Gdansk, donde nació Solidarnosc

Gdansk junto al mar Báltico
Mis viajes a Polonia siempre han sido por cuestiones universitarias y en Gdynia se encuentra precisamente una de las Academias de Marina Mercante más importantes no solo de Polonia, sino de Europa. Aquí hablan de Trójmiasto, en castellano la tri-ciudad, que incluye a la citada Gdynia, Sopot y la que hoy nos toca, la más populosa, la más histórica: Gdansk, la ciudad de la libertad, como ahora le gustan bautizarla porque aquí comenzó todo el movimiento de Solidaridad (Solidarność) que llevó consigo el comienzo del fin del comunismo totalitario en la Europa del Este. Hoy Gdansk es una ciudad preciosa, reconstruída después del paso de los nazis durante la Segunda Guerra Mundial. Gdansk (en polaco, Gdańsk) también te sonará por su versión en alemán, Danzig, el pasillo de Danzig que originó el comienzo de la mayor confrontación que ha vivido Europa en el siglo XX. Es la sexta mayor ciudad de Polonia y la mayor ciudad portuaria  polaca, es la capital del voivodato (provincia) de Pomerania.  También fue Gdansk la patria del célebre Schopenhauer, que tanto nos hicieron estudiar en la asignatura de Filosofía del COU ¿os acordais?

Aeropuerto Lech Walesa




Yo llegué en el tren de cercanía que salía desde Gdynia, en una estación cercana al hotel en que parábamos mi compañero Jorge y yo, aunque antes precisamente me había bajado en el aeropuerto que lleva el nombre del sindicalista y luego Presidente Lech Walesa. Como Hamburgo o Bremen, Gdansk era otra más de las ciudades bálticas hanseática de la Edad Media, os recuerda también las hermanas capitales de Riga o Tallín. Parece que los orígenes "en serio" de la ciudad se remontan al año 980, donde una fortaleza fue construida probablemente por Mieszko I de Polonia, para conectar Polonia con las rutas comerciales del mar Báltico. Hay un primer registro escrito de esta fortaleza en el año 999, de hecho esta fecha es considerada como la fundación de Gdansk en Polonia (fuente: Wikipedia).

Llegamos en tren...
Estación de tren de Gdansk

Típica señal marcando las
ciudades hermanadas con Gdansk
El siglo XX marcó mucho a Gdansk por la fuerte presencia de alemanes que reivindicaban desde Prusia como algo suyo, de hecho en 1923, el 85% de su población era de nacionalidad alemana y los polacos eran solo un 15%. Al finalizar la Segunda Guerra Mundial entre los nazis y las tropas soviéticas destrozaron la ciudad. Pero nada menos que en un 90% y expulsaron unos 120 mil habitantes alemanes. Se repobló entonces la ciudad con polacos, principalmente de las regiones del este del país que habían sido anexadas, a su vez, por la Unión Soviética. Todos los nombres alemanes de calles, edificios, distritos, se cambiaron a nombres polacos, como por ejemplo Langemarkt por Długi Targ, la principal calle peatonal del centro. Su casco antiguo fue reconstruido y muy bien, merece mucho la pena pasear por Gdanks. Alemanes, polacos, flamencos, hebreos, escoceses y holandeses dejaron su huella arquitectónica, que se refleja significativamente en el casco antiguo.





De Gdansk a Danzig
Así quedó Gdansk en 1945 tras la Segunda Guerra Mundial
Y así es hoy en día...


La ciudad tiene muchos edificios de la época de su época esplendorosa de la Liga Hanseática. La vida turística de la ciudad gira a lo largo o cerca de Ulica Dluga (Calle Larga) y del Długi Targ (Mercado), una calle peatonal rodeada de edificios reconstruidos, casi todos del siglo XVII, en ambos extremos limitada por las puertas de la ciudad (podéis ver alguna foto arriba). Esta parte de la ciudad se refiere a veces como el Camino Real como el antiguo camino donde marchaban las procesiones de los Reyes cuando visitaban la ciudad. Caminando de punta a punta de esta calles os encontrais con los lugares que pude fotografiar y que aquí muestro, pero hay más: la Puerta de las Tierras Altas (Brama Wyżynna), la Casa de la Tortura (Katownia), la Torre de la Prisión (Wieża więzienna), la Puerta de Oro (Złota Brama), la Casa Uphagen (Dom Uphagena), el edificio principal del Ayuntamiento (Ratusz Głównego Miasta), el Mercado (Długi Targ), la Corte (Dwór Artusa), la Fuente de Neptuno (Fontanna Neptuna), la Casa Dorada (Złota Kamienica), la Puerta Verde (Zielona Brama).

Paseando por la calle Larga
También Gdansk tiene un número de iglesias históricas: Santa Brígida, Santa Catalina, San Juan, y sobre todo Santa María (Bazylika Mariacka), una iglesia municipal construida en el siglo XV, es la iglesia más grande de ladrillo del mundo. También está la Iglesia de San Nicolás Iglesia de la Santísima Trinidad. Si vais de museo, además de visitar el Ayuntamiento, os recomiendo El Museo Nacional que contiene una serie de obras de arte muy importantes, incluyendo el famoso Juicio Final de Hans Memling. Hay un barco museo (SS Soldek) fondeado en el río Motlawa que fue el primer barco construido en la Polonia de la posguerra. En el siglo XVI, Gdańsk alojaba el Teatro shakesperiano de giras por el extranjero (ahora existe una Fundación que trata de reconstruirlo y ponerlo en marcha), y también debemos destacar la presencia en la ciudad de la Sociedad de Investigación fundada en 1743, que fue una de las primeros de su clase en el Mundo.



No esta nada mal que en este caminar por la Calle Larga nos paremos
a tomar una cervecita polaca, una Lech, por ejemplo.

Fuente de Neptuno
Al fondo se aprecia el Soldek y una Grua Medieval

Ah.... se me olvidaba no podeis dejar de probar
la típica sopa de la Pomerania en su pan integral
en una de las terracitas junto al río Motlawa.


9 comentarios:

alfonso dijo...

Vayaaa, ... tu por cuestiones universitarias has estado en Polonia ... yo ... mucho me temo que por trabajo muy pronto me tocará ir por un largo período de tiempo (que pereza, ... sobretodo en invierno), ... aunque he de reconocer que lo has pintado todo de tal forma en tu genial post que ... bueno, ... quizás no sea tan malo y tan oscuro como me parece.

Gracias por compartir éste genial Post en Polonia.

Un saludo.
Alfonso - the world thru my eyes -
www.thewotme.com

José Manuel Beltrán López dijo...

Como siempre, un didáctico, práctico y excelente post. Que ya dan ganas, a pesar de Schopenhauer, de coger el avión, tren de cercanías o lo que sea para degustar esa Lech y disfrutar de la ciudad. Aprovecho para desearte los mejores deseos viajeros para el próximo año. Salud, ciudadano viajero.

xipo dijo...

Ciudad universitaria si no me equivoco, y ahora también futbolera.... Allí jugará España sus partidos en la próxima Eurocopa.....

Por cierto....contigo he descubierto la sopa más original que he visto nunca....

Un saludo y felices fiestas Paco!!

Babyboom dijo...

Por las fotos que has puesto tiene pinta de ser una ciudad preciosa, a ver si algún día puedo disfrutarla. Un abrazo y Feliz Navidad!!! ;-)

Fran dijo...

Pues la ciudad tiene una pinta estupenda y con mucho que ver!! La sopa me la apunto, adora la comida local...
Saludos y feliz año

Robin Jú dijo...

Gracias Paco, por seguir el blog. Polonia es una más de mis asignaturas pendientes (quedan tantas!!).

Me gusta mucho tu blog, intentaré curiosearlo en profundidad

Un abrazo

MTTJ dijo...

De Polonia conozco muy poco, sólo Poznan, Wroclaw y Torum. Las tres ciudades me fascinaron y por lo que parece Gdansk es otro bello ejemplo.
Por cierto, ya no me acordaba de Schopenhauer! El COU me queda demasiado lejos, jajajaj

Feliz entrada de Año Nuevo.

Un abrazo

Varsovializate dijo...

Que buen post Paco, a ver ahora como hacemos nosotros para aportar algo más sobre la ciudad :)
La verdad que Gdansk es muy bonita y el tener el mar cerca le da un plus.

La sopa de la Pomerania, ¿es como la sopa Zurek? Por la pinta parece que si.

Un saludo!

Selu dijo...

Buenas,acabo de tropezarme con tu blog y me ha encantado.

Yo también tengo un blog sobre viajes, te incluyo entre mis enlaces y te dejo la dirección por si quieres echarle un vistazo:
www.locosporlamochila.blogspot.com.es

Un saludo!!!

Buzón de sugerencias