...

Moissac, donde el románico te sorprende

Tímpano de San Pedro de Moissac
Moissac es una comuna y población de Francia, en la región de Mediodía-Pirineos, departamento de Tarn y Garona, en el distrito de Castelsarrasin. Pero Moissac es sobre todo famosa por su Iglesia, abadía de San Pedro. Aquí, cuando los peregrinos iban a Santiago de Compostela, desde Francia, entre Conques y Tolosa de Lenguadoc, se encontraban nada menos que con una de las obras maestras del Románico, el monasterio de San Pedro de Moissac. Vivió su momento álgido a principios del siglo XII, cuando fue construido el claustro y el pórtico de la antigua iglesia (1100-1125) con su magnífico tímpano de 5,68 metros de diámetro que podeis ver arriba, y que presenta el programa típico del Apocalipsis según la versión de san Juan.


El tema se organiza como podeis ver en la primera foto alrededor de una superficie semicircular concebida como un arco de triunfo: Cristo en majestad, coronado, con el libro de la Palabra de Dios en la mano izquierda y bendiciendo con la derecha, está rodeado por el Tetramorfo y por dos serafines. Llenan el espacio veinticuatro figuras más pequeñas, que llevan copas e instrumentos musicales. La disposición y distribución de los personajes es muy ordenada y simétrica. Además de Cristo, el resto de los personajes ocupan espacios periféricos alrededor de este gran eje. El conjunto está lleno de contrastes. Cristo, en actitud de descanso y posición frontal, contrasta con la actitud movida o inestable del resto. Los pliegues de los ropajes y las posiciones de piernas y brazos de los ancianos están tratadas con líneas cruzadas, en zigzag y en ángulos rectos, en cambio sus rostros traslucen actitudes beatíficas. Moissac se nos presenta como uno de los ejemplos más profundo de los temas más repetidos en la iconografía románica.




Una leyenda atribuye la fundación de la abadía de Moissac a Clodoveo I, cuya conversión había garantizado el triunfo del catolicismo en la Galia. Después de vencer a los visigodos arrianos construyó un gran monasterio destinado a mil monjes. Hoy se piensa que en verdad fue su sucesor, no él, es decir Clodoveo II. Fue saqueada por los musulmanes tras ser derrotados en la batalla de Poitiers, e incendiada en el año 1042. El conde de Toulouse y el obispo de Cahors piden la adhesión a la abadía de Cluny, ofreciendo así un enlace para la expansión de la orden cluniacense hacia España. La Abadía es un conjunto arquitectónico religioso, como se ha dicho, dentro del Camino de Santiago. La abadía va a estar ligada en 1047 a la poderosa abadía de Cluny y se va a convertir, desde el siglo XII, en el más eminente centro monástico del sudoeste de Francia.

El claustro se identifica por una inscripción del año 1100. Tiene unas dimensiones de 31 x 27 metros, está constituido por cuatro galerías en la que las arcadas recaen sobre una serie de columnas de mármol. Contiene un total de 116 columnas, altenando las sencillas con las dobles, que soportan las arcadas de las cuatro galerías. Lo capiteles están esculpidos en sus cuatro caras, verdaderas obras maestras del románico, que ilustra temas del Génesis, la Infancia de Cristo y otras escenas bíblicas, además de temas florales, animales y personajes, entre otros. Bueno así podríamos seguir con casi una clase de Historia del Arte, de aquella que nos pasaban las diapositivas con todas estas joyas del arte románico. Es Moissac una ciudad que conviene desplazarse aunque sea solo para visitar esta magnífica obra monumental. Y nada más, hasta la próxima. Os dejo con las fotos...


Esculturas interiores y abajo detalles del Pórtico y de los capiteles.


2 comentarios:

MTTJ dijo...

No conocía este magnífico lugar pero me lo anoto para un próximo viaje a Francia.

saludos

fan dijo...

Los detalles del pórtico y de los capiteles son 100% escultura . Impresionante !!

Buzón de sugerencias