Cartagena de Indias (1/4): el casco histórico

Colón preside la Plaza de la Aduana de Cartagena de Indias
(esta estatua es una réplica de la de Génova)
Escudo actual
de la ciudad y el distrito
de Cartagena


Acabo de venir de una pequeña estancia de una semana con los colegas de la Universidad de Cartagena, que me han permitido además de trabajar en un futuro proyecto para ambas universidades, poder compaginar el trabajo con la visita a esta bella ciudad, sin duda muy por encima de mis expectativas, incluyendo una visita, sorprendente al parque nacional de las Islas del Rosario. Una ciudad espectacular por su casco histórico y por la amabilidad de la gente (gracias Pacho, Amaranto, Alfonso, Melina,…), como suele ocurrir en todo el Caribe. Una ciudad, eso sí, caliente, muy caliente a veces, y sobre todo muy húmeda incluso para los que vivimos en puerto de mar. Pero Cartagena es una ciudad muy española, en cuanto a sus construcciones militares. Creo que se merece una reseña importante por lo que voy a hacer al menos cuatro entradas:

Su centro histórico, la ciudad amurallada, fue declarado Patrimonio Nacional de Colombia en 1959 y por la Unesco Patrimonio de la Humanidad en 1984. En el año 2007 su arquitectura militar fue galardonada como la cuarta maravilla de Colombia por elección de los colombianos en una revista.
Cartagena de las Indias (1735) por Jorge Juan y Antonio de Ulloa
Aquí se aprecian claramente la zona que denominamos casco histórico entre murallas.

Bolivar
Cartagena es una gran ciudad de algo más de un millón de habitantes, una gran ciudad aunque hay cuatro ciudades colombianas que la superan en población (Bogotá, con casi ocho millones -impresionante cuando se ve desde el avión-, Medellín, Cali y Barranquilla).

Cartagena pertenece al Departamento (provincia) de Bolivar, siendo su capital. Pero sobre todo, Cartagena es una ciudad histórica, una de las más antiguas de la primera época española de colonización. Fue fundada el 1 de junio de 1533 por Pedro de Heredia, por lo que va camino de su V Centenario, nada más y nada menos.

Bien es verdad que Cartagena es mucho más que su centro histórico y su extensión es enorme, pero también es verdad que la parte interesante de la ciudad es la parte que queda en el interior de sus murallas, el resto está constituido por barrios (pijos) de rascacielos como "Bocagrande-El Laguito" o zonas extensas de casas de un solo piso, nada vistosas y nada recomendables. La parte histórica esta formada por cuatro barrios: "Centro", "San Diego", "La Matuna" y "Getsemani". La parte más frecuentada es Centro, donde se encuentran la mayor parte de las casas coloniales, aunque también muy animada por la noche está la zona de la Plaza de San Diego o algunos bares del remodelado Getsemani. Hay otra zona que se llama "La Boquilla" que es una especie de lengua estrecha que lleva desde el aeropuerto a la ciudad, aquí se congregan algunos hoteles como un Ibis de veinticuatro pisos muy recomendable (aquí nos alojamos); esta parte recibe el nombre de "Zona Norte-Manzanillo".
Entrando por el Fuerte de San Felipe, un personaje curioso nos da la bienvenida, es la famosa India Catalina, que resume un poco el cruce de culturas de esta tierra ...
India Catalina, estatua de Eladio Gil
(en la actualidad es el emblema del festival de cine)
Catalina fue raptada en 1509, cuando tenía 14 años, por el conquistador español Diego de Nicuesa en un pueblo conocido como Galerazamba, actual municipio de Santa Catalina en el departamento del Bolívar, cuando se proponía la conquista y dominio del Golfo de Urabá. Era la hija del Cacique Zamba, gobernante de una tribu de la etnia Caribe llamada Mokana. Fue conducida a Santo Domingo, donde adquirió los hábitos, costumbres y creencias religiosas de sus captores.
Contaban los cronistas Fernández de Oviedo y Juan De Castellanos que en uno de sus viajes envió a dos hombres por una "india lengua" o "india traductora" de la lengua de origen al español. Catalina regresaría a sus tierras en 1528 con el madrileño Pedro de Heredia cuando tenía aproximadamente 30 años, en calidad de intérprete. Como intérprete de Heredia logró la pacificación de numerosas tribus indígenas, como los indios yurbacos actual turb cos, que habían eliminado en combate a juan de la costa años atrás, y a los caciques de Carex y Bahaire, y había conocido para los españoles la ubicación de tesoros de oro como los de Zipacóa y Mahates. Alrededor de junio de 1533, Heredia llevó a la india Catalina a una expedición al norte de la Provincia de Cartagena, y en aquella marcha logró llegar a Zamba y reencontrarse con sus familiares, quienes ahora, en señal de agradecimiento, se sometieron al mandato de Pedro de Heredia. Años más tarde, se casaría con Alonso Montáñez, sobrino de don Pedro, con quien posteriormente se fue a vivir a Sevilla y nunca se volvió a saber nada de ella. Un mito cuenta que murió en aquella ciudad viuda, centenaria y rodeada de hijos y nietos. (Wikipedia)
Plaza de la Aduana, al fondo la iglesia Pedro Claver, abajo el Ayuntamiento.
Cartagena de Indias, para diferenciarla de la población murciana, fue fundada por los españoles después de varios intentos de de fundar un asentamiento en la costa sur del Mar Caribe (Antigua del Darién en 1506 por Alonso de Ojeda o San Sebastián de Urabá en 1517 por Diego de Nicuesa). Desde España se veía más segura la isla Española para desde ahí dominar la zona. Aunque más tarde se le encargó a Rodrigo de Bastidas una expedición al río Magdalena y golfo de Urabá.
Sin duda el casco histórico conserva uno de los conjuntos más interesantes y restaurados de la América Latina.
Mientras en Bogotá puedes tener 18º en Cartagena el mismo día 33º o mucho más.
El paraguas tiene una doble utilidad, el sol y las lluvias torrenciales breves pero usuales al mediodía.
Fue Rodrigo de Bastidas quien "descubrió" la costa Atlántica de Colombia, y la bahía de la actual Cartagena de Indias, primero bautizada como Cartagena del Poniente para diferenciarla de la Cartagena del Levante en España, de donde eran la mayoría de los marineros de Pedro de Heredia, quien la convirtió en una plaza fuerte para los españoles. Su carácter amurallada era especialmente debido a los numerosos ataques de piratas y de otras naciones, especialmente de los ingleses que la pretendieron en varias ocasiones.
Plaza Bolivar
Casi trescientos años fue Cartagena española, su independencia fue temprana: el 11 de noviembre de 1811 se convirtió en el segundo territorio que declaraba independencia absoluta de España en la actual Colombia (luego de Socorro). Formó parte del sueño de Bolivar de la Gran Colombiana, de hecho la bandera de Colombia es igual a la de Ecuador o la de Venezuela.
 
Cristobal Colón y Pedro de Heredia tienen un lugar destacado en la ciudad. La estatua de Heredia es del artista español Juan de Ávalos y está en la llamada plaza de coches (a caballo), junto a la torre del reloj.
Cartagena fue también el mayor punto de esclavitud y de la trata de personas con el continente africano: la presencia afro es importante en la población de la ciudad, en las costumbres, la comida, los bailes, la pasión de sus gentes.
Abajo os invito a un paseo por el casco histórico de Cartagena ...
          
La Plaza de Santo Domingo debe su nombre a estos padres dominicos, aquí se conserva su iglesia y el claustro, hoy sede de la Agencia Española de Cooperación y lugar donde se celebró el Seminario al que fui invitado. También es la sede del Consulado Español. Y se conoce por la estatua de Fernando Botero, que el artista donó a la ciudad en 2006.
Gertrudis: la estatua de Botero en Santo Domingo, lugar de referencias para que un taxi te lleve al centro.
Debes decirle al taxista (después de ajustar el precio) "llévame a la gordita"
Abajo podemos ver unas fotos de Santo Domingo …
Fue construida la iglesia en 1569, puede considerarse la iglesia más antigua de Colombia.
  
La fachada de Santo Domingo tiene solo una torre ya que la otra no se llegó a terminar, hay muchas leyendas de las razones por las que no se terminó la iglesia e incluso si se puede observar, la construida parece como girada. En el interior (foto derecha) se aprecia un altar barroco aunque restaurado, bajo mi punto de vista con excesiva policromía, son los gustos, claro. Hay una imagen de una Virgen coronada en oro y esmeraldas y una talla de un Cristo pero mucho más reciente, aunque muy venerado por milagroso, se dice que salvó a la ciudad (?) de una epidemia de viruela. Se puede ver abierto solo lunes, martes y domingo. 
Aunque para mi la más impresionante de las iglesias es la de Pedro Claver -"el apóstol de los esclavos"- (no Clavet), que se ubica en la Plaza de San Pedro, como su nombre indica. Es de construcción dieciochesca (1765) y en el entorno hay muchas terrazas que consiguen por la noche un ambiente muy agradable. Además está rodeado de estatuas urbanas modernas.
 
Desde el puerto hay una entrada simbólica a la ciudad que es la plaza de la Paz con su Torre del Reloj, tiene una portada barroca de tres arcos y cerca está el barrio de Getsemaní. Era la única entrada al casco histórico desde el año 1631. El reloj se colocó en el año 1874 y fue traído desde EE.UU. aunque el actual no es el original, y es de origen suizo. Dentro del reloj está la plaza de los coches y fuera la plaza de la Paz.
Torre del Reloj
De las construcciones recientes esta el Teatro Adolfo Mejía (fotos de abajo), que es de 1911 pero sobre la base de la antigua iglesia de La Merced de 1625.
 
Las estatuas del exterior son espectaculares y son del artista colombiano Enrique Grau. 
Otro de los puntos de reunión de los cartageneros del Centro es su catedral junto a la plaza Bolivar. Su nombre correcto es Basílica Menor de Santa Catalina de Alejandría. Es también muy antigua, como la de Santo Domingo, realmente se empezó a construir en 1575, pero tuvo menos suerte ya que los piratas la destruyeron en varias ocasiones. En cualquier lugar fue reconstruida y terminada y es uno de los templos católicos más importantes de America Latina.
 
Antes de finalizar unos consejos prácticos:
  • Intenta alojarte en el casco histórico y no fuera, piensa que tanto por temas de seguridad (especialmente de noche) como por la calor (imposible caminar al sol más de media hora), tienes que moverte por taxi si estás fuera; aunque por otro lado es verdad que los hoteles del interior son más caros y a lo mejor te conviene estar fuera a un precio más competitivo y unas mejores condiciones. El precio de una carrera de taxi es en torno a los 6000 ó 7000 pesos (de 2 a 3€), pero de noche puede llegar a 10000.
  • Llévate dólares, si los tienes, el cambio es más favorable que con el euro.
  • Usa ropa de lino, pantalón corto y cómprate un gorrito y crema solar, aunque veas el sol, llévate un pequeño paraguas en la mochila.
  • Cosas que conviene comprar, sobre todo café (en un supermercado nacional, no en las tiendas de guiris) y artesanía, preferentemente la zona más barata es la de Las Bóvedas.
  • Es muy segura la ciudad dentro del casco histórico, hay policías por todas partes, pero no es lo mismo fuera de esta zona.






La anécdota.

Bueno, anécdota o susto fue, que la última noche antes de venirnos de la ciudad, un coche de caballos, de los muchos que recorren (de forma agobiante quizás) la ciudad, nos atropelló porque al parecer el caballo se desbocó. El susto fue impresionante, nos podíamos haber matado pero todo quedó en contusiones. Afortunadamente lo podemos contar, pero si vais por Cartagena tened cuidado con estos atosigantes vehículos que van por toda la ciudad buscando turistas para conseguir ganarse la vida a costa de unos caballos, algunos de los cuales están en muy malas condiciones y dan pena.

4 comentarios:

Elisa Conde dijo...

Me encanta! Ojalá algún día pueda ir

M. Teresa dijo...

Tengo muchas ganas de ir a Colombia y especialmente a Cartagena.
Tomo nota de tus consejos, especialmente vigilar con los coches de caballos, menudo susto!

Saludos

mari carmen alcantara dijo...

Bonita la ciudad, la apuntaré en mi agenda de viaje por si algún día pudiera ser ....
Felicidades por el blog. A los viajeros como tú nos encanta

Maria Grau dijo...

Paco que bonito todo!
Es muy parecida a la Habana, la típica ciudad colonial. Colombia lo tengo entre mis destinos futuros por lo bonito que es. Seguiré tus crónicas cartageneras (no se si se dice así...) un saludo, como siempre, un placer leerte.

Buzón de sugerencias