La aristocracia maltesa: Casa Rocca Piccola

Se imaginan una casa, un palacio familiar del siglo XVI con más de 50 habitaciones, dentro de la coqueta Valeta. Así es la Casa Rocca Piccola, donde Nicolás de Piro con su esposa Frances han sido los primeros miembros de la aristocracia maltesa en abrir su casa al público. Hoy, Nicholas y su esposa, incluso en algunas ocasiones, suelen ser los anfitriones de los tours privados. Nicholas está ocupado con proyectos de investigación relacionados con los Archivos de Piro y escribiendo libros sobre la historia de Malta. Casa Rocca Piccola sigue siendo de propiedad privada. La familia de Piro tiene su origen en Cosimo de Piro, (de Pyrrho o d'Epiro) que salió de Rodas en el éxodo general de los Caballeros de San Juan y se estableció en Malta cuando las islas fueron concedidas al valiente Gran Maestre en 1530. Se casó con Gerolama La Mattina. Su lealtad fue recompensada cuando los Caballeros de Malta le dieron una responsabilidad confiable y lo nombraron Comandante del Arsenal del Príncipe Soberano.

La Casa Rocca Piccola es un lugar que también combina la parte didáctica, ya que en la visita conocerás muchas de las costumbres y tradiciones de la nobleza maltesa, y por tanto de la Orden de los Caballeros de San Juan.

La Casa Rocca Piccola fue construida en 1580 después de la liberación de los invasores turcos en 1565, en ese momento hubo un deseo de los caballeros de la Orden porque La Valeta compitiera en lujo con ciudades como París o Venecia. Casa Rocca Piccola fue una de las dos casas construidas en La Valeta por el almirante Don Pietro la Rocca. Luego a finales del siglo XVIII se dividió el solar en dos casas, también hubo cambios a principios del siglo XX y durante la Segunda Guerra Mundial.
 
Arriba uno de los comedores del palacio ¡con todo preparado! 
Las habitaciones son largas enfiladas de espacios interconectados en el primer piso, dejando las habitaciones de la planta baja para cocinas y establos. La casa incluye dos bibliotecas, dos comedores, muchos salones y una capilla.
La casa incluye los archivos de la familia con registros detallados de los negocios de los de Piro: contratos comerciales, contratos matrimoniales, facturas, testamentos y casos judiciales.


Hay una colección de muebles antiguos de muchas etapas, colecciones de cuberterías de plata y arte en pinturas y esculturas, también de diferentes siglos, junto con los recuerdos familiares de los de Piro. A principios del siglo XX se construyó parte del jardín, para ampliar la casa, en estilo Art Deco.

Colección de figuras de ajedrez

Desde que se abrió al público la Casa Rocca Piccola ha albergado a famosos Presidentes del Gobierno y miembros de casas reales que han visitado La Valeta.


Traje típico de maltesa
Casa Rocca Piccola alberga también la colección privada más grande de trajes antiguos de Malta, desde el siglo XVIII hasta el siglo XX, así como de los famosos encajes malteses. El Marqués de Piro organiza además el Concurso anual de encaje de Malta con el apoyo de la Fundación HSBC Malta, que reúne a coleccionistas y otros entusiastas para celebrar este particular talento, la originalidad y la habilidad de las encajeras maltesas.
Arriba una de las bibliotecas con el piano sirviendo de soporte a fotografías de miembros de la familia de los de Piro.
Hay referencias en los mapas de La Valeta a esta casa como "la casa con giardino", es decir, la casa con el jardín, ya que normalmente a las casas en La Valeta no se les permitía tener jardines. 
Finalmente puedes visitar el patio y un sótano que sirvió de refugios antiaéreo durante la Segunda Guerra Mundial (foto de abajo) que puede darte una idea del terror de esos años, ya que aquí en Malta los ataques antiaéreos de los alemanes e italianos fueron muy severos.
Y desde los jardines del señor marqués de Piro me despido al lado de uno de sus visitantes más coloridos. Hasta la próxima entrada.

+Info: Web oficial, abajo mapa de su ubicación.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Hola, Paco
¡qué maravilla de lugar! Ni idea de que existiese un edificio así en la isla de Malta. Una auténtica sorpresa. Como abrir una pequeña y delicada caja de música. Algunas estancias poseen un aire italiano, otras un ambiente afrancesado. La mayoría son espacios coloristas y delicados. Llenos de objetos exquisitos. De esos que ya no existen artesanos que los trabajen, construyan o fabriquen.
Saludos
CarmeLa