Los últimos diablos rojos

Los populares autobuses panameños
Los diablos rojos han sido un popular medio de transporte, tanto en la ciudad de Panamá, como en el transporte regional para con los distritos colindantes de Panamá o Colón. Los diablos rojos eran parte del antiguo sistema de transporte público iniciado en 1973 durante Omar Torrijos, en el que el Estado daba un permiso individual de operación a cada transportista, dueño de su autobús. Estos autobuses con motores Carterpillar, tienen su procedencia en el transporte escolar de la zona norteamericana del Canal. Han sido durante cuarenta años y todavía siguen siendo, aunque su tiempo está limitado, parte esencial de la vida de los panameños menos pudientes. Son un espectáculo verlos con esos colores de graffiti extravagantes, pero también son un espectáculo verlos conducir ya que se disputan los clientes por ser los primeros al llegar a determinadas paradas donde les esperan. Desgraciadamente generan numerosos accidentes de circulación. Pero esta leyenda tiene fecha de caducidad...
porque el gobierno ha decidido acabar con este medio de transporte en los próximos años por un sistema de "Metrobus". El nuevo transporte se desarrollará bajo la licitación de una concesión al modo de los autobuses colectivos al estilo de otros países latinoamericanos, donde parece que se verán beneficiadas empresas chilenas y colombianas. Mientras puedes admirar la imaginación de los diseños con animales, personajes mitológicos, muchos con mensajes religiosos y en otros casos simpáticos, escudos del Barça y del Real Madrid. Los tubos de escape abierto le hacen ruido suficiente para alardear de su potencia, y hacerse escuchar cuando llegan a la parada. La carrocería e incluso los cristales de las ventanas están decorados con fotos y pinturas de artistas de cine, músicos y deportistas. Los personajes preferidos son el excampeón mundial de boxeo Roberto "Mano de Piedra" Durán y la panameña Miss Universo Yostin "Justine" Lissette Pasek Patiño. La mayoría de los conductores son los propios dueños, los empresarios, por lo que tienen un valor de subsistencia para ellos. El nuevo gobierno a través de la Autoridad de Tránsito y Transporte Terrestre, pretende (no sabemos si lo conseguirán) erradicar estos transportes que en algunos casos se consideran poco efectivos y puntuales, además de incómodos por no incorporar el aire acondicionado, tan necesario en este país.

El nuevo sistema de transporte para reemplazar a los diablos fue una promesa de campaña del presidente Ricardo Martinelli, con indemnizaciones que aún no se han completado por lo que estos autobuses siguen poblando el paisaje de las carreteras panameñas. Mientras os dejo unas fotos... Espero os gusten.






Página de Facebook "My name is Diablos Rojos".

2 comentarios:

Antonio Ruiz dijo...

Hola Paco.

La verdad es que son toda una maravilla. Esos colores y tuneado es fantástico. Siempre llaman muchísimo la atención.

Un abrazo.

M. Teresa dijo...

¡Qué bonitos! Me han recordado los autobuses y camiones que se ven en Pakistán.

Un abrazo

Buzón de sugerencias