Buscando a Caravaggio... en La Valeta

La decapitación de San Juan Bautista (1608) - Concatedral de San Juan de La Valeta, Malta.

Uno de los "nuevos" países que he visitado este año, a pesar de la pandemia, ha sido Malta. Por cuestiones académicas me desplacé allí pero una amiga me dijo "- No te vayas sin ver a los Caravaggio". Indagué y me enteré que estas pinturas se encontraban en la Concatedral de San Juan, una iglesia impresionante como podéis ver en la foto de abajo. "La decapitación de San Juan Bautista" (arriba - medidas: 361 x 520 cm) es considerada una de las obras más importantes de la pintura occidental y narra la orden de Herodes de decapitar a Juan el Bautista por el capricho frívolo de Salomé, la hijastra de Herodes, a instancias de su madre.

Michelangelo Merisi da Caravaggio, conocido como Caravaggio (1571-1610), fue un pintor italiano, nacido en Milán, que vivió durante la mayor parte de su vida artística en Roma, pero que estuvo exiliado en diferentes lugares, entre ellos Malta, además de Nápoles y Sicilia hasta su muerte. Lo que lo hace diferente del resto de pintores de la época y le da una personalidad especial es su uso dramático de la iluminación, que luego influiría en la posterior pintura barroca Algunos críticos consideran que tuvo un uso "dramático" del claroscuro que llegaría a convertirse con el tiempo en "tenebrismo". Su influencia se puede ver directa o indirectamente en la obra de Rubens, Ribera, Bernini y Rembrandt.
Caravaggio además de ser conocido por ser el pintor del claro oscuro, es conocido por ser un habitual de las peleas y de ganarse la fama de ser un hombre violento y provocador. En Nápoles se había refugiado gracias a la familia Colonna, después de matar a un hombre en una reyerta en Roma el año anterior. Esta pelea lo llevó a una sentencia de muerte por asesinato, y lo obligó a huir al sur, pero Nápoles estaba demasiado cerca de Roma, y sus mecenas y protectores napolitanos para los que había pintado algunos cuadros como el banquero Ottavio Costa tenían fuertes vínculos con Malta y los Caballeros. Por eso, Caravaggio llegó a Malta el 12 de julio de 1607, que era la sede de los Caballeros de Malta. Fabrizio Sforza Colonna, hijo de Costanza, era general de las galeras de la Orden y le facilitó su estancia en la isla, e hizo todo lo posible para que se le hiciera la vista gorda por el la muerte de Tomassoni. Las principales obras de su período en Malta incluyen la decapitación de San Juan Bautista, su obra más grande hasta la fecha, y la única pintura en la que puso su firma.
Escritura de San Jerónimo expuesto en una sala de la Concatedral de La Valeta
En el cuadro San Jerónimo aparece como traductor de la Biblia. En 1984, el cuadro fue robado de la Concatedral y el lienzo fue cortado del marco. Recuperado en 1986 necesitó antes de volver a ser expuesto una profunda restauración. 
Detalle del cuadro
Escudo de Malta en la esquina inferior derecha
El Gran Maestre de los Caballeros, Alof de Wignacourt, vió en Caravaggio una forma de enaltecer la isla con sus pinturas, al traer a Malta a uno de los pintores más afamados del momento italiano. La estancia de Caravaggio en La Caleta está totalmente relacionada con la Orden de Malta, de hecho en la pintura de arriba se aprecia (he ampliado la foto) el escudo de armas de Ippolito Malaspina, Prior de la Orden de los Caballeros de San Juan en Nápoles. Ippolito Malaspina fue Almirante de la Flota Papal.
La Concatedral está llena de referencias
a la Orden de los Caballeros de San Juan

  • La Concatedral de San Juan

Fue encargada en 1572 por Jean de la Cassière, Gran Maestre de la Orden de San Juan. La Chiesa Conventuale di San Giovanni Battista fue diseñada por el arquitecto maltés Girolamo Cassar que utilizó un modelo de una iglesia de Rodas. Finalizó en el año 1577 y se convirtió en la nueva iglesia conventual de la Orden desbancando a la Iglesia de San Lorenzo. Posteriormente vendría el oratorio y la sacristía (1598). Al principio no era una iglesia muy ornamentada, pero en la época del Gran Maestre Raphael Cotoner (1660) se quizo hacer de la iglesia un símbolo de ostentación y que fuera comparable con las romanas. Mattia Preti se encargó de esta transformación que se completaría más tarde con la aportación de otro Gran Maestre, António Manoel de Vilhena, a mediados del siglo XVIII.

En las fotografías de abajo se aprecia lo "exagerado" de la ornamentación de la Concatedral: dorados, pinturas, mármoles,... En el año 1831, el famoso escritor inglés Sir Walter Scott llamó a la catedral "magnificent church, the most striking interior [he had] ever seen". 









Durante la Segunda Guerra Mundial el exterior de la catedral resultó dañada pero no las obras de arte del interior que fueron resguardadas. Ya en los siglos XX y XXI la Concatedral fue restaurada. Arriba pueden verse las tumbas de mármol de miembros de la Orden de Malta y otras imágenes de la Concatedral desde arriba del coro.



La sacristía

Para terminar quiero llamar la atención sobre la fachada, porque habrán visto que hasta ahora no he puesto ni una foto del exterior del templo, más allá de los tesoros interiores. Porque realmente pasa inadvertida, es del arquitecto Girolamo Cassar. Abajo la fotografía del exterior...

Pueden observarse los dos grandes campanarios y una discreta entrada con columnas dóricas que sostienen un balcón abierto desde el que el Gran Maestre solía dirigirse a la gente en ocasiones importantes a sus súbditos. 

Bueno espero os haya impresionado, como a mi, los Caravaggio y la Concatedral de Malta, sin duda podéis encontrar más información y más detallada -> Descubre Malta.comWikipedia; "Caravaggio. Un fugitivo en Malta"; "El misterioso paso de Caravaggio por Malta".

1 comentario:

CarmeLa dijo...

Hola, Paco
Caravaggio es fascinante. Su tratamiento de la luz, del claroscuro te deja sin aliento. Con Rembrandt también me pasa. Rembrandt, siempre me impresiona. Me subyuga. Aunque, la pintura de Caravaggio es infinitamente más teatral. Supongo que el origen tiene algo que ver. Italia marca. La luz, el color. El rojo sangre.

Desde luego, esa fachada de la Concatedral no tiene nada que ver con el interior. Es austera. Neutra. Por esa razón, tal vez sea todavía más impresionante la ornamentación y la pintura interior.