Panamá, un país abierto en Canal

La pollera profusamente decorada es el traje nacional de Panamá que usan en los bailes tradicionales
Panamá ha sido el último país que he visitado, a caballo entre las obligaciones como conferenciante en un seminario y aprovechando, como buen viajero, la estancia por sus tierras y por sus gentes. Hemos hecho amigos que se han abierto como el país en canal, para recibirnos, para darnos lo que tenían: Sindo, Guadalupe, Rimsky, Fulvia,.... El panameño es fruto de una mezcla multirracial, los indígenas de diferentes procedencias, los españoles y otros europeos, los afroamericanos e incluso los chinos y los hindúes ...y quizás de muchos más países que vinieron aquí, muchos, muchos,  para construir el Canal, el Canal de Panamá, una de las obras de ingeniería más importante de todos los tiempos. Porque el Canal es parte del destino de este país, incluso su propia esencia como república independiente al modo más favorable para que los EE.UU. pudieran hacerse cargo de su construcción y explotación durante casi cien años. El Canal es el pulmón económico de Panamá, ahora en sus manos es la herramienta más importante de su desarrollo, la gallina de los huevos de oro que este pueblo no puede desaprovechar. El futuro de Panamá también está en el Canal ya que su gran nueva obra es la ampliación del mismo con la construcción de nuevas esclusas que permiten a buques de mayor manga poder cruzar de un océano a otro. Y el Canal divide a los panameños en dos partes, una al norte y otra al sur, con tan solo dos pasos posibles por carretera, "El puente de las Américas" (1962) y "El puente del Centenario" (2004), que generan a horas puntas numerosos atascos ("tranques" como allí lo llaman) entre la capital y la ciudad dormitorio de Chorreras.

Puente de las Américas, vista con el móvil desde el Cerro Ancón


Vasco Núñez de Balboa, es el héroe nacional del país, el que da nombre a la moneda, a una de las tres cervezas nacionales (¡qué buena la cerveza panameña! -por cierto-). El principal puerto en el Pacífico del Canal de Panamá y el distrito que abarca el archipiélago de las Perlas, también llevan su nombre y la máxima condecoración otorgada por el Gobierno es la Orden Vasco Núñez de Balboa. Pero a pesar de eso no dejo de recordar, una vez en una conferencia de Eduardo Galeano cómo esté contó una anécdota que me encantó sobre este personaje, "descubridor" del Mar del Sur:

Cuando yo estaba en la escuela la maestra nos explicó que Vasco Núñez de Balboa había sido el primer hombre que vio los dos océanos, vio los dos mares a la vez, el Pacífico y el Atlántico desde una cumbre de Panamá, el primer hombre.
Y yo levanté la mano y dije:
- Señorita, señorita...
- ¿sí?
- ¿los indios eran ciegos?
- ¡fuera!
Fue mi primera expulsión.


Panamá es un país con una cierta componente nacionalista, con mucho orgullo de país, a pesar de su corta y convulsiva historia. Ahora con los éxitos de fútbol, la gente vibra en las calles, pero lo hizo cuando las revueltas contra los gringos por su Canal. Es un país que en su día se echó a la calle por izar su bandera en el territorio norteamericano del Canal y que lleva muy en el corazón su bandera y sus símbolos colectivos como el mismo traje típico o el mantenimiento de su estatus como país con ascendencia indígena: aquí las comarcas indígenas tienen sus propias normas y una casi independencia del resto del país, cosa que no ocurre en la mayoría de las repúblicas centro o sudamericanas.

Catedral de Panamá en Casco Viejo
Cristóbal Colón fue el primer explorador europeo en alcanzar la "tierra firme" americana, pero para ello tuvo que esperar al tercer viaje, de hecho no fue el primero en desembarcar en esta tierra, sino que tal privilegio como español lo tuvo el andaluz, sevillano para más señas, Don Rodrigo Galván de Batidas. En 1501, el sevillano recorrió Venezuela, Colombia y llegó casi hasta el emplazamiento actual del Canal de Panamá. Los barcos de Bastidas se perdieron por culpa de la broma, no estamos hablando de chistes, sino de un molusco que se "comía" literalmente la madera de las naos. El gobernador Francisco de Bobadilla el mismo que encarceló a Colón también enjuició a Bastidas. Ya liberado el genovés Colón, el 10 de octubre de 1502, en su cuarto viaje, llegó a la costa atlántica del istmo, en las actuales provincias de Bocas Del Toro y Veraguas. El 2 de noviembre, llegó a una preciosa bahía en la actual provincia de Colón, a la que bautizó como el nombre de Portobelo o Puerto Bello, que todavía existe.


Abajo tenéis unas fotos de Bocas del Toro, donde una isla se llama Colón y otra Cristóbal,
en el nombre del famoso navegante.


Volviendo a Balboa, en 1513, Vasco Núñez de Balboa emprende la conquista de territorios actualmente panameños donde los indígenas le cuentan que hay otro mar. Vasco Núñez de Balboa, organiza una expedición ese año, logrando llegar a la cima de una cordillera desde donde logra ver en el horizonte las aguas del nuevo mar, de ese Mar del Sur del que hemos hablado anteriormente, el Océano Pacífico. De la primera ciudad de Panamá, Panamá la vieja, apenas quedan unas ruinas, y una pequeña torre que se divisa nada más que llegas del aeropuerto internacional (antes Omar Torrijos y ahora Tocumen, hay otro aeropuerto más pero dedicado a vuelos eminentemente domésticos). Hoy en día lo más antiguo que queda es su casco viejo cuando la ciudad se trasladó a su enclave actual. Hablaremos de este casco que hoy también se levanta de su estado lamentable en que fue quedando en las últimas décadas y ya es parte de un esfuerzo importante de restauración y de lugar de reclamo para los nuevos turistas que llegan a Ciudad Panamá.

Esclusa de Miraflores, la más pegada al Pacífico: el Canal de Panamá es la arteria del país
Tren que corre paralelo al Canal
Es verdad que ya había estado en Panamá hace muchos años como tripulante de un buque mercante, pero ahora lo hacía en avión y por tierra, con la compañía de colegas universitarios que me dieron otra imagen mucho más redonda y más cercana. El cambio sobre todo de Panamá como gran metrópolis ha sido espectacular. Haré varias entradas en el blog sobre Panamá, pero hoy lo dedicaré a modo de guía general de todo lo que yo he conocido de este lindo país, ya en otras ocasiones hablaré de Ciudad Panamá y de los lugares que he visitado como el Territorio Kuna o Bocas del Toro.

Panamá tiene nueve provincias, a las que hay que añadir cinco comarcas indígenas que tienen una particular "independencia" de la república. Panamá tiene al Norte con el mar Caribe, al Sur el Pacífico, al Este Colombia y al Oeste Costa Rica. Es un país algo más pequeño que la región andaluza (setenta y cinco mili km²) pero con una población mucho más pequeña, no llega a los cuatro millones de habitantes, de los cuales casi la mitad vive en la zona metropolitana de Ciudad de Panamá. También es importante la zona del Canal del lado atlántico, especialmente la Zona Libre de Colón, la zona franca más grande del continente y la segunda del mundo.

Hasta en la propia capital te encuentras una biodiversidad tremenda

los célebres "diablos rojos", autobuses populares

Como viajero no tienes obligación de ponerte vacunas, aunque se recomienda tener actualizada la fiebre amarilla o tétano. No hay vacuna contra el dengue que se transmite por mosquito como casi todas las enfermedades tropicales por lo que debes llevar repelente de mosquitos (spray o bien una de esas pulseras). Cuando estuvimos en la capital se reportaron por radio sesenta y seis casos nuevos de dengue, lo que implica la importancia de la profilaxis, ya que si bien la primera vez no es mortal, a la segunda vez si que puede tener efectos fulminantes para el hombre ...y la mujer. Pero Panamá es una ciudad limpia en comparación con otras capitales centroamericanas próximas, aunque se nota mayor limpieza en determinados barrios que en otros. Hay determinados "ghettos" que no deberías pisar, al menos solo o de noche, como El Chorrillo o algunas cuadras de San Miguelito. Muy cerca de ellos, hay zonas de muy alto standing como las casas cercanas al Cerro Ancón o los apartamentos de los rascacielos de la cinta costera, con un skyline del tipo de Miami o NYC, o bien la zona residencial de la llamada "Ciudad del Saber" donde se vive a unos niveles de vida más próximo a Florida que a Panamá. Nosotros nos alejamos, bueno nos alojaron, en el Hotel Marbella, en lo que aquí se llama El Cangrejo, una zona céntrica, cercana a la Via España.

Arriba y abajo el skyline de Ciudad de Panamá, en la llamada "cinta costera"

Panamá es un país, como he dicho anteriormente en pleno crecimiento económico, apenas hay paro (3%) pero eso sí tiene un salario mínimo inferior a 400 $, porque aquí aunque existe moneda, el balboa, prácticamente se reduce a unas monedas de centavos y a otra de un dólar creada recientemente, la moneda real es el dólar americano ya que el país ha estado permanentemente dolarizado, lo que por otra parte le da cierta estabilidad monetaria. El país vive del Canal y de sus negocios colaterales, y el turismo aunque es un objetivo de Estado tiene mucho que desarrollar, empezando por el propio carácter de algunos panameños que muestra una imagen poco amable hacia el visitante, de hecho la atención en algunos restaurantes e incluso en hoteles deja mucho que desear. A pesar de eso conviene ver su naturaleza tan rica en biodiversidad, hay mariposas que la confundes con un pájaro de lo grande que son, o especies tan exóticas como la rana roja o dorada,... un mundo por descubrir sin duda.

Bueno, este ha sido solo un detalle de otras entradas que haremos aquí en el blog sobre los destinos panameños, para hacer boca unas últimas fotos....

Playa de la "rana roja" en la Isla Bastimentos
Construcciones de madera al estilo del sur de los EEUU en la Isla Colón
Playa virgen de la Isla Aguja
Los indios kuna en el archipiélago de San Blas


Nos vemos, deja tu comentario si te gustó o si discrepas de lo aquí comentado. Gracias.

3 comentarios:

Yo adoro viajar. I love travelling! dijo...

Me ha gustado mucho...
La historieta de Núñez de Balboa me ha hecho reir un rato, es muy buena!

Tal como lo cuentas apetece muchísimo. Yo tengo un buen amigo viviendo en Costa Rica y me habla muy bien tanto de CR como de Panamá. Lo malo es juntar días...

Me ha gustado mucho el relato y las fotos.

Saludos desde http://yoadoroviajar.blogspot.com

Trini.


M. Teresa dijo...

Una entrada muy interesante sobre un país bastante desconocido para mí.

Un saludo

el viajero impresionista dijo...

Hola Paco
Densa entrada, de un país tan interesante. Genial la anécdota de los indios cegatones. o de los mosquitos no es para tomárselo a broma, como el molusco. Queda contestado tu último comentario. Saludos.

Buzón de sugerencias