Iglesia de Santa María de Gdansk

El interesantísimo reloj astronómico de la Iglesia de Santa María
Voy a comenzar hoy una relación de post con el motivo de los relojes. Y el primero va a ser el último que me ha llamado la atención en mi viaje de Junio a Gdnya y Gdansk, concretamente el reloj astronómico de la Iglesia de Santa María de Gdansk, que data de los años 1464 a 1470: una joya de la ciencia y del arte del momento. Sin lugar a dudas el edificio religioso más importante de Gdansk es la Iglesia de Santa María, una típica construcción báltica o hanseática, diría yo, de ladrillo rojo. Se empezó a construir en el año 1342 y su definitivo punto y final se realizó aproximadamente ciento cuenta años después. Si vas a esta ciudad polaca, que te sorprenderá por cierto (ya hablaremos más a fondo de ella en otro post), verás como destaca este edificio sobre el horizonte del resto de casas, palacios e iglesias. Además que desde su torre más alta tienes la mejor vista de Gdansk (al final del post hay unas fotos).

Detalle de la indicación de los datos del momento
El reloj astronómico de su interior es uno de los objetivos más importantes del viajero que entra por la puerta de esta Iglesia, aunque también descubrirá tablas impresionantes como la de los Diez Mandamientos, también de finales del Siglo XV o su magnífico Altar Mayor del año 1510 o el Altar de Santa Bárbara de época similara, así como una serie de esculturas de vírgenes, una cruxifición fantástica, tumbas de famosos y epitafios. Y eso que la iglesia ha sido saqueada y parte de sus antiguos altares medievales vendidos o "robados" directamente por los alemanes y otros invasores al uso que han tenido los pobres polacos. Pero volvamos con el reloj, que es el que nos justifica este post del Cuaderno de Viaje: se trata una pieza reconstruída y restaurada que hoy día se exhibe en una de las alas, a la izquierda del Altar Mayor. Como tal reloj astronómico incluye, además de la hora del día, los mecanismos y las esferas donde se indican los datos astronómicos relativos a las posiciones relativas del Sol, la Luna, los Planetas, el Zodiaco. Como se observa arriba los datos son muy variados, incluso el nombre del santo o la santa que se celebraba en ese día.

Aquí a la izquierda se puede ver el reloj completo donde se aprecia no solo la precisión de los datos, para el momento (siglo XV), sino la belleza estética del instrumento. Hay que pensar en una concepción del Mundo precopernicana donde el sistema solar se representa utilizando el modelo geocéntrico, el centro de la esfera es un disco que representa la Tierra, situada en el centro del sistema solar y el Sol representado por una esfera de oro se muestra girando alrededor de la Tierra una vez al día en torno a una esfera analógica de 24 horas. 

El reloj de la Iglesia de Santa María de Gdansk fue construído por el relojero Hans Düringer, de Toruń. Hans Duringer era un relojero de Nuremberg en Alemania, que falleció en el año 1477 en Rostock. Otro trabajo famoso de este artista-relojero es el de la iglesia, también de Santa María, pero en Rostock 1472. Hay una leyenda urbana, que se diría hoy, que el relojero después de construir su obra maestra en Gdansk quiso ir a otras ciudades para seguir con su oficio de relojero y que las autoridades de la ciudad intentaron evitar por todos los medios que se fuera, se habla que lo dejaron ciego ¿...? y que pese a todo, pudo escapar y ser acogido en Rostock, donde se le ofreció un trato amable y él como contrapartida volvió a hacer otro reloj parecido en esa ciudad. El nuevo reloj fue construido en 1477 y allí Hans Düringer murió tranquilo, en Rostock. ¡Cualquiera sabe la verdad de lo que ocurrió hace más de quinientos años! La realidad es que ahí está el reloj, que como os podeis imaginar quedó hecho papillas después de que los nazis aparecieran por el famoso pasillo de Danzig (Gdansk en polaco) y que tuvo que ser como toda obra de relojero rehecha pieza a pieza después de 1945 y esto es un mérito terrible del pueblo polaco en este y en casi todo su patrimonio histórico reconstruído. Y ya, como siempre unas fotitos para terminar este primer post de relojes, amenazo: ¡vendrán más!

Con mi amigo Jorge y el reloj del pobre Hans Düringer
 



Ah... se me olvidaba, aquí teneis la vista desde arriba de la torre de la Iglesia de Santa María, al fondo el Báltico y los astilleros de Gdansk, los famosos astilleros donde comenzó la revuelta de Polonia contra el comunismo de la mano de Lech Wałęsa. Si subís, hacerlo sin prisa y sin pausa, pasito a pasito, que hay unos cientos de escalones esperando. Paciencia.


Vista desde lo alto de la torre de la Iglesia de Santa María

+Info:



1 comentario:

xipo dijo...

Tiene muy buena pinta estos post sobre relojes....!! __Estaré impaciente en leer las próximas entregas.
Saludos

Buzón de sugerencias