Playas de Cádiz: La Caleta

Balneario de La Palma
En este "Cuaderno de Viaje" tengo un poco olvidada mi propia ciudad. Pero es que Cádiz, sin ser chovinista, tiene, por ejemplo, unas de las mejores playas del Sur de España. Entre ellas, yo he decidido empezar por la más típica, la que se encuentra en Intramuros, que es la parte de Cádiz dentro de las antiguas Murallas. La Caleta es una playa que fue incluso puerto natural para fenicios, cartagineses y romanos porque no hay que olvidar que estamos hablando de una ciudad trimilenaria. Bien es verdad que no es La Caleta una playa grande, al contrario es la de menor extensión, y por ende aislada. Su tipismo ha servido de inspiración, no sólo a flamencos y copleros del Carnaval gaditano, sino a célebres músicos como Isaac Albéniz, o el malogrado Carlos Cano. Está en un entorno arquitectónico de primera fila. Podemos empezar por su edificio más emblemático, el Balneario de La Palma, un balneario que hoy, restaurado, es un centro de investigación de Arqueología Subacuática. Antiguamente este edificio fue el típico balneario que existía en casi todas las playas a finales del siglo XIX y sobre todo en la llamada Belle Epoque de los años veinte, como es el caso de los orígenes de este edificio. Como se puede ver tiene una muy largas galerías a lado y lado que dan un aspecto como abrazando el mar.

Esta foto es de ©Historia de Cádiz pero en ella se ve perfectamente el papel de ensenada de La Caleta
que fue utilizada para los navíos fenicios que recalaban en Gadir o los romanos en Gades
La fecha oficial de su inauguración fue en el año 1926 (Cadizpedia) y vino a sustituir a los tradicionales Baños del Real del siglo XIX, que eran todavía de madera. Se pensó para evitar el traslado de la población que vivía en el casco antiguo hasta Extramuros, donde estaba la otra gran playa gaditana, y donde se ubicaba el Balneario Reina Victoria. Enrique García Cañas y Juan José Romero Aranda fueron los que trabajaron en el edificio, aunque también fue importante la mano del ingeniero constructor Alberto Levenfeld Spencer. Después de la guerra los falangistas usaron el edificio (1936-1943) como Escuela de Flechas Navales. Durante los años sesenta un empresario convirtió el balneario en BBC, ya saben Bodas, Bautizos y Comuniones. Mejorado en los setenta y con fines más exquisitos de hostelería, poco a poco cayó en desgracia y se abrió la posibilidad de tirarlo. Afortunadamente o nó, el asunto que quedó zanjado con la declaración como Bien de Interés Cultural (BIC) en el año 1990 por la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía. Y finalmente se decidió un uso administrativo relacionado con el Patrimonio Histórico y la Arqueología Subacuática. 
Pero evidentemente la playa de La Caleta es una playa familiar, que gusta de comer juntos los primos, tios, todos ponen su tortilla, el jamoncito, el pescaito, la mojama de atún, los mejillones, el tomatito,... y el vino tinto con Casera, como Dios manda, jajaja. Bueno más o menos es así, pasar un día de playa sin posturitas ni modelitos. No tiene el fuerte oleaje de la hermana mayor, la Playa de la Victoria, y por eso también es más recogida de los vientos gaditanos, que a veces puede sorprender al viajero que se acerca por estos entornos playeros. La Caleta en realidad es un término que agrupa dos caletas geográficamente hablando:la caleta de Santa Catalina, entre la Punta del Sur y la Punta del Nao y la caleta de Rota o caleta del Bonete, entre la Punta del Nao y la Punta de la Piedra de los Diablos. Hay que recordar a los que no conocen la playa, que es de las pocas playas (bueno yo no conozco otra) que tiene bautizadas todas las grandes piedras, cada piedra tiene un nombre, que se recoge, incluso en Wikipedia.
Un poquito de mojama y su buena tortilla "playera", indispensable para un buen día en La Caleta
Siguiendo con los edificios singulares, alguno en las fotos de abajo. Podemos observar dos castillos: San Sebastián y Santa Catalina, aunque el catálogo se podría ampliar a otros restos de fortificaciones, como el Baluarte del Orejón, que es la entrada al Castillo de San Sebastián o Puerta de la Caleta, también el Baluarte de San Pablo y el Baluarte de San Pedro. Es importante resaltar que en el Castillo de San Sebastián según la tradición clásica se encontraba el Templo de Moloch uno de los Dioses de los fenicios, cartagineses y cananitas, aunque luego fue del griego Kronos. También se dice que este islote, en 1457 se levantó una ermita por los tripulantes de un barco veneciano que se recuperaban de la peste. En fin un castillo con mucha historia que se remonta al año 1706 y en cuyo interior se levantaron los faros que dan la luz de entrada a la Bahía gaditana, en concreto el actual data de 1908.
La Caleta en la película de Alatriste ©Página Facebook Cádiz

Halle Berry, al fondo La Caleta
(esta foto no es mía)
En la parte cercana a La Caleta se ubican dos edificios universitarios, las facultades de Ciencias del Trabajo y de Ciencias Económicas y Empresariales, esta concretamente, fue antiguamente un hospital, el Hospital de Mora. También hay un edificio de corte modernista (foto abajo) aunque más reciente, que fue durante décadas sede de la Escuela de Náutica, hasta que posteriormente se trasladó a Puerto Real. En las aguas de La Caleta se han rodado varias películas de cine, como una de las saga 007, "Muere otro día", así como la versión peliculera de "Alatriste", o la vida de "Manolete", o "El Amor Brujo" inspirado en la obra de Falla. Pero donde, sobre todo resplandece La Caleta es en las letrillas de comparsas, coros y chirigotas cada mes de Febrero por Carnaval. Una de sus vistas más bonitas es un atardecer con las barquitas. El Club Caleta es un club de pequeños pescadores, o de aficionados a la pesca, que hacen de este rincón su lugar sagrado. También muchos gaditanos y turistas se acercan por la zona, especialmente en verano, en busca de tomar una buena "caballa caletera" de las que se pescan en el día y se sirven asadas con su periñaca, o piriñaca según se quiera decir, de tomate, cebolla y pimientos aliñados. Ya sabéis que si venís por aquí tenéis un bañito pendiente en La Caleta.

...y las barquitas fondeadas
Castillo de Santa Catalina
Antigua Escuela Oficial de Náutica
Al fondo Faro y Castillo de San Sebastián
Balneario Virgen de La Palma
Un visión circular de La Caleta, realizada por mi amigo Joju Aliaga

5 comentarios:

Marian Piniella dijo...

Aunque iba más a menudo a la playa Victoria, mis recuerdos de niñez y mis mejores días de playa han sido y serán para siempre en la Caleta. Allí mi tío Pepe me enseñó a nadar con mi primo Pepito, descubrí la crema Nivea, paseé con mi primer amor y, por qué no decirlo, en ella me he comido los mejores filetes empanados de mi prima Mari. Gracias, Caleta.

cincuentones dijo...

En los años 80 estuvimos una semana en Cádiz, una ciudad muy hermosa, olvidamos el nombre de las bellas playas, pero recordamos los paseos por la alameda al atardecer .
Está muy bien la nueva imagen del blog, nosotros proximamente también la vamos a cambiar.
Saludos

Santiago Pérez Andreo dijo...

Los mejores paisajes son mas hermosos si son bien enseñados, gracias Paco.

SerViajera dijo...

Ufff, que lo que cuentas y lo que muestras me hace morir de saudades... Hace como dos años que no visito tus pagos...

Carmen dijo...

Es una de las playas de Cádiz que más me gustan, su sabor familiar no tiene precio.

He pasado algún que otro verano
por ese Balneario y me has traído muy buenos recuerdos.

Gracias. Un saludo.

Buzón de sugerencias