Mundo Bilbao (y 6): las sardinas de Santurtzi

Óleo de Ignacio Ugarte: Las sardineras de Santurtzi


Las sardinas están profundamente ligadas a la cultura y gastronomía vasca, una buena sardina fresca es de la mayor devoción de cualquier gastrónomo vasco. Las sardinas asadas sobre brasas tal y como se hacen en Santurce, han sobrepasado los límites de la cocina para entrar de lleno en el folklore. Aquellos personajes, las sardineras, que con los pies descalzos, en la cabeza el sorqui, y encima un cesto de sardinas bien mezcladas de sal gorda, hacían el recorrido andando desde Santurce a Bilbao, contribuyeron a la pequeña historia de finales del siglo XIX, hasta que abandonaron su duro caminar y lo hicieron en el tranvía de caballos de Las Arenas, luego en el eléctrico, y finalmente llegaron a la Villa en un departamento especial del ferrocarril Bilbao-Santurce. Santurce (en euskera Santurtzi) formó parte hasta comienzos del siglo XIX de Los Tres Concejos del Valle de Somorrostro (Santurce, Sestao y San Salvador del Valle). Se encuentra en la margén izquierda de la desembocadura de la Ría, a los pies del monte Serantes.

Mis sardinitas que ricas son, son de Santurce, las traigo yo ….

Serantes Panoramica.jpg
Panorámica. Foto de @Wikipedia
Plaza del Ayuntamiento de Santurce, obra de Emiliano Pagazaurtundua
Sardinas en el batzoki de Santurce
La sardina se consume de junio a noviembre, aunque las fiestas del Carmen marcan el punto culminante de su consumo, que para algunos va de Virgen en Virgen, del 16 de julio a la Asunción, el 15 de agosto, porque es entonces cuando aumenta la temperatura de las aguas superficiales, el plancton se hace más abundante, y estos peces de tremenda voracidad acumulan grasa debajo de la epidermis mejorando su sabor. Como dice Jesús Llona Larrauri: la sardina en el estío, en plena sazón, es “esa cosa” suculenta que se come y pringa las manos e impregna de olor todo lo que está próximo, guardando con ellas un excelente recuerdo gastronómico.

Aunque algunos pensaban en tres tipos de sardinas: realmente solo existe la Sardina pilchardus tanto en el Atlántico, como en el Mediterráneo. El buen bilbaíno sabe distinguir, eso si, que estén fresquísimas, porque como todo pescado azul se estropea fácilmente, por los que hay que comerlas o recién salidas del mar rápidamente después de su captura.

Hospital desde el Palacio de Oriol
Monumento a Ramón Rubial, al fondo el Palacio de Oriol
Según la Wikipedia el nombre Santurce deriva del latín Sant Georgi, al igual que la ermita del mismo nombre que existió en Gordejuela cerca de Iduibaltza (Oquendo). La forma castellana Santurce es la evolución castellana del euskara Santurtzi por cambio de -i a -e. La primera mención escrita data de 1075, en un documento escrito en latín, donde se menciona al Monasterium Sant Georgis. Durante la Edad Media fue San Jurdic (1249), Santurce (1333), San Yurdie, Sautuye, Santurtzi (1372). En el siglo XV aparece mencionado como Sturse, Santurse y Santursi. Actualmente existen dos formas de transcribir el nombre: Santurce en castellano y Santurtzi en euskera.

Una curiosa escultura del niño y el perro en Santurce
En 1901 el municipio se dividió en dos: la parte interior minera Santurce Ortuella y la parte costera, en torno al núcleo de Santurce propiamente dicho, pasó a denominarse oficialmente Santurce Antiguo. Así fue hasta que 1983. El gentilicio de Santurce es santurzano/a. También se utiliza en castellano santurtziarra, que es el gentilicio de la población en euskera.

Pabellón de remo
Llegada de los arantzales
   

Abajo tenéis fotos de la Iglesia de San Jorge sobre la cual gira la historia de la ciudad de Santurtzi.

Moderna escultura en las calles de Santurtzi
Aunque la razón de ser y la esencia de Santurtzi es su puerto, unas terrazas allí donde tomarse un fresquito txakolí con unas frescas sardinas asadas.


El edificio más emblemático de la historia marinera de Santurtzi es la Cofradía de pescadores, que recupera todo su esplendor con un Centro de Interpretación de la pesca; Santurtzi Itsasoa presenta la vinculación entre Santurtzi y la mar en todas sus vertientes: profesional, social, cultural, lúdica… Por cierto la entrada es gratuita todos los miércoles.

En un pueblo marinero no puede faltar la Virgen del Carmen



Y bueno esto ha sido todo el recorrido que hemos hecho en estos seis posts por el Mundo de Bilbao.


Serie Mundo Bilbao:


Fuentes:

1 comentario:

Libreta Viajera dijo...

Genial aporte, sabroso y cultural.
Un abrazo,

Buzón de sugerencias