Volubilis, la ciudad de las adelfas


Ya habíamos hablado en este blog de Lixus una de las ruínas romanas de Marruecos, pero nos quedaba hablar de la más importante de todas, Volubilis, situada cerca de Meknes entre Fez y Rabat. Construida en una zona agrícola fértil, desarrollada desde el siglo III AC primero como fenicia y posteriormente como asentamiento cartaginés. Creció rápidamente bajo el dominio romano desde el siglo I en adelante y se amplió para cubrir cerca de 40 hectáreas con unos 2,6 km de murallas dentro de la Mauritania Tingitania. La ciudad ganó una serie de importantes edificios públicos en el siglo II: una basílica, el templo y el arco triunfal. Su prosperidad derivaba principalmente del olivo, lo que impulsó la construcción de muchas casas urbanas importantes y cuidadas con grandes pisos de mosaico, algunos de los cuales se conservan.


Construída sobre una pendiente poco profunda debajo de la montaña Zerhoun,
Volubilis se encuentra en una colina sobre el Wadi (valle) Khoumane.


La ciudad cayó bajo el poder de las tribus locales en torno al año 285 y ya nunca fue recuperada por Roma, la lejanía de Marruecos provocó un abandono del Imperio de su frontera Sur. Otros 700 años siguió "viva" la ciudad, primero como comunidad cristiana latinizada, luego como un asentamiento islámico temprano. A finales del siglo VIII se convirtió en la sede de Idris ibn Abdallah, el fundador de la dinastía idrisí y casi del estado de Marruecos. En el siglo XI Volubilis ya se puede decir que la antigua ciudad romana había sido abandonada trasladándose el centro del poder a Fez. Parte de la población local se asentó en la nueva ciudad de Moulay Idriss Zerhoun, a unos 5 km.



Plano de Volubilis - Fuente: ©Wikipedia
Las ruinas se mantuvieron intactas hasta que fueron devastadas por un terremoto en el siglo XVIII y posteriormente por otro "terremoto" llamado saqueo, el de los que utilizaron sus grandes bloques de piedra para la construcción de la ciudad próxima de Meknes. A finales del siglo XIX el sitio fue identificado definitivamente como Volubilis, posteriormente los franceses que colonizaron esa parte de Marruecos sacaron a la luz muchos mosaicos y restauraron o re-edificaron algunos edificios: comenzaron los primeros turistas y las primeras postales...

 
Volubilis
Hoy en día es Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO como un ejemplo excepcionalmente bien conservado de un gran pueblo colonial romano, con la característica de estar en África y en los márgenes o fronteras del imperio. Los restos fenicios se limitan a un templo al dios púnico Baal y a los hallazgos de cerámica y piedras con inscripciones en lengua fenicia. El origen de su nombre se desconoce, pero puede ser una latinización de la palabra oualilt Berber, que significa adelfa, la flor que crece a lo largo de los lados de la rambla.

La ciudad estaba en el reino de Mauretania, que en principio era un supuesto reino independiente aunque en la práctica era un Estado cliente de Roma, especialmente tras la caída de Cartago en el año 146 antes de Cristo. De todas maneras, Volubilis mantuvo la influencia púnica, prolongada durante un tiempo considerable. Pero poco a poco la ciudad se convirtió en el centro administrativo de la provincia romana de Mauritania Tingitana. Se mantuvo fiel a Roma a pesar de alguna revuelta y como premio la ciudad fue elevada a la categoría de un municipium: un anillo de cinco fuertes situados en las aldeas de Aïn Schkor, Bled el Gaada, Sidi Moussa, Sidi Said y Bled Takourart fueron construidos para reforzar su defensa.



Cuando el colapso y la decadencia de Roma fue evidente, los habitantes de Volubilis se dedicaron a enterrar sus tesoros monetarios y estatuas de bronce debajo de sus casas que los arqueólogos cerca de 1700 años después descubrieron. El emperador Diocleciano de toda la Mauritania solo se quedó con la franja costera entre Lixus (cerca de Larache), Tingis (Tanger) y Septa (Ceuta).

Los mosaicos de Volubilis

Arriba puedes ver los detalles de algunos de estos mosaicos con un
estado demasiado bueno para la conservación que se ha realizado.


Y eso es todo amigas y amigos, espero os haya gustado, os dejo con este bajo-relieve curioso escondido debajo de una columna, quizás sea uno de los paisanos anónimos de Volúbilis, aquellos que realmente fueron los protagonista de esta ciudad, hoy en ruínas, pero antaño capital de la Mauritania romana.




6 comentarios:

Diego Manuel Hernández Cervantes dijo...

Buenos días, bonito trabajo. Estuve en Volubilis, años ha, y al ver la última imagen con la que te despides, donde se resaltan los atributos masculinos, recordé algo que me impresionó. En la zona central de la ciudad donde se encuentran los mosaicos y la zona de élite existía una base de columna de 1 metro aproximadamente de alto donde en su parte superior había tallado un pene con sus dos huevos en bajorrelieve de tamaño curioso.
Siempre me lo imaginé como una ciudad de ocio y disfrute para Roma.
Saludos.
Diego Hdez..

Caliope dijo...

Qué ganas de conocer Volubilis in situ; cada vez que veo fotos me quedo fascinada del estado de conservación, qué maravilla y de la magnífica ciudad que fue. Estupenda entrada, a ver cuando me toca ir por allí. Felices fiestas y un saludito.

fran soler dijo...

Me muero de ganas ir a Volubilis.... Felices fiestas y un gran 2014!!!!

Carmen O dijo...

Que maravilla, estos romanoseran la leche!
Gracias por la entrada.
Un saludo

Carmen

M. Teresa dijo...

Me encantó Volubilis, especialmente sus mosaicos, magníficos!

El Guisante Verde Project dijo...

Un vacío viajero, Marruecos.... Magnífica Volubilis, esperemos que siga conservándose así
Feliz y Viajero 2014!

Buzón de sugerencias