Los Colores del Desierto: Wadi Rum y Sir Lawrence de Arabia

Toda la gente de mi edad recuerdan de pequeño esa magnífica película "Lawrence de Arabia" de 1962, dirigida por David Lean e interpretada entre otros por Peter O'Toole, Omar Sharif, Anthony Quinn, Alec Guinness, incluso el español Fernando Sancho. Thomas Edward Lawrence, más conocido como Lawrence de Arabia, nació en Tremadoc, pueblecito de Gales, a finales del siglo XIX, en 1888. Falleció el 19 de mayo de 1935, recordado según qué bando, para los occidentales fue un militar, arqueólogo y escritor británico, que jugó un notable papel de enlace durante la revuelta árabe contra el dominio otomano durante la I Guerra Mundial; para los árabes fue un traidor que facilitó la posterior colonización de ingleses y franceses en la zona, luego vendría el problema palestino, y así hasta ahora. Pero ¿a qué viene esto? - pués viene a colación de un lugar de especial belleza como es el desierto que fue protagonista de estos hechos, y del personaje: el desierto de Wadi Rum al Sur de Jordania, cercano al Golfo de Aqaba y el Mar Rojo. Con todas las fotos he montado el vídeo de abajo... (Sin embargo en la película las escenas en Jordania fueron minoritarias y se utilizaron sobre todo escenas tomadas en "el desierto" de Almería y algunas en Ait Benhaddou, Ouarzazate, (Marruecos).



Nosotros estuvimos en Jordania hace un mes, en Enero, y visitamos en 4x4 el Desierto de Wadi Rum. Desde Amman llegas en la que se llama autopista del desierto que termina en el Mar Rojo, en Aqaba, que es la única salida al mar de la árida Jordania (de Aqaba a Wadi Rum hay escasos sesenta kilómetros). El desierto, sus colores, son impresionantes, son paisajes de esos que te quedan como imágenes retenidas durante toda la vida.

La inmensidad del Desierto de Wadi Rum

Wadi Rum o Uadi Rum es también conocido como el Valle de la Luna, porque realmente es un valle situado a mil seiscientos metros sobre el nivel del mar, no es un desierto plano, sino que sobre las arenas se levantan riscos y verdaderas montañas de granito. El nombre de Uadi y Rum significan valle "alto" o "elevado" en idioma arameo. El punto más elevado de Wadi Rum es el monte Jabal Umm ad Dami, con 1854 metros. La zona es un área protegida Patrimonio de la Humanidad por la Unesco desde hace un par de años.


El Desierto de Wadi Rum ha estado habitado desde la Prehistoria por diversas culturas (fuente: Wikipedia), incluidos los nabateos, que han dejado su impronta en los petroglifos que podéis ver en la foto de abajo. Están en el cañón Khaz'ali situados en cuevas, de la cultura tamúdica, anterior al islamismo. Hoy día son los beduínos los que habitan escasamente el desierto, los beduinos de la tribu Zalabia, que se encargan de organizar "ecoturismo de aventura" para los visitantes, hay jaimas donde dan el te, incluso puedes pasar la noche en el desierto (nosotros no estuvimos, tan solo hicimos una visita mañanera).

Petroglifos: marcas que se dejaban para guiar a las rutas de las caravanas del desierto
Jaima de los beduínos en el desierto donde tomar un té
Un graffiti "moderno" con la imágen de Sir Lawrence de Arabia

Como Sir Lawrence de Arabia usó este desierto como base de operaciones durante la Rebelión Árabe de 1917-1918, en los años ochenta, una de las formaciones rocosas más espectaculares de Wadi Rum fue nombrada "Los Siete Pilares de la Sabiduría" en honor al libro del mismo nombre de Lawrence, aunque no tiene nada que ver con él. En una piedra también podéis ver (os lo indicarán los conductores o los guías) una escultura con su rostro toscamente grabado y su nombre en árabe (ver foto de arriba).

También se rodó aquí la película Planeta rojo (en el año 2000) por el colo rojo de las arenas del desierto jordano.




8 comentarios:

Yo adoro viajar. I love travelling! dijo...

Que recuerdos!!! El año pasado pasé el año nuevo en este desierto tan maravilloso. Fui con mi madre a Jordania y estuvimos en este desierto que al igual que a Lawrence de Arabia nos cautivó por completo.

Yo también tengo preparada una entrada sobre este magnífico lugar que aún no he publicado.

Magnífica entrada y unas fotos geniales como siempre.

Un abrazo viajero,

Trini
http://yoadoroviajar.blogspot.com

Fran dijo...

Un desierto mítico. A ver cuando me toca pisarlo!!! Saludos!!!

M. Teresa dijo...

Muy curioso lo de los petroglifos !!!

Un saludo

Él y ella viajeros dijo...

Sin duda, un desierto...¡de película!
Me he encantado el montaje con la música de Piazzolla. ¡Gracias por llevarnos a lugares tan increíbles desde tu blog viajero!

Caliope dijo...

Vaya colores, estoy deseando pisar Jordania, a ver si cae pronto y desde luego cuando lo haga no me dejaré atrás Wadi Rum. Te ha quedado una entrada genial.

El Guisante Verde Project dijo...

Jordania es una falta, que duele, al igual que Siria, en nuestro pasaporte viajero.
No me extraña que las imágenes se te queden grabadas, es un lugar perfecto para dejar volar la imaginación.
Por cierto ¿que tal las cosas por allí? Seguro que el sector turístico estará pasando apurillos.

Saludos!!

Paco Piniella dijo...

Realmente en Jordania siempre están afectados turisticamente hablando por los temas políticos: Egipto, Siria, Palestina, Israel, son vecinos problemáticos.

Antonio Ruiz dijo...

Cómo te gustan los desiertos, eh Paco!!!

Impresionante fotos. Enhorabuena.

Buzón de sugerencias