Una noche en… un riad

Riad (en árabe: رياض )
La última vez que estuvimos en Marruecos además de ir en coche, optamos por otra variación, dejar de mano los hoteles tradicionales y buscar un riad. Un riad es una casa tradicional marroquí, en algunos casos un auténtico palacio o palacete que puede incluir un jardín o un patio interior. Nosotros estuvimos en dos riads de diferente categoría, uno en Tetuán de nivel medio-bajo y otro en Fez de nivel alto, ambos, por supuesto, en las respectivas medinas. En esta entrada os pondré fotos del mejor de ellos, el Riad al Bartal de Fez ¡totalmente recomendable! En ambos casos, pero sobre todo en el riad de Fez, el resultado fue sorprendente, ya no querrás ir más en Marruecos a un hotel clásico, además del lugar el trato más personal, casi familiar y los lujos de un servicio súper esmerado tanto en el diseño de cada una de las habitaciones como en la cena o en el desayuno que te sirven.




   

La palabra riad proviene del término árabe "para el jardín". La antigua ciudad romana de Volubilis (de la que ya hemos hablado en este blog) proporciona una referencia para los inicios de la arquitectura de los riads durante el Imperio de la dinastía Idrisí . Al parecer ya en esta ciudad existía una preocupación importante en el diseño de los jardines residenciales para las mujeres, que respondieran al lujo de los palacios pero que mantuviera la privacidad como se recoge en la tradición islámica.


Parece que cuando los almorávides conquistaron España en el siglo XI enviaron artesanos judíos españoles a Marruecos para trabajar en los riads. Los riads tienen una arquitectura enfocada hacia el interior, que permite la intimidad familiar y que la temperatura y el clima propio de Marruecos sobre todo en verano pueda llevarse mejor, por ello la ubicación central de la mayoría de los jardines interiores y de los patios y la falta de grandes ventanales en las paredes de ladrillo exteriores. Todas las habitaciones se abren hacia el espacio central del atrio. En el jardín central de los riads tradicionales la costumbre es que existan cuatro árboles de naranja o limón y una fuente. Las paredes de los riads están decorados con baldosas y azulejos con la caligrafía árabe, con citas del Corán. Todo inspirado en el hábitat árabe-andalusí tradicional y de herencia persa y romana. Generalmente tienen un máximo de un cuatro pisos y las paredes al exterior, como hemos dicho, tienen una apertura mínima para proteger contra el calor y el ruido de la calle. La cocina suele estar en la planta baja. La azotea también ajardinada suele incluir un solarium y por lo general tiene vistas panorámicas de las otras azoteas de la medina. El turismo a veces demoledor con las arquitectural tradicionales, en este caso ha servido para levantar o restaurar viejos riads destinados a caerse por su estado deplorable. Ha habido un aumento de interés en esta forma de hospedaje para extranjeros que buscan un lugar con encanto. Lo que ocurre es que como toda la restauración de patrimonio histórico como este, no siempre las reformas mantienen los materiales originales y no todos los riads han sido restaurado con la misma fortuna.

Exquisita la decoración del riad.
Una de las habitaciones, todas son diferentes
El patio central del riad
...el desayuno


+Info: Web del Riad al Bartal.

Nota: Quiero dejar claro que esta "propaganda" de este hotel, como la de otros con encanto de los que hablamos en el blog, es totalmente desinteresada y las opiniones están basados en nuestra experiencia personal sin descuentos por ello ni favores. En este caso reservamos vía booking.com pero como habéis visto tienen su propia página desde la que podéis tramitar la habitación. ¡Hasta la próxima viajeros!


5 comentarios:

Provinciana dijo...

Dan ganas, si señor, muchas ganas.

xipo dijo...

Si todo va bien, este año probarñe yo también uno. Desde luego son preciosos!! Saludos

Xipo- www.enelmundoperdido.com

Verónica Deambulando dijo...

Me encantan los detalles decorativos! Todavía no hemos pisado suelo marroquí, pero algún día tocará y un riad es una buena opción de alojamiento.

Camila dijo...

Me gusta conocer distintos sitios y de esta manera tener la chance de disfrutar de conocer edificios importantes de diversas ciudades. El ultimo año tuve la chance de encontrar pasajes a rio de janeiro a un gran precio que me dieron la chance de no conocer tantos edificios pero si hermosas playas

maria grau dijo...

Me encantan los riads. Tengo que volver porque me encanto lo poco que vi de Marruecos.

Buzón de sugerencias