Pudong 浦东 un paisaje futurista de película

Ayer vi la película Her (2003) una visión futurista de la sociedad y de las relaciones de pareja en un mundo multicultural y tecnológico, donde un sistema operativo de un ordenador puede llegar a fascinar e incluso a enamorar a una persona. Esta visión futurista que se desarrolla en Los Ángeles, realmente fue rodada en gran parte en Pudong, el barrio de los rascacielos de Shanghai. Allí estuvimos este verano y os contamos nuestra experiencia.

El barrio financiero de Pudong desde la orilla oeste del río Hunagpu
Shanghái, es como el futuro de la humanidad, sin duda (aunque no te guste que fuera así, claro), aquí puedes imaginarte cómo serán las grandes ciudades del próximo siglo XXII. Porque la zona de Pudong es como caminar sobre las escenas de las nuevas películas; en el barrio de Pudong se inspiran historias y guiones de cine. Veremos en esta entrada cómo es Pudong y cómo se ha ido levantando.



Arriba trailer oficial de Her (2013) dirigida por Spike Jonze
y como protagonistas principales Joaquin Phoenix, Scarlett Johansson (solo su voz).
Síntesis (Filmaffinity): En un futuro cercano, Theodore, un hombre solitario a punto de divorciarse que trabaja en una empresa como escritor de cartas para terceras personas, compra un día un nuevo sistema operativo basado en el modelo de Inteligencia Artificial, diseñado para satisfacer todas las necesidades del usuario. Para su sorpresa, se crea una relación romántica entre él y Samantha, la voz femenina de ese sistema operativo.
Pero no solo esta película, otras recientes han utilizado la ciudad como escenario: Misión Imposible III, 2046, Skyfall de James Bond, Historias de Shanghai del extravagante director Jia Zhang Ke, o la taquillera Iron Man 3 y Transformers, también en Looper – Asesino del Futuro o Armageddon.

 Escenas recientes de Iron Man 3 y de Misión Imposible III
rodadas en el Pudong de Shanghai


  • Pudong 浦东

Pu Dong significa "Este de (Huang)pu" o "Rivera del este". Se encuentra limitada por el río Huangpu al oeste y por el Mar de China Oriental al este, frente a Puxi, al otro lado del río, la parte vieja de Shangai. Es el distrito financiero de la ciudad china de Shanghai, da igual que venga usted aquí pensando que esto es un país comunista, cuando llegue a esta ciudad, especialmente a este barrio verá que aquí se mueve le mundo de los negocios y eso que llaman globalización. Empezó a fraguarse en los años noventa en torno a la Bolsa de Shanghái, el mayor mercado de valores del país asiático.


Arquitectónicamente Pudong cuenta con edificios emblemáticos como: el Oriental Pearl Tower, el Jin Mao Tower o el Shanghai World Financial Center. La Torre Jin Mao, con 420,5 metros repartidos en 88 plantas, es el quinto rascacielos más alto del mundo, o el Oriental Pearl Tower, que cuenta con la tercera antena de televisión más alta del mundo, tras la de Toronto y Moscú. En cierto modo Pudong recupera la parte este del río, aunque quizás su mejor vista esté desde enfrente, desde la parte oeste. La parte más financiera es Lujiazui. Aquí hay una mezcla del Manhattan neoyorquino, la City londinense o La Défense parisina.

Entre Pudong y el resto de Shanghai, es decir el barrio antiguo de Puxi, en la otra rivera del Huangpu, hay varios túneles y cuatro puentes (el Nanpu en 1991, el Yangpu en 1993, el Xupu en 1996 y el reciente Lupu, el puente en arco más grande del mundo ¡no podía ser de otra manera con estas dimensiones chinas! Hay dos nuevos túneles más en construcción. Nosotros fuimos en metro y sales justo donde están el cruce elevado peatonal que sale en la foto de arriba.


El diseño fue encargado a una serie de arquitectos innovadores como Richard Rogers, Massimiliano Fuksas, Dominique Perrault o Toyō Itō, pero fueron propuestas demasiado "extrañas" para los jerarcas chinos, que optaron por repetir los modelos existentes pero "a lo grande". Por ello Pudong no es una innovación espectacular en cuanto a diseño pero si en cuanto a dimensiones. Sus rascacielos son muy similares a los de cualquier gran ciudad occidental.

Fuimos al Pudong, con una previsión de lluvia del 100% que no falló pero era una lluvia fina, que no molestaba pero que obligaba a pasear con el paraguas. Si las aglomeraciones de chinos son agobiantes, con paraguas se incrementa. En Pudong había gente por todas partes, era domingo también, y las colas del Acuario y de otras atracciones turísticas eran literalmente kilométricas. Nuestra idea era subir a algún mirador de la Torre de Comunicaciones o bien al del World Trade Center (el abre cerveza como aquí lo llaman), pero realmente no merecía la pena, la visibilidad arriba era nula, incluso te lo ponían en un cartel luminoso en la venta de los tickets. Nos limitamos a pasear por la zona por los mismos escenarios que luego recordé al ver la película Her de la que empezamos abriendo esta entrada del blog.

Shanghai es una ciudad que se ha hecho aficionada a los rascacielos, según Wikipedia, hay en estos momentos casi siete mil edificios de once o más plantas y tres superan los 300 m de altura. Esta fama viene de antes de la revolución pues en las décadas de los veinte y treinta, ya se consolidó como un centro internacional de los negocios y las finanzas con grandes edificios de estilo arquitectónico occidental, (el Bund, del que hablaremos en otra entrada cuando haya tiempo). Cuando triunfó Mao, los comunistas frenaron este crecimiento, que se retomó después del año 1991.

El edificio más alto de Shanghai es el "Shanghai World Financial Center", que tiene una altura de 492 m y 101 plantas. Es actualmente el edificio más alto de China y el tercero en el mundo. El edificio más alto en construcción es "Torre central de Shanghai", que tendrá una altura de 632 m y se convertirá en el edificio más alto China cuando sea completado. También será el segundo rascacielos más alto del mundo, tras el Burj Khalifa ¡de momento!
Pero quizás la más llamativa es la "Oriental Pearl Tower", una de las torres más altas de Shanghai y más simbólicas, que mantuvo el récord hasta el año 2007. Tiene una altura total de 468 metros contando su antena. La torre fue inaugurada en el año 1995. Su diseño está formado por cinco esferas a diferentes alturas. La mayor de ellas tiene un diámetro de 50 metros; la que está situada un poco más arriba tiene un diámetro de 45 metros. Ambas están unidas por tres columnas de 9 metros de diámetro cada una. Las dos esferas están apoyadas mediante vigas de hormigón a las restantes. No faltan, dentro de la torre, restaurantes, tiendas e incluso algunas salas de exposición con obras de arte variadas que van cambiando según la época del año. Como último ingrediente relevante de la torre destaca la presencia del Space Hotel, un hotel con 20 habitaciones que se encuentra entre las dos grandes esferas del edificio.
¡Hasta la próxima viajeros!



Fuente: Wikipedia; Cine y Arquitectura; Viaje a ChinaFilmaffinity;

3 comentarios:

Ameseros Viajeros dijo...

Uy, demasiado futurista todo, muy a gran escala y "frío".. debe de ser una pasada visitarlo, pero para vivir... no lo creo!

Paco Piniella dijo...

Yo prefiero la "otra" China.

Que bonito es viajar dijo...

Hola Paco, yo también prefiero las "otras Chinas", porque hay muchas, especialmente en Shanghai, pero estos contrastes me encantaron.

Buzón de sugerencias