La Gran Muralla (Mu Tian Yu)

La torre de Mutianyu corona esta parte de la Gran Muralla a medida que subes por el teleférico
Si pinchas aquí verás la imagen de la Gran Muralla desde el espacio fotografiada por la NASA, lo que te da una idea del tamaño de esta fortificación. La Gran Muralla o Wànlǐ Chángchéng significa literalmente "la larga muralla de 10.000 Li (21.196 km). Por eso si tu en China quieres decir infinito dice diez mil li. Obviamente, como casi todo en China, la fortificación ha sido construida y reconstruida, una y otra vez. Desde el siglo V a.C. hasta el siglo XVI y nuevamente en el siglo XX para los nuevos invasores, los turistas. El objetivo de la Gran Muralla casi todos lo conocen, es decir, la protección de la frontera, concretamente en su parte Norte, desde la frontera con Corea, al borde del río Yalu, hasta el desierto de Gobi, a lo largo de un arco que delinea aproximadamente el borde sur de Mongolia Interior, donde hacían guardia, se habla de un millón de guerreros ¡con tantos chinos…! Desgraciadamente se habla también de diez millones de trabajadores que murieron durante su construcción.

La muralla es de seis a siete metros de alto y de cuatro a cinco de ancho.




El Imperio chino cuando se constituyó tenía que marcar el territorio contra los invasores nómadas xiongnu de Mongolia y Manchuria. Pero piensa que la defensa no era solo la muralla sino su ubicación, por algo cuando la visitas el primer paso es subir hasta la muralla, paso que tienes que dar normalmente a través de un autobús y un elevador tipo teleférico. Para ir a visitar a la muralla, cuestión que no puedes evitar si vas a China, tienes varias opciones, teniendo en cuenta la longitud de la muralla. La Muralla pasa por: Gansu, Hebei, Henan, Hubei, Hunan, Jilin, Liaoning, Mongolia Interior, Ningxia, Beijing, Qinghai, Shaanxi, Shandong, Shanxi, Sichuan, Tianjin y Xinjiang. En cualquier caso siempre desde Beijing a no más de cien kilómetros: las distancias oscilan en ese rango, tanto Badaling, Huanghua Chen, Simatai o Mutianyu, esta última es la que elegimos porque entre otras cosas habíamos leído que era la más imponente desde el punto de vista del paisaje y realmente no nos decepcionó. En Mutianyu la fortaleza es de 1368 levantada a su vez sobre la del año 550.

En cualquiera de los casos, los hoteles a través de autobuses organizan excursiones que incluyen además de la muralla alguna visita más de tumbas, pero que sobre todo son el "gancho" para meterte en multitud de tiendas para comprar todo tipo de quincallas de souvenirs. Nosotros como que eso no nos gusta, optamos directamente por contratar un coche con chofer (80 Y) que al final salió por el mismo precio y nos tuvo todo el día no solo acompañándonos a la Gran Muralla sino también hasta completar el tiempo para visitar algunos puntos pequineses que no habíamos ido por la lejanía.


Arriba: entrada y folletos que te dan en Mutianyu.

Llegada a Mu Tian Yu desde Beijing
Autobuses lanzaderas
Precios del teleférico
Solo se conserva una tercera parte de la Muralla, fue durante siglos fuente de piedras en la reconstrucción de viviendas y carreteras. Ello no le ha quitado el mérito de ser Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en el año 1987 y en 2007 en la lista de Las Nuevas Siete Maravillas del Mundo Moderno. 








La construcción de la Gran Muralla se llevo a cabo en cinco etapas, hubo una antes de la unificación de la dinastía Qin, otra a partir de la unificación por el emperador Qin Shi Huang, el de los guerreros de terracota, y se terminó de completar sucesivamente en los periodos de las dinastías siguientes, Han, de los Tres Reinos (o periodo de baja actividad) y Ming. En Wikipedia tenéis toda la información histórica. Para levantar la muralla se empleó lo que hubiera en los alrededores: piedra caliza, granito o ladrillo cocido. Predominó una muralla de arcilla y arena, cubierta con ladrillo. Se construyeron fuertes a lo largo de la muralla, o directamente integrados en las paredes, con un sistema de señales de humo para impedir los ataques. Para una llegada de refuerzos, la muralla permitía en gran parte de su recorrido del paso para los caballos.


Arriba podéis ver el interior de las torres y la altura para el paso incluso de los caballos.


Aunque en las fotos pueda parecer lo contrario, las murallas están llenas de turistas por todas partes




_____________________________________

Plano Muralla: ©Wikipedia
Plano de los accesos a la Gran Muralla
Os dejo la tarjeta de Bruce, nuestro chofer por si lo queréis contratar.

Teléfono de Bruce en Beijing

3 comentarios:

Verónica Paz dijo...

Me parece sencillamente impresionante!! a ver si logro convencer a Jordi para ir a verla algún día!

Es bueno saberlo de las excursiones para evitarlas ;)

Caliope dijo...

Se ve imponente e infinita la Gran Muralla en las fotos, qué barbaridad. En cuanto a los turistas no se ve ni uno ¿qué hicísteis con ellos? Jajaja. Cuando vaya por Chinaa evitaré los buses, eso de ir a comprar como que no y si encima sale igual que un coche privado no hay más que hablar. Muy buena info!! Un abrazo.

Él y ella viajeros dijo...

Sí que impresiona la muralla china vista desde las alturas. Desde luego tiene que sentirse algo especial cuando estás allí, a pesar de ese turismo organizado que tanto encanto quita a los viajes.Preciosas fotografías (¡y sin turistas!) Muchos saludos.

Buzón de sugerencias