Nilo, el río de la vida

una faluca surca el Nilo... el tiempo no ha pasado por aquí
Ayer salía en el Telediario Egipto vacío de turistas, suele ocurrir y además creo que cuando esto ocurre es el momento más seguro para ir, a nosotros nos pasó algo parecido, fuimos precisamente después de un atentado y no nos cortamos en mantener nuestra visita. Bueno, quizás por eso, hoy quería dedicarle este post a Egipto, y a qué mejor representante de Egipto que el río de su vida, el río Nilo. Porque en Egipto, parece que el tiempo no corre, cuando uno ve pasar una faluca por el Nilo. Las falucas (del árabe: فلوکه faluka o falúa) recuerdan nuestra vela latina, aunque más pequeña pero puede llegar a tener una o dos velas triangulares. Se siguen utilizando para su uso turístico en lugares como Asuán y Luxor.

Vista aérea +Google Earth 
Pero volvamos al río Nilo, el mayor río de África, pero independientemente de su tamaño es el más importante, la cuna de la Civilización. Incluso las propias fuentes del río fueron leyenda durante tantos años. En estos momentos se considera la fuente más lejana la del lago Victoria, concretamente el río Kagera, localizado al noroeste de Tanzania. Teniendo en cuenta este dato nos remontaríamos a una longitud de 6.756 kilómetros. Sus dos afluentes principales son el Nilo Blanco y el Nilo Azul. El primero atraviesa los Grandes Lagos de África, mientras que el Nilo Azul comienza en el lago Tana, en Etiopía, y fluye a lo largo del sudeste de Sudán. Ambos se encuentran cerca de la capital sudanesa, Jartum.

Postales de viejos viajeros por el Nilo 
Pero a parte del norte del río, la que fluye por el desierto, es la más enigmática, la que todos los turistas, me incluyo, disfrutamos en barcos un poco horteras a modo de hoteles flotantes que parecen cajas de zapato flotantes, pero que sirven de plataforma para poder visitar todos los enclaves importantes de Egipto. La mayor parte de la población de Egipto y se encuentran a lo largo del valle del Nilo y la mayoría de los lugares en sus riberas. La desembocadura del río conforma el delta del Nilo, que desemboca en el mar Mediterráneo, teniendo a El Cairo primero como gran centro y población más importante de todo el continente.


Los cruceros suelen llevar cuatro días o como mucho una semana larga. Los trayectos del Nilo van normalmente de Asuán a Luxor o viceversa. Con visitas a la Alta Presa de Asuán, el Obelisco Inacabado, el Templo de Filae, Templo de Sobek en Kom Ombo, Templo de Horús en Edfu, una visita al banco occidental del nilo, con el Valle de los Reyes, el Templo de la Reina Hatchepsut y los Colosos de Memnon y al banco oriental con los Templos de Karnak y Luxor. Los cruceros más largos viajan hacia el norte de Dendera, a menudo ofreciendo tours de un día por tierra a lugares más remotos. Los precios depende del lujo del barco y pueden llevar desde 50 a 300 dólares por día.

En el blog hemos hecho algunos apuntes de estos lugares:
Presa de Assuan
El tren corre paralelo al rio Nilo en algunas localidades
Como decíamos, los antiguos egipcios solo utilizaron los últimos mil y pocos kilómetros de su cauce, en los que era posible la navegación fluvial al igual que hoy hacemos los turistas con bermudas y camisetas chillonas en los barcos "caja-zapato" que pululan por el Nilo. Porque Egipto aunque extenso, realmente se limita su territorio real a la tierra fértil del valle y del delta del Nilo, todo lo demás arena del desierto que cuenta para la extensión del país pero para poco más. Como el sol desaparecía por occidente simbolizando la muerte, y sin embargo el este la vida, por eso las ciudades de los antiguos egipcios se ubicaban siempre en la ribera este del Nilo y las necrópolis en la orilla de poniente. 


Hapi, Dios del Nilo
Hapy es el nombre del dios asociado al Nilo, aunque no es el río en sí. El Nilo era tan importante porque su capacidad de generar riqueza era vital para la vida de los egipcios que vivían a sus riberas, ya que cuando lo inunda deja limo fértil en sus márgenes. El nombre Hapy o Hep proviene del periodo predinástico de Egipto, asociado a la región de Gebel el-Silsila. Creían que residía en una cueva de Bigeh, cerca de las cataratas, con su harén de diosas rana, de donde emergía anualmente para generar la inundación. El faraón le hacía ofrendas para que la crecida del Nilo tuviera lugar durante el período correcto y su caudal fuese el adecuado. Si las aguas no subían lo suficiente, se reducía la superficie de tierra donde se podía sembrar y las cosechas decrecían, con la consecuente hambruna entre la población. Una crecida excesiva también conllevaba consecuencias desastrosas; se perdían cosechas enteras por anegamiento, se destruían diques y canales, y aldeas y pueblos enteros eran arrasados. La mayor parte de la sociedad en el Egipto faraónico estaba compuesta por campesinos que vivían del trabajo del campo y cuyas vidas se encontraban condicionadas por los ritmos de la inundación. Las crecidas anuales del Nilo marcaron el ritmo de vida de sus habitantes durante milenios, hasta que la construcción de la gran presa de Asuán, en 1970, extinguió para siempre el ciclo anual de inundaciones. (Fuente: Wikipedia)

LoBo BoBo pegando botes de calor en el barco por el Nilo
típico barco de los cientos que suben y bajan por el Nilo

el rio Nilo a la altura de El Cairo
Río Nilo (النيل en árabe) 

Referentes cinematográficos y literarios



Muerte en el Nilo, la novela de Agatha Christie pasada al cine con el célebre Peter Ustinov, como  el detective Hércules Poirot, además de Mia Farrow, Jane Birkin o Bette Davis.

La Reina del Nilo, Cleopatra que cumple ahora 50 años, con la guapísima Elisabeth Taylor,
dirigida por Joseph Mankiewicz en 1963.




y muchas más: Tempestad en el Nilo, la Serpiente del Nilo, la Princesa del Nilo, la joya del Nilo,...


6 comentarios:

www.thewotme.com (The world thru my eyes) dijo...

Es incríble pensar en la cantidad de historias, leyendas, personales ... siglos, culturas que ha visto y a los que el río nilo les ha dado vida ...

Un saludo.

Él y ella viajeros dijo...

¡Qué chula tu entrada! Me gustan mucho las viejas postales y las referencias cinematográficas del final y es que Egipto es una tierra para soñar... también yo hice el típico viaje de crucero hace un montón de años y luego me quedé una semana más en El Cairo donde tuve la oportunidad de moverme más por libre. Un viaje increíble que me unió por siempre a Egipto, porque cuando viajas estableces lazos invisibles con las tierras que conoces. Por eso me entristezco mucho más con su actual situación. Calurosos saludos.

Caliope dijo...

Con los últimos acontecimientos que están pasando el Egipto yo también pienso a diario en este país. Ya hace un par de meses estaba casi vacío, no quiero pensar como está ahora, y realmente me entristece mucho. El Nilo y sus márgenes como bien dices, son una estampa donde el tiempo se ha congelado, estoy segura que si pudiésemos conseguir una foto de sus riberas hace 7000 años sería prácticamente igual, bueno no, con más vida y con la prosperidad de la que hoy carece. Me ha encantado la entrada. Un saludito desde una muy calurosa presierra.

M. Teresa dijo...

Los egipcios lo están pasando realmente mal. Estuve en noviembre pasado por trabajo y dudamos hasta el día antes si ir o cancelar el viaje porqué noviembre fue un mes movidito.
Nos alojamos en un hotel cerca de las Pirámides y estábamos prácticamente solos, las tiendas vacías, la piscina vacía, el comedor vacío...una pena. Incluso entramos en la pirámide y estábamos solos.
Prácticamente su única fuente de ingresos es el turismo y esto también arrastra al resto de los sectores a la ruina.
Si tuviera planeado ir a Egipto no me lo pensaría dos veces, no hay ningún problema si se evitan los focos calientes. Ojalá pronto empiecen a recuperar la normalidad.

Un abrazo

17 de julio de 2013 07:56

Lugares Visitar dijo...

El Nilo es uno de los ríos más misteriosos del planeta. Me encanta Egipto

Ryan dijo...


Otro lugar increíble y que da vida al agua es el lago Kariba en Zimbabwe, uno de los lagos artificiales más grandes de África. Realmente impresionante de mirar con un montón de historias detrás de ella. Lamentablemente no casi tan antiguo como las pirámides

Buzón de sugerencias