Los canales de Bolonia

  
Cuando piensas en una ciudad de canales en Italia, piensas en Venecia, pero nunca en Bolonia. Sin embargo la famosa ciudad de la Emilia Romaña cuenta con varios canales de agua subterránea. En cierto modo ello justifica que sea en verano una ciudad muy calurosa por el alto índice de humedad; o al contrario, en invierno, incrementa la sensación térmica de frío. Sigue leyendo y verás cómo eran esos canales...
Kilómetros de canales se empleaban con un uso comercial. Se usaban para transporte de cargamentos de todo tipo en pequeñas embarcaciones y para hacer girar los molinos de los talleres. Estos canales dirigían las aguas de los ríos Reno y Savena por esclusas. Duraron hasta entrado el siglo XIX y principios del XX. Parece que Leonardo da Vinci ideó una esclusa que servía además para proporcionar energía hidráulica.
La mayoría de los canales quedaron soterrados y convertidos en cloacas, hace algo más de un siglo, con la revolución industrial y la urbanización de Bolonia. Pero hay un lugar donde todavía hoy se puede ver un canal desde una finestrella. En esta ventanita a veces ves colas de turistas para hacerse la foto, dependiendo de la hora hay más o menos, porque cuando está cerrada si no sabes el truco pasa desapercibida. Este canal se llama Canale di Reno delle Molline, el Canal del Molino. En las fotos lo puedes observar.

 
Fotografía desde la finestrella (a la derecha un detalle ampliado con el puente).
Si quieres ampliar el tema, te recomiendo un libro de Tiziano Costa sobre estos canales donde puedes encontrar mucha más información. (-> Aquí lo puedes adquirir)
De esa fuente es el mapa que tienes abajo
con información precisa de todos los canales.

No hay comentarios:

Buzón de sugerencias