Gracchus Babeuf dijo...

El 28 de marzo me voy a Estambul. Estuve hace ya 19 años, y ahora me hace mucha ilusión que lo recorran mis hijos ¿Alguna idea especial?

el viajero impresionista dijo...

Bonitas imágenes. Sí que será dificil salir sin comprar nada
Saludos

Buzón de sugerencias