Copán, el tesoro de Honduras

No puedo negar que cuando me dijeron de una estancia en la Universidad Nacional de Honduras, en San Pedro Sula, no lo dudé, solo de pensar en que podía aprovechar para ir a visitar uno de los complejos arqueológicos más impresionantes del mundo maya, Copán. Recordemos que es Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO desde los años ochenta. Copán ya se reconoce con este nombre en textos de los españoles en el siglo XVI, viene posiblemente de la palabra nahuátl copantl, que podemos traducir muy libremente como puente, pero existen otras interpretaciones, incluso se piensa que su nombre original no fue ese sino Oxwitik. Se encuentra Copán en Honduras, pero muy cerca de la frontera con Guatemala, por eso no es de extrañar que lleguen aquí visitas desde el otro país, ya que Honduras es un país poco visitado desgraciadamente desde el punto de vista del turismo, por la fama de ser un país violento, especialmente la zona de San Pedro (aunque luego cuando vas tampoco es tanto). Tuve la suerte ademas de que me llevaran allí las compañeras de la UNAH, gracias a Jajaira, Mirta, Ada, Milisa, Mildred y Lino, excelentes anfitrionas y amigas.
Abajo mapa de la localización de Copán Ruinas. 
Mapa de Copán ©Wikipedia
Entrada al museo, maqueta y abajo nuestro guía que nos acompañó en el parque arqueológico de Copán.
La vegetación ha servido en cierto modo para proteger los restos arqueológicos de la ciudad maya de Copán con sus raíces.
Poco a poco van apareciendo las construcciones entre la espesa vegetación de la bella selva hondureña.
El conjunto principal de Copán, que representa el núcleo de la antigua ciudad cubre un área de 600 por 300 metros incluyendo:
  • La Acrópolis,
  • El complejo real sur,
  • Un conjunto de estructuras pequeñas,
  • Las plazas del norte,
  • La Escalinata de los Jeroglíficos
  • El campo del Juego de Pelota.
  • La Plaza de los Monumentos.
Desde el punto de vista político, Copán fue desde el siglo V al siglo IX la capital de un reino maya con centro en esta ciudad, ciudad que todavía hoy sigue existiendo, como veremos después. La carretera desde San Pedro fue una tortura aunque no se si por las obras del momento o porque siempre es así, pero se tardaron horas y horas en un trayecto de menos de doscientos kilómetros.
  • El escalinata de los Jeroglíficos
La Escalinata de los Jeroglíficos tiene diez metros de anchura y veintiuno de largo, y fue reconstruida con sus más de sesenta escalones destacando abajo la llamada "Estela M" con su altar, se puede observar, además, que cada doce escalones hay figura grande (ver en el dibujo de abajo la simulación). Estas figuras representaban a los gobernantes más importantes de la historia de Copán, en definitiva esta escalinata era como un libro de la historia maya y así lo han reconstruido (aunque siguen en ello), unos arqueólogo norteamericanos que ayudaron a levantar los restos de Copán. En esta famosa escalinata hay más de dos mil textos en forma de glifos, el texto glífico maya más largo conocido. aún en reconstruido.
A la izquierda una simulación de cómo era la escalinata con todos sus colores.
La Estela M tiene un retrato de K'ak' Yipyaj Chan K'awiil.
Parece que una fecha clave fue el año 738 d. C., cuando Uaxaclajuun Ub'aah K'awiil, vaya nombrecito, uno de los reyes más poderoso que tuvo Copán, en pleno esplendor de esta pequeña ciudad-estado, fue capturado y asesinado por un rey que hasta entonces era dependiente de Copán que ocupaba el territorio de Quiriguá. Pero no les voy a llenar de datos históricos, pero si de fotos que me hice en el recorrido guiado por esta ciudad, aunque algunas de sus construcciones han sido restauradas de su estado en el que quedaron. Afortunadamente se ve un recinto muy cuidado y hay guías, como el que cogimos nosotros, que te llevan por todo un camino de más de dos horas andando, y sobre todo subiendo y bajando.
  • El juego de la pelota
Billete de 1 lempira (desde 2003)
El Lempira es la unidad monetaria de Honduras desde 1931 y se divide en 100 centavos. Su billete simbólico de una Lempira tiene la imagen del Juego de la pelota y la escalinata de las ruinas de Copán.
Mi amiga y compañera de la UNAH, Jajaira sostiene el billete de 1 lempira y el mismo edificio al fondo
Aquí se aprecia aún mejor la escalinata
Campo de la pelota
El Juego de Pelota, aunque tenía juego pero era un poco más ceremonia, estaba situado al norte de la plaza de la Escalinata de los Jeroglíficos. Puede verse al sur de la llamada Plaza de los Monumentos.
Dibujo que imagina cómo era la ceremonia del "juego" de la pelota.
El recinto fue remodelado y luego reconstruido en una nueva forma por el rey maya de Copán, Uaxaclajuun Ub'aah K'awiil, dedicándoselo a la deidad del Gran Guacamayo por lo que se pueden ver hasta dieciséis esculturas de mosaico de aves, abajo tenéis un detalle que con imaginación representa una guapa roja. La construcción del campo de juego de pelota tal como hoy ha quedado terminó según los estudios realizados por los arqueólogos en el año 738 ya que esta fecha fue inscrita con un texto glífico.
Arriba un detalle de dónde había que dar con la pelota.
  • Rosalila
El Templo de Rosalila es un templo maya, del año 571 que se encontró debajo de una de las pirámides de Copán, se utilizaba para diversas ceremonias, entre ellas el culto al rey de Copán, K'inich Yax K'uk' Mo', que se identificaba con el Sol y fue construido por el décimo gobernante de la dinastía maya Luna Jaguar. No fue descubierto hasta el año 1989, ya que estaba enterrado, sin destruir, para la construcción de otra pirámide encima de él, lo que ha permitido que se conserve intacto, con todos sus frisos de estuco policromado. Se llama templo de Rosalila por el color rosáceo de su piedra.
Una reconstrucción del templo Rosalila en el museo de Copán.
Al ser un templo de ofrendas, en el descubrimiento de Rosalila se encontraron excéntricos de obsidiana, conchas marinas, un cuenco de jade, espinas de manta raya, uñas de jaguar, vértebras de tiburón y cuchillos de pedernal. (Wikipedia)
  • La guara roja

Carteles del proyecto de protección de las aves del recinto
La guara roja (Ara macao) se encuentra en el bosque tropical desde el sur de México hasta la Amazonía en Sudamérica y aparece por todos lados en los antiguos monumentos mayas especialmente en forma de jeroglíficos o como elemento decorativo. Las plumas eran como monedas de intercambio entre las ciudades estados mayas como Copán. También se tenían en las casas como mascotas pero con el respeto de ser un ave sagrada. Estas plumas eran empleadas en el tocado de los señores de la nobleza y de los reyes. El propio dios del sol K'inich Ahau era representado como una guara roja. En el campo de pelota de Copán hay imágenes de guaras rojas, a nivel de la cancha, a ambos lados del campo hay tres marcadores en forma de cabeza de guara y se entiende que tenían los jugadores que tocarlas con una pelota durante los juegos.
Además de las ruínas es muy bonito contemplar la fauna de la selva y el colorido de las aves
En Copán, si cabe, es de los sitios mayas donde más representada está este ave, junto con el siempre presente quetzal. Más de 60 de estas aves sobrevuelan libremente el valle de Copán gracias a un proyecto de educación ambiental comunitaria que intenta concienciar a los habitantes de los municipios de Santa Rita y Copán Ruinas, de la importancia de conservar la fauna existente no solo aquí en las ruinas sino también en el Parque de Aves Montaña Guacamaya, con el fin de aumentar el número de guaras; para que en el futuro, puedan volar libremente en el valle.
  • La ciudad de Copán
Copán existe como ciudad, no es muy grande, unos cuarenta mil habitantes (especialmente repartidos por aldeas cercanas), pero es un núcleo urbano cuya vida obviamente gira en torno a los turistas que visitan la ruinas mayas. El municipio de Copán fue creado en 1893 anteriormente era una aldea de Santa Rita. En 1942, a solicitud de su alcalde, se da el Titulo de Ciudad a Copán Ruinas. Limita con Guatemala, al sur, con el departamento de Ocotepeque, al este y con los municipios de Santa Rita y Cabañas al noreste.
Espero les haya gustado la riqueza de este lugar, de este tesoro de Honduras. Abajo tenéis nuestra comida de despedida con las compañeras de la Universidad de Honduras.
¡Qué buen viaje!
 ¡Hasta la próxima!

3 comentarios:

Maria Jose Moron Gomez dijo...

Me alegra saber de que alguien ha estado en Honduras! Pocos blogueros lo han hecho. Nosotros estuvimos, pero de paso. Sólo conocemos San Pedro Sula y Tela (la costa caribeña). Nos quedamos con las ganas de visitar Copán y nos arrepentiemos muchisimo. Quizás por lo que dices del tema de la inseguridad. en San Pedro lo notamos, pero en Tela nada de nada. Me imagino que en Copan tampoco se notaría, por lo menos lo que has reflejado. Nos pensaremos en volver y darle una oportunidad! Gracias por compartir!

Héctor Arenós Marco dijo...

Interesante. La mayoría cuando pensamos en el mundo Maya sólo lo hacemos con México y Guatemala en la cabeza, de hecho me ha recordado mucho a las ruinas de Uxmal en Yucatán. Lo malo es que no parece buena época para ir a Honduras con la familia...

Viajar y Otras Pasiones dijo...

¡Hola!

Nosotros somos unos fanáticos del mundo maya, y de América Latina en general. Por supuesto, Copán es un sitio arqueológico que no nos queremos perder!

Me ha encantado leer tu experiencia en Honduras por lo que dices, no tiene fama de ser muy segura... pero a nosotros nos apetece un montón! De hecho, la idea es hacerlo a medio plazo con Guatemala y Belize.
¿Cuántos días recomendarías en el país?

Un saludo!

Buzón de sugerencias