Rímini, algo más que playas

Rímini (en italiano no lleva la tilde) es otra de esas ciudades de la Emilia-Romaña que visitamos cuando la estancia en la Universidad de Bolonia. Está ubicada en el norte de Italia, pero al sur de Rávena y Bolonia, pegada a la costa, frente al mar Adriático. Su fama desde mediados del siglo XIX, es de ciudad playera, turística nacional, es una opción interesante para que una vez que te llenas de gozo con las iglesias de Rávena, o has subido a la pequeña San Marino, pegarte un bañito o comer bien en uno de sus muchos restaurantes con encanto que tiene la ciudad. Nosotros lo hicimos en la Osteria de Borg, muy recomendable, con su agradable terracita.
Tiene quince kilómetros de costa al mar Adriático, lo que implica un montón de hoteles, restaurantes, bares, playas,... Pero Rímini no es solamente para el que va a la playa, es una ciudad muy interesante con algunas "cositas" dignas de ver. Intentaremos con nuestras fotos y comentarios darla a conocer en esta entrada.
Ubicación de Rímini para los que no la conozcan...
Esta foto no es mía, pero da una idea de la longitud de las playas de Rimini. ©Inkey
El centro de Rímini conserva sobre todo testimonios del periodo romano y del Renacimiento. 
Rimini en un grabado del año 1572
Osteria de Borg donde comimos.
Como decía, llegamos a Rimini a la hora de comer y empezamos por elegir un restaurante que habíamos encontrado de Trypadvisor, que en esta ocasión resultó fantástica (no siempre es así). Comimos superbien y muy relajados, luego nos fuimos a pasear por la ciudad, pasando a través de un puente romano, que lleva en pie más de dos mil años, y que sigue recibiendo incluso a los coches. He leído que está previsto peatonalizarlo, pero al menos el año pasado estaba como veis en la foto. Se terminó en el año 21 bajo mandato de Tiberio que le dio el nombre, con piedra de Istria como el Arco de Augusto que veríamos después. Es un puente desde donde salían, por una parte la famosa Vía Emilia y de otra la Vía Popilia.
Puente Tiberio con sus cinco arcos de medio punto.
Este puente termina en una dársena muerta de lo que en su día era la entrada de las naves romanas.
y así entramos a la ciudad en dirección al Arco de Augusto...
 
Julio Cesar
Estatua en Rímini
Obviamente es una ciudad fundada por los romanos, allá trescientos años antes de Cristo, era la colonia romana de Ariminus. Fue un importante nudo de comunicación entre el norte y el sur de la península. Ello deja aún constancia con monumentos como el Arco de Augusto, el Puente de Tiberio y el Anfiteatro. Sin duda Ariminus fue un importante puerto sobre el Adriático para los romanos.
Y dicho esto nos encaminamos por el Corso d'Augusto, una calle estrecha que se hace peatonal en algunos trozos, con heladerías que requieren de una parada dada la hora del día y el calor riminiano. Entre medios nos entretenemos haciendo fotos en la Plaza Cavour...
Luego seguimos caminando hasta la Piazza Tre Martiri donde el paseo se hace más ancho...
También esconde parte de su esplendor en el Renacimiento, aquí la familia dominante eran los Malatesta, destacando el Templo Malatestiano.
Templo Malatestiano.
Y por último al fondo de la ciudad, el Arco de Augusto.


Si queréis más información aquí abajo os dejos la descripción de monumentos de Rimini por Wikipedia:

Puente de Tiberio
Arco de Augusto – Es el más antiguo de los arcos de triunfo romanos que quedan; fue erigido en honor de Augusto en el 27 a.C en el punto donde se encuentran la vía Flaminia y la vía Emilia; su función principal, además de servir como puerta urbica, era la de mantener la impresionante estatua de bronce del emperador Augusto, retratado mientras dirige un carruaje con cuatro caballos, desafortunadamente destruida. Junto con el Puente de Tiberio es hoy en día uno de los símbolos de la ciudad, tanto de aparecer en el emblema de la ciudad.
Templo Malatestiano – Normalmente llamado por los ciudadanos “Duomo” llegó a ser en 1809 la catedral con el título de Santa Colomba, es el principal lugar de culto católico de Riimini. Es el resultado de un compendio de estilos, pertenecientes a épocas diversas; su fundación se remonta a la segunda mitad del siglo XIII, pero el edificio, obra de los franciscanos, fue reconstruido completamente hacia mediados del XV por voluntad de Segismundo Malatesta, que encargó las obras de la parte interior al arquitecto gótico Matteo de´Pasti y el proyecto de las estructuras exteriores a Leon Battista Alberti, uno de los mayores arquitectos del Renacimiento. Las obras, interrumpidas en 1460, fueron continuadas por los franciscanos en épocas sucesivas, pero el paramento exterior quedó inacabado.
El Puente de Tiberio se empezó a construir en el año 14 d. C. bajo mandato de Augusto y se terminó en el año 21 d. C. bajo mandato de Tiberio que le dio el nombre. Se construyó con piedra de Istria como el Arco de Augusto. El puente está formado por cinco arcos de medio punto y desde el partían dos calzadas romanas, la Vía Emilia que llegaba hasta Piacenza y la Vía Popilia que conducía hasta Rávena. Hasta hoy forma parte de la red de carreteras de la ciudad y está abierto al tráfico aunque gracias al “Progetto Tiberio” nacido en 2014; en el 2017 se prevé la peatonalización definitiva del Puente de Tiberio.
El Castillo Sismondo se empezó a construir en 1437 terminándose en 1446 por orden de Segismondo Pandolfo Malatesta, quien dio nombre al castillo. Los baluartes y los fosos fueron destruidos en el año 1826 aunque el interior sigue intacto. Se utilizó como prisión hasta 1967 y se considera que el edificio es la obra maestra de la arquitectura militar malatestiana. Hoy en día se utiliza sobre todo como sala de exhibiciones.
La Domus del cirujano es una habitación romana de la segunda mitad del II siglo, descubierta en 1989 a Rimini en la plaza “Luigi Ferrari”. En su interior se han encontrado una de las gamas más completas de instrumentos quirúrgicos de edad romana, que hoy en día se conservan en el museo de la ciudad. Se piensa que el nombre del médico fuera Eutyches (Eutiche) gracias a la inscripción el la pared de tu Taberna Médica “Eutyches Homo Bonus”, y que fuera un médico militar con origen oriental.
El Anfiteatro romano fue construido durante el II siglo d.C. y utilizado sobre todo para espectáculos gladiadores. Hoy en día acoge manifestaciones y espectáculos culturales.

No hay comentarios:

Buzón de sugerencias