La huella de Carlos V en Granada


Sello emitido por España 1978
Cuando uno va a Granada va pensando en la Alhambra, en los andalusíes, y de pronto se encuentra con una construcción que le deja con la boca abierta por su rotundidad: el palacio de Carlos V. Se construyó después de la visita que este realizó a Granada tras su boda en Sevilla con Isabel de Portugal en 1526. Junto a la Alhambra, su implantación fue polémica, cambió la imagen del recinto incluso la conexión con la ciudad. El Emperador decidió construir el Palacio al estilo romano, probablemente influido por el propio Gobernador Mendoza de grandes influencias italianas.



Aquí, arriba, se ven las dos plantas del palacio. El edificio consta de dos niveles: abajo se utilizó el orden toscano y arriba el orden jónico. La piedra fue extraída de Santa Elvira. Definitivamente estamos hablando de una arquitectura imperial romana.

Medallón donde aparece Carlos V "batalleando" a caballo
Una persona clave en la construcción fue Baldasare Castiglione, amigo del famoso Rafael y de Giulio Romano, aunque el proyecto original se debe a Pedro Machuca, formado en el círculo artístico de la Roma de León X, que dirigió las obras hasta su muerte, dejando terminadas las fachadas excepto las portadas de poniente y mediodía. Su hijo Luis sería el finalizador de las obras, añadiendo el patio circular, que aparece en las fotos que hicimos cuando estuvimos por allí. De todas maneras hubo un paréntesis de quince años en la construcción por la rebelión de los moriscos de Granada en el año 1568.

Localización del Palacio




Esta foto no es mía, es de ©Wikipedia
En el siglo XVII de todas maneras se continuó con el Palacio y se hicieron modificaciones, dicen los expertos que realmente hasta pleno siglo XX, con el ingeniero Leopoldo Torres Balbás (1923) no se concluye el modelo actual con el inicio de un programa de recuperación para destinarlo a museo, el Museo de Bellas Artes de Granada y que culminará el arquitecto Francisco Prieto Moreno (1958). Como Museo es un recinto mediano, pero cuenta con piezas singulares como un famoso bodegón de Juan Sánchez Cotán y varios ejemplos de Alonso Cano. Ha tenido unas obras de reforma, pero en enero de 2008 se volvió a abrir. (Aquí tenéis la web o descargar folleto en pdf)

...una arquitectura "a lo romano", mediante la originalidad de la planta, un círculo inscrito en un cuadrado de 63 metros de lado; esta disposición, principal rasgo manierista del palacio, no tiene precedentes en la arquitectura del Renacimiento
Quizás lo más chocante o innovador del Palacio es que nos debemos situar con Carlos V en una España en la que el estilo imperante era el plateresco, y que no se había despegado totalmente del gótico, por lo que Machuca cambia radicalmente al manierismo.

uno de los bajorrelieves del palacio con el Emperador a caballo
Lo peor de todo es que para construir el edificio fue preciso derribar un pabellón opuesto a la torre de Comares y por tanto, en parte, la destrucción de una parte de la Alhambra. Al menos fue una parte y no toda la Alhambra como defienden algunos.



3 comentarios:

enrique dijo...

hola!

he visitado el palacio pero no sabia nada sobre la historia, esas visitas que haces sin guia y tan solo ves los edificios sin fijarte en cada detalle.

ahora tras tu post ya sabemos algo más!

un saludo!

Carmen Viajes y Rutas dijo...

Al igual que Enrique, no sabía nada de la historia de este edificio, y eso que la primera visita que hice a la Alhambra fue guiada, pero a mis 17 años, creo que presté más atención a otras cosas que al edificio. Me encantaría volver con calma y hacer una visita como se debe. Muy buena información. Un saludo

Anónimo dijo...

Muy interesante conocer un poco más la historia de este edificio. En medio de tanta decoración moruna y edificios y tesoros mazareis, sorprende este edificio mesurado y renacentista. A mí particularmente me gusta mucho.
Cristina

Buzón de sugerencias