El paisaje mítico del Rey Arturo


El bosque de Brocéliande ocupa hoy día unas ocho mil hectáreas, aunque en el siglo VI, en la época del Rey Judicael, se extendía por más de doscientas mil. La humanización de la foresta y en concreto la necesidad de carbón para las forjas y la extensión de la agricultura y la ganadería hicieron que su verdor se fuera reduciendo a lo que es hoy. A pesar de ello es un referente de lo que fue, del mito y de la leyenda. Brocéliande viene a ser algo así como el país de la colinas cenagosas según su traducción al bretón. En la visita a la zona se puede visitar un árbol ejemplo de lo que fue el bosque, el "Roble de Guillotin", llamado también Roble Eon, un roble hueco de más de mil años de casi diez metros de circunferencia por veinte de alto, cerca del pueblecito de Concoret. Su nombre viene del abade Guillotín (no pensar en guillotina, jajaja...) que fue un sacerdote que se escondió en el interior en la época de la Revolución, perseguido por los jacobinos de la zona.

El roble milenario más antiguo del bosque
se encuentra en la carretera comarcal D141 que va de Concoret a Saudraie
El Rey Arturo y
los caballeros de la mesa redonda
El Mito artúrico o la Leyenda arturiana, es el nombre colectivo que reciben una serie de leyendas sobre los celtas y la historia legendaria de las Islas Británicas y Francia, especialmente aquellas centradas en el Rey Arturo y los Caballeros de la mesa redonda. El poeta francés del siglo XII Jean Bodel creó el nombre según las líneas de un poema épico. El Rey Arturo en principio debe considerarse exclusivamente un destacado personaje de la literatura europea, es la figura del "monarca ideal", en la guerra y en la paz. Algunos textos medievales le dan vida como un caudillo britano en Gran Bretaña frente a los invasores sajones, aunque se discute si Arturo realmente existió, o bien es un personaje similar en el que se habría basado la leyenda.

El Centro del Imaginario Artúriano de Bretaña también se encuentra aquí, concretamente en el Castillo de Comper, abajo en la foto se puede observar el lugar, junto al estanque de Viviane. Puedes pagar simplemente por ver el lago y recorrer los alrededores o bien visitar alguna de las exposiciones que se encuentran en este particular centro de investigación, con animaciones, imágenes, y escenas que recuerdan la época de la caballería.


La Dama del Lago (Niniana, Viviana, Nimue, Ninie, Viviane o cualquiera de sus variantes) era uno de los personajes más mencionados en la saga del rey Arturo, Es un personaje relevante por su relación cercana con el mago Merlín, y con la espada Excalibur. La literatura o la leyenda ha jugado con diferentes versiones respecto al carácter mágico o de hada de la Dama del Lago, ¿un ser mortal que aprende secretos de la magia gracias a Merlín? ¿un personaje benévolo?, a veces también un agente del mal, o un ser humano con virtudes y defectos... Para los que le gustan estas historias pueden recrearse en el estanque, para el resto de los incrédulos como yo podemos recrearnos en la maravilla del lugar, de hecho aprovechamos el paisaje y el bosque para hacer un pic-nic con bocatas artúricos jajajaja....

Aunque el centro de la zona, lo debíamos de haber dicho antes, es el pequeño pueblecito de Paimpont, que es el que realmente tiene la propiedad del bosque. Aquí además se encuentra la abadía que fue construida en el siglo XIII en el sitio de un priorato fundado nada más y nada menos que en el año 645. Hasta la Revolución francesa este lugar fue monasterio benedictino.

Abadia de Paimpont
Esta indicación nos recuerda precisamente el dominio de Paimpont sobre el bosque de Brocéliande
Paimpont (punto en rojo), centro del Bosque de Brocéliande, donde se desarrollan las leyendas artúricas
Otro lugar encantador para visitar es el Castillo de Trécesson (cerca de un pueblo llamado Campeneac) según las fuentes que he podido consultar, ya aparece en textos del siglo VIII como hogar de los señores de Plöermel y Campénéac. Posteriormente lo sería de la familia Trécesson, de la que se tiene conocimiento a partir del siglo XIII y cuyo primer gran representante sería Jean de Trécesson, condestable de Bretaña. Abajo en la foto se observa la maravilla de castillo.

Château de Trécesson
Otro personaje clave que no se nos podía olvidar es Merlín, del cual recurrimos a la Wikipedia, que nos recuerda que fue un gran mago galés que vivió, presuntamente, en el siglo VI, y se trata de una de las figuras centrales del ciclo artúrico. Sin embargo, otra hipótesis es que, Merlín no hace referencia al nombre de una persona sino a un título, como lo fuese el título de druida. En cualquier caso es el mago más famoso de la historia europea, e inspirador de muchos magos de la literatura universal. Según el especialista bretón Jean Markale, Merlín es una figura polifacética que personifica diferentes arquetipos del mundo mítico celta; como el druida, el bardo, el hombre salvaje, el chamán y el profeta. La representación del personaje aparece por primera vez en Geoffrey de Monmouth en la Historia de Regum Britanniae, escrito en 1136, y se basa en una amalgama de personajes históricos y legendarios anteriores.

El lugar donde se dice que Viviane habría decidido encerrarle en una carcel para morir, es hoy venerado por los arturistas y amantes de la leyenda con una tumba (un poco mamarracho desde mi punto de vista) donde se dejan frutos, flores y papelitos con deseos. Abajo está este lugar, al que se accede por un camino, muy agradable el paseo, eso sí, desde una pequeña carreterita entre las comarcales D-71 y la D-2, cerca de Telhouet. También hay una Fuente de la eterna juventud, que como era Agosto o estaba seca o se habían bebido todo el agua...

El camino que nos lleva a Merlín, el asesor del Rey Arturo
Pablo y Marta junto a la Tumba de Merlín
La Fuente de la Juventud
Otra de las ciudades de este circuito es Trehorenteuc donde se encuentra la iglesia de Santa Onenne, también llamada la capilla del Grial. Santa Onenne era la hermana del rey Judicael, normalmente se le reconoce en sus representaciones por estar rodeada de ocas. Aunque el sitio como tal está reconstruído, originalmente era una capilla muy antigua, al parecer del siglo VII. En plena Segunda Guerra Mundial un abad (el que se representa en el monumento a la entrada) la restauró y aprovechó la moda de las leyendas con el propio fin de la iglesia, así en las vidrieras se mezclan personajes religiosos con los míticos. Hay un mosaico que representa el famoso ciervo blanco rodeado de cuatro leones, una aparición que tuvo Lancelot en la fuente de Barenton. Abajo lo tenéis en las fotos que hice...

Santa Capilla del Grial
La aparición de Lancelot
La última visita que hicimos de este recorrido a Brocéliande fue el Valle sin Retorno. La leyenda nos cuenta que ese valle, cercano a Tréhorenteuc era el dominio del Hada Morgana, hermana del Rey Arturo. Parece que ésta, traicionada por su amante, habría echado una maldición sobre el valle... Bueno, la cosa es que el sitio es muy bonito, independientemente de la leyenda, además que, al menos cuando estuvimos, había una chica tocando el arpa que te envolvía el ambiente en un cuento de hadas, efectivamente de hadas. Hay que caminar por un sendero precioso hasta llegar a un estanque donde se dice que vivían siete hadas que solo salían del fondo por la noche... 

Entrada al Valle sin Retorno
Un agradable paseo por el bosque hasta...
Arriba y abajo el famoso "Estanque de las Hadas"
... el espejo donde las Hadas se miraban
Muy cerca a esta zona hay una moderna instalación (abajo la foto) del artista François Davin con cinco robles ennegrecidos por el incendio que tuvo el bosque en 1990 y un castaño calcinado recubierto de láminas de oro, en la tierra una serie de pequeñas piedras al estilo de los menhires de la zona. Es el Arbol de Oro como otro elemento de decoración del bosque.

El árbol dorado
Y aquí termino de contaros el rollo este del bosque de Brocéliande, a mi me parece, como creo haber dicho antes que la zona por la naturaleza es ya, de por si, merecedora de su visita y si a ello añadimos lo bien que "venden" los franceses cualquier historia, el éxito de público está asegurado. Porque además independientemente del carácter mítico de lo que se rememora, hay unas referencias literarias e incluso pictóricas (los pre-rafaelitas) que dan sentido a este recorrido del Rey Arturo y todos sus personajes, parte de la esencia de esta Bretaña que hemos visitado. Hasta la próxima viajeros, si os gustó o no os gustó dejad vuestros comentarios.

3 comentarios:

M. Teresa dijo...

Siempre me han gustado las leyendas sobre el rey Arturo y los Caballeros de la Mesa Redonda, lo que no tenía ni idea era de la existencia del bosque Brocéliande, parece un lugar mágico que seguro ayuda a dejar ir la imaginación.

Buen fin de semana

Antonio Ruiz dijo...

Qué lugar tan chulo, Paco. Menudos sitios nos muestras con tus fantásticas entradas...

Un abrazote.

Caliope dijo...

Independientemente del tema mitológico los paisajes son increiblemente bonitos y por las fotos parece que no había mucha gente, mejor aun. La fuente de la juventud está bien seca, jeje. Estupendas fotos y buena info de los personajes artúricos. Un saludito,

Buzón de sugerencias