Palacio Nacional de México: los murales de Diego Rivera

Palacio en los años posteriores a la independencia
Al lado del Templo Mayor de Ciudad de México, en pleno Zócalo, se encuentra el Palacio Nacional, una de las edificaciones que cierran la plaza, una impresionante construcción del Virreinato de Nueva España, que es importante visitar sobre todo por los murales que se encuentran en el interior del famoso Diego Rivera, pintados entre los años treinta y cuarenta, contando la Historia de México a través de los personajes más famosos. Al formar parte del conjunto de la ciudad, es Patrimonio de la humanidad. El Palacio continúa siendo la sede oficial del Poder Ejecutivo, y es actualmente la residencia oficial del Presidente
Vista actual desde el Grand Hotel del Zócalo
Para el viajero que se encuentra impresionado por la grandeza de la plaza del Zócalo, puede el edificio pasar desapercibido, pero en su interior hay, como hemos dicho, un gran tesoro, ya que entre 1929 y 1951, el muralista Diego Rivera realizó cinco grandes murales que son una joya de la pintura mejicana ¡espectaculares!, donde se describe con crudeza la conquista de los españoles (véase el detalle de abajo, por poner un ejemplo).
Epopeya del pueblo mexicano
Para entender este palacio hay que remontarse hasta Hernán Cortés, que en 1522, lo construye encima de un palacio de Moctezuma. Ya cuando se lleva a cabo la organización administrativa americana, se utiliza como sede del Virrey de la Nueva España. A finales del Siglo XVII tiene lugar en el palacio un gran incendio del que poco se conserva de esa estructura original. Con la Independencia de México, se utiliza igualmente como centro de todo el poder, el ejecutivo, el legislativo y el judicial. Aquí vivieron los presidente de México hasta 1968, volviendo a recuperarse como residencia oficial en la actualidad. Aquí se llevan a cabo las fiestas oficiales y las recepciones de los Jefes de Estado. Entre los incendios y el paso de quinientos años el edificio incluye diferentes estilos y modificaciones.
Fuente del patio
Patio interior
Desde abajo se puede observar en la segunda planta los murales de Diego Rivera (foto de arriba y abajo)
Los salones presidenciales se componen de un conjunto de áreas conocidas como el Salón Azul, Salón Verde, Salón Morado —así denominados por el color de sus tapices—, el Salón de Embajadores y el Salón de Recepciones, además del Despacho Presidencial, el Comedor y el Antecomedor, entre otros. Esta división en salones fue realizada en 1901, durante la época de esplendor del porfiriato, por el ingeniero Gonzalo Garita, con motivo de la celebración del Segundo Congreso Panamericano (1902). ©PalacioNacional
Despacho presidencial ©PalacioNacional
Otra de las curiosidades del Palacio Nacional es que aquí se ubica en el balcón central, la Campana de Dolores, llamada así porque se tocó en la madrugada del 16 de septiembre de 1810 en la localidad de Dolores, Guanajuato, México, llamando a la población a rebelarse en contra de las autoridades coloniales. La arenga fue hecha por el cura Hidalgo y este hecho histórico es conocido como el "Grito de Dolores". Cada día 15 de septiembre, el presidente de la República de México toca la campana desde este balcón del Palacio Nacional.

  • Epopeya del pueblo mexicano
Cē Ācatl Tōpīltzin
Como veíamos al principio, lo más interesante, al menos para el enamorado de la pintura muralista mejicana, son los muros de la escalera y de la segunda planta que representan la Historia de México a través de los siglos. Las pinturas fueron pintadas por Diego Rivera entre los años 1929 y 1935. Fue el político José Vasconcelos, secretario de educación pública, el que promovió esas pinturas. Diego Rivera pintó casi trescientos metros cuadrados de murales (276 m²). Las pinturas son: dos laterales de 7,49 x 8,85 m, y una central de 8,59 x 12,87. 
En la parte derecha de la escalera (foto de arriba) esta representado el México prehispánico a través del mito de Ce Ácatl Topiltzin Quetzalcóatl en Tula.


La parte central, la más grande, representa momentos históricos de México desde la conquista española hasta el presente casi inmediato del año 1930 (en el momento de ser pintado el mural).
Esta foto no es mía pero la he puesto porque da una imagen del mural de la escalera. ©Wikipedia
La parte izquierda del mural representa una visión marxista de México del siglo XX, que se denomina "México de hoy y mañana (1934-1935)". Hay que recordar la militancia comunista del pintor, amigo y enemigo de León Trotsky al que llegó a albergar en su casa. Abajo se puede ver un retrato de Carlos Marx y de los líderes de la Revolución Mejicana.


Puede interesarte una -> entrada de este blog sobre el Palacio de Bellas Artes, donde también hay murales de diferentes pintores, entre los que se encuentra Diego Rivera.

No hay comentarios:

Buzón de sugerencias