Viaje a la Alsacia 2021

Este verano el destino fue la Alsacia, con viajes intermedios (Burdeos y Avignon), intentando no sobrepasar las seis horas de carretera por día, para ello hubo varias paradas a la subida y a la bajada, tanto en España como en Francia, subiendo por Irún y bajando por La Jonquera. Una vez con la base en Colmar, gracias a la hospitalidad de nuestros amigos, se usó esta ciudad como lugar de partida, cada día, para diferentes excursiones por toda la región.

En total el viaje consumió veintitrés días y cinco mil seiscientos kilómetros. Hay vuelos, si optas por una estancia corta, tanto a Estrasburgo como al aeropuerto conjunto de Basilea-Mulhouse-Friburgo, donde operan compañías de bajo coste.
La Venisse française! ... de Colmar
Intentaré a lo largo de esta entrada del blog, hacer una Guía breve de la Alsacia por si puede ser útil para otros viajeros.
Su carácter fronterizo le ha marcado tanto a sus ciudades como al carácter de su gente, con una fuerte influencia franco-germánica. Ahora mismo ya no es una "región" desde el punto de vista administrativo: los dos departamentos del Rin se fusionaron con las regiones de Champaña-Ardenas y Lorena para formar la región East Grand, aunque a todos los efectos los alsacianos tienen un carácter identitario importante.
Estrasburgo
La capital de Alsacia es Estrasburgo, aunque históricamente y culturalmente también tiene su liderazgo Colmar, en el centro de la región y muy bien situada para la visita a todos los pueblos que conforman la ruta de los vinos de Alsacia. Como se puede ver por el mapa, Alsacia es alargada, su longitud es casi cuatro veces su anchura,  y se encuentra limitada básicamente por la región montañosa de Los Vosgos (Les Vosges) y el río Rin. Alemania está por decirlo de una forma coloquial "enfrente" de Alsacia: ciudades como Friburgo pueden visitarse a pocos kilómetros. Lo mismo ocurre con Suiza, Basilea está pegada a la Alsacia y de hecho el aeropuerto francés de Mulhouse es de uso conjunto tanto para los alemanes como para los suizos.
Los Vosgos
De forma esquemática creo que hay que realizar fundamentalmente tres visitas, la primera y quizás la más conocida es a algunos de los pueblos pequeños (eso sí, cuanto más cuidado, más turista -masificado en algunos casos- y menos "auténtico"), así mismo es básico subir a los montes que hacen de frontera natural entre las regiones de Alsacia y de Lorena y visitar alguno de los lagos y el castillo de Haut-Koenigsbourg; y por supuesto quedaría visitar Estrasburgo una ciudad acogedora, preciosa y con una de las mejores catedrales de Europa. 
En esta entrada del blog haré simplemente un resumen para ir desgranando con el tiempo cada uno de los lugares visitados.
La cigüeña blanca es el animal simbólico de la región, en casi todas las iglesias y edificios altos, y no tan altos, de los pueblos alsacianos, es común ver cigüeñas, forma parte de la cultura de sus ciudades y es normal verla en recuerdos de camisetas o tazas para turistas.
La ruta de los vinos de Alsacia

  
Los vinos que se producen son principalmente blancos, aromáticos, subidos en azúcar y alcohol, en particular de uva Gewurztraminer, Riesling y Pinot Gris. El tinto suele ser de Pinot Noir. También hay vinos espumosos achampanados que se denominan Crémant d'Alsace, más escasos pero los hay, los vinos rosados. También se produce un brandy, el Marc d'Alsace.

Desde Colmar (en el centro) para el Sur y para el Norte, bien comunicados por carretera se encuentran todos los pueblecitos que hacen de esta zona, una zona tan encantadora. Además (no es nuestro caso) pero para los aficionados a los adornos navideños, decir que la temporada alta de turismo es precisamente esa, la Navidad. Al estar diez días alojado en Colmar pude visitar muchos pueblos, como decía antes, tampoco es necesario una exhaustiva lista, porque son todos muy parecidos, pero os diré cuáles visité por orden alfabético:
  • Colmar.
  • Eguisheim.
  • Ensisheim.
  • Guebwiller.
  • Kaysersberg.
  • Neuf-Brisach.
  • Ribeauville.
  • Riquewihr.
  • Turckheim.
  • Ungersheim.
Llama la atención lo ordenado de los viñedos.
También en cualquiera de estos pueblos puedes visitar bodegas y tienes puntos de venta a lo largo de toda la carretera que va de Mulhouse a Estrasburgo. 
Os dejo al menos una fotografía de cada uno de estos pueblos de la ruta del vino de Alsacia...
Ensisheim
Ungersheim
Guebwiller
Eguisheim
Turckheim
Ribeauville
Riquewihr
Colmar
Neuf-Brisach
Kaysersberg

Los Vosgos y el castillo de Haut-Koenigsbourg
En la visita a una región está bien dedicar uno o dos día a hacer algo de montaña, Francia además es por lo general muy plana, salvo excepciones como esta. Los Vosgos son un macizo de montañas medianas que separa la meseta de Lorena de la llanura de Alsacia, su máxima altitud es de 1.423 metros (el Grand Ballon). Yo personalmente estuve en el Hohneck (1363 m) de donde están tomadas estas fotos, y es el tercer pico, donde se concentran también las estaciones de esquí. Los Vosgos tienen fuertes pendientes en el lado alsaciano, mientras que en La Lorena tiene una pendiente más suave, por todo ello se habla de un micro-clima donde el clima es más soleado y seco, y es la señal de diferencia de los viñedos alsacianos.

Subida al pico Hohneck, prácticamente todo se hace en carretera. 

Las cordilleras de los Vosgos fueron también la antigua frontera entre Alemania y Francia (1871), hoy es entre Alsacia-Mosela con el resto de la antigua región de Lorena. Como sabemos esta región fue escenario de violentos combates en las guerras entre los dos países, la franco-prusiana, la Gran Guerra y la Segunda Guerra Mundial. En Le Linge hay un memorial y un espacio de interpretación de lo que allí ocurrió además de poder dar un paseo por las trincheras.

Trincheras alemanas de la Primera Guerra Mundial
Centro de interpretación de Le Linge
Castillo de Haut-Koenigsbourg a medida que vas subiendo Los Vosgos
Por último en la zona de Los Vosgos puedes visitar también uno de los castillos que restauraron los alemanes cuando la zona estaba en sus manos, se trata del castillo de Haut-Koenigsbourg (Alto Castillo del Rey) en Orschwiller, Bajo Rin, dentro aún de la región de Alsacia. 
Más información sobre la historia de este lugar, explicando bien el castillo y su origen -> aquí.
Lago de Gerardmer
También es interesante en tu paseo por Los Vosgos visitar uno de los lagos, el más grande es el de Gerardmer, pero también es el más visitado, casi "masificado", por lo que es normal en verano se formen caravanas para entrar en el pueblo. Una fotografía (arriba) para contemplar la belleza de este paraje.

Estrasburgo

Para la visita a Estrasburgo opté por el ferrocarril, que es muy cómodo y hay mucha frecuencia desde Colmar (arriba la estación de Estrasburgo). 

Estrasburgo es una ciudad muy bonita, fácil de caminar y con un marcado carácter europeísta, no solo porque alberga las instituciones comunitarias, sino porque se encuentra histórica y geográficamente en el centro de Europa, muchas capitales del continente están cercanas y se puede ir y venir fácilmente. Además tiene una catedral impresionante y una parte parecida a Colmar en cuanto al juego de canales. Hoy, solo te dejaré un par de fotos, pero prometo una entrada especial para Estrasburgo.  

Comer (y beber) en Alsacia

Baeckeoffe
Partamos del hecho de que Francia es más caro, y que especialmente en los vinos se nota el precio. Hay que decir además que en Alsacia, como en todas las zonas turísticas del mundo hay que intentar escapar de los sitios más cercanos a los puntos claves de visita, buscar una plaza alejada de la multitud donde coman los paisanos es la mejor opción, aunque no siempre se consigue, claro. La comida tiene muchas reminiscencias alemanas como el choucroute, esta muy bueno el cocido baeckeoffe (que se hace en unas marmitas que se meten al horno y tienen varios tipos de carnes), aunque los más popular son las tartes flambées o flammekueche, que es muy parecido a la pizza, pero no es igual. A la hora de pedir bebidas, las cervezas están caras con relación a España y la botella de vino de marca básico sube de los 20€ aunque está la opción más barata del vino de la casa, sin etiqueta, de versiones de hasta 50cl, o bien pedir por copas que es una opción a tener en cuenta si luego vas a conducir. El agua te la ponen gratis a no ser que pidas agua mineral o con gas. 

Flammekueche


Y esto es todo, solo darle las gracias, muchísimas, a mis queridos Phillippe y Alicia por su hospitalidad en Colmar.


 


Si te gusta Francia aquí tienes información, al menos de tres grandes regiones 



3 comentarios:

Raúl dijo...

Preciosa zona, aunque no visité todas las poblaciones que mencionas.
Hubo una época en la que visitaba mercadillos navideños por Europa y en mi opinión, como los de esta zona , incluyendo también Basilea, no he visto otros.

Saludos viajeros.

Anónimo dijo...

Hola,
Seguro que con el calor que ha hecho este verano, Alsacia era un destino perfecto para huir de las altas temperaturas. Igual allí también hace calor al mediodía, pero es muy probable que por las noches refresque.

No he estado, pero por las fotos has publicado de las calles, las casas y los canales es muy bonito. Pura lírica arquitectónica.

Gracias por acercarnos Alsacia. Lo apunto en mi gran libreta de deseos viajeros.

Saludos
CarmeLa

Paco Piniella dijo...

La temperatura en Alsacia es normalmente mucho más suave en verano, aunque pueden darse días de calor, pero no comparables con Andalucía por ejemplo.