Setúbal marinera

Setúbal marinera
Aparte de ser la patria natal del célebre y controvertido José Mourinho, Setúbal es una ciudad marítima y pesquera de interés al menos para pasar un par de noches. Aquí todo el mundo conoce al célebre entrenador de fútbol, al que incluso le organizaron una exposición cuando nosotros estuvimos allí por su 50 cumpleaños. Pero, repito, Setúbal es más que Mourinho, Setúbal es una ciudad de Portugal y capital del mismo distrito, que se localiza en la ribera septentrional del estuario del Sado. Tiene una población de capital de provincias, poco más de cien mil habitantes. Pero, sobre todo, es su puerto marítimo el que más vida le da a la ciudad. Pasen y vean... es Setúbal.

Las aves marinas se acercan a los muelles de Setúbal
Vista desde la Fortaleza de San Felipe
El Estuario del Sado
Hay quien llega a pensar que Setúbal es el nombre conjunto de Seth (tercero hijo de Adán) y Tubal (nieto de Noé), en cualquier caso el poblamiento de la zona data de tiempos prehistóricos. Por aquí pasaron fenicios, griegos y cartagineses, pero fueron los romanos los que dieron a la ciudad un gran desarrollo que quedó parado con las invasiones bárbaras. No fue hasta el 1217 cuando volvió a relanzarse con la Orden militar de Santiago. Setúbal, Palmela y Alcacer do Sal crecieron en población e importancia militar. Otra época importante fue la edad de los descubrimientos geográficos portugueses y la conquista de África donde Setúbal participó activamente.

Tascas, restaurantes, buen pescado fresco recién cogido
Por el Paseo Marítimo se ven los barcos pesqueros, pequeños diques de reparaciones,...
En Setúbal en vez de vacas coloreadas hay delfines policromados, muy graciosos...

Aquí nació el rey Juan II e impulsó nuevas construcciones en la ciudad y la llegada del agua con un gran acueducto, todo ello ampliado posteriormente por Manuel I. Otro suceso histórico importante fue la posición de la ciudad en contra de la eventual ocupación del trono de Portugal por Felipe II de España. Entonces fue rodeado por las tropas españolas del duque de Alba, dos años más tarde se produciría la visita de Felipe II, quien ordenó la construcción del Fuerte de San Felipe (una obra de Filippo Terzi), del que ya hemos hablado en este blog. En el siglo XVII, Setúbal alcanza su mayor nivel de prosperidad, gracias al comercio de la sal, es entonces cuando se construyeron los nuevos muros de Setúbal. En 1860 llegó el ferrocarril y el trabajo en las primeras fábricas de conservas de sardinas en aceite de oliva. Se hicieron famosas las naranjas de Setúbal y el moscatel. En el siglo XX a la industria conservera se añadiría la de fertilizantes, cemento, papel y celulosa, la construcción naval y la metalurgia pesada.

Resumiendo, Setúbal una ciudad que podéis coger de dormitorio para estar tranquilitos en un viaje a Lisboa, donde hay buena comida, a buen precio, con buenas vistas, y poco más... ¿hace falta más? 

No os van a faltar sitios donde comer buenos mariscos y pescados...
Os dejo con algunos manjares de la zona.
¡Buen provecho!


4 comentarios:

alejandra castro nuñez dijo...

que buen post, habia olvidado que el celebre mou era de alli jaja, sabes una cosa, todavia no he probado las ostras, cada vez que voy al mercado de san miguel las veo, pero no me atrevo jajaj esa foto que has subido dan ganas de picarle el diente jajaa un saludo ale de viajar cueste lo que cueste

M. Teresa dijo...

He estado un par de veces en Portugal pero no conozco Setúbal. Me ha parecido una ciudad muy acogedora y agradable. Además parece que se come divinamente (de hecho, como en todo el país).

Un saludo

Caliope dijo...

No he estado nunca en Setúbal y eso que me encantan las ciudades y pueblos marineros. Qué ricas las ostras!! Un saludito!

Él y ella viajeros dijo...

Los platos del final tienen una pinta buenísima y Setúbal desprende una autenticidad que dan ganas de parar por allí en cualquier época del año. Buena idea parar por allá en un viaje a Lisboa. Muchos saludos.

Buzón de sugerencias